NACIONAL

Mejía se quedó y rinde

El panameño se siente a gusto y lo demuestra en el arco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mejía. Ante la baja de Esteban Conde, el panameño será hoy el dueño del arco tricolor. Foto: Gerardo Pérez

Con 24 años, Luis Mejía llegó a Nacional cuando Gustavo Munúa era el entrenador, en julio de 2015. El panameño se desvinculó de Fénix para dar un salto en su carrera y ponerse la camiseta de un club grande, algo que siempre había soñado.

El arribo de Mejía se dio con el de Esteban Conde, quien en ese entonces era el elegido para ser titular y así lo fue en la Era Munúa, tanto por Campeonato Uruguayo como por Copa Libertadores.

Munúa dejó Nacional y llegó Martín Lasarte. Conde continuó como el primer arquero durante todo el Campeonato Uruguayo Especial. Mientras tanto, Mejía entrenaba junto a sus compañeros y esperaba su oportunidad.

En diciembre, luego de que Nacional se consagrara campeón uruguayo, Conde se operó y en esa intervención le extirparon un quiste sinovial que tenía en el empeine del pie izquierdo.

Al día de hoy, el golero titular de los tricolores continúa recuperándose de cara al inicio de la actividad oficial.

Esa ausencia de Conde, le abrió las puertas del arco a Mejía, quien disputó los tres partidos que el tricolor jugó hasta el momento en medio de la pretemporada.

El saldo, hasta el momento, es de un solo gol recibido en tres encuentros y muy buenas actuaciones ante Boston River, Wanderers y Olimpia de Paraguay en Asunción.

“Estoy contento, disfrutando de esta oportunidad. Yo desde un principio dije que iba a aportar desde el lugar que me tocara y ahora me está tocando la posibilidad de atajar en estos partidos por la recuperación de Esteban y la estoy tratando de aprovechar al máximo”, le dijo Luis Mejía a Ovación.

Hoy ya con 25 años y próximo a cumplir 26 el 16 de marzo, el panameño fue sondeado por varios equipos del medio local que al ver su inactividad en el equipo titular de Nacional, pensaron en él para contar con sus servicios.

Pero si hay algo que tiene Mejía es seguridad, adentro y afuera de la cancha. Decidió quedarse en el club y no solo está aprovechando su oportunidad sino que además, le está generando un interesante problema a Martín Lasarte, el entrenador que cuenta en su plantel con dos arqueros de muy buen nivel.

“Desde el momento que se comenzaron a hablar muchas cosas acerca de una posible salida siempre dejé en claro que estoy muy contento de estar en Nacional y entrenando muy bien. Obviamente mi situación no es fácil porque no he tenido muchos minutos, pero soy consciente que Esteban está pasando por un gran momento y se lo merece”, explicó el panameño.

Mejía remarcó que se siente muy a gusto en Los Céspedes y aclaró que “estoy tranquilo, trabajando y aportando cosas al grupo que por ahí no se ven porque no estoy jugando mucho, pero siempre lo grupal es muy importante y yo me siento contento por estar acá. Ahora disfruto de esta oportunidad. Me está tocando ser titular y trato de estar al cien por ciento para aprovecharla”.

El panameño contó detalles de la relación con el grupo de trabajo que encabeza Leonardo Romay, pero que tiene además a tres compañeros en el día a día: Esteban Conde, Gabriel Araújo y Federico Silvera. “Hay un grupo muy bueno, en lo deportivo pero principalmente en lo humano. Los tres goleros que trabajamos junto a Leonardo nos llevamos muy bien, hay un ambiente positivo todos los días y eso se ve reflejado en la cancha cuando nos toca jugar a todos”, dijo.

En los tres encuentros que le tocó jugar, Mejía respondió y apenas le han convertido un gol. Eso deja tranquilo al panameño que resaltó el trabajo de todo el equipo: “Si bien es cierto eso y en lo personal estoy contento por mi rendimiento que es gracias a la muy buena pretemporada que venimos realizando, el tema del arco en cero o el que me hayan hecho un solo gol no es por mí solamente, sino también por lo que hace todo el grupo. Estamos sólidos atrás y tenemos una buena mitad de cancha”.
Si bien el presente de Mejía es bueno, ser el segundo arquero de Nacional lo alejó de algo importante: la selección.

Con Panamá, “Manotas” jugó por última vez en el partido por el tercer puesto de la Copa de Oro, el 25 de julio de 2015. Su equipo le ganó por penales a Estados Unidos 3-2 luego de igualar 1-1. Mejía atajó dos y fue clave. “El sueño de volver a la selección siempre está latente. Estoy en un cuadro grande y todos saben lo que rodea a Nacional. Actualmente no tengo continuidad, pero hay otros futbolistas que no juegan en sus equipos y son citados a la selección”.

El 2017 le trajo un buen inicio y ahora, Luis Mejía quiere seguir demostrando su gran nivel en Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)