SELECCIÓN SUB 20

El mediocampo, semillero del gol

Por ahora, los tantos de Uruguay en el Sudamericano los hacen los volantes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gastón Pereiro. El volante de Nacional le anotó a Brasil. Foto: AFP

En dos partidos en el Sudamericano sub 20, la Celeste ha marcado tres goles y todos ellos fueron realizados por los volantes. Mauro Arambarri, en dos ocasiones, y Gastón Pereiro, fueron los que pudieron empujar la pelota a la red.

Franco Acosta y Jaime Báez tuvieron sus chances. Incluso Mathías Suárez y Erick Cabaco, que juegan en la última línea, estuvieron cerca de convertir. Sin embargo, los gritos de Uruguay llegan desde la mitad de la cancha.

Consultado en conferencia sobre el tema, Fabián Coito fue muy claro al respecto: "Un equipo trabaja para que los delanteros hagan goles, pero por ahora se le está dando a los demás. Lo importante es que la pelota entre. No me preocupa que los de arriba no hagan goles, pero sí me gustaría que les toque para que crezcan en confianza".

Báez y Acosta han sido hasta el momento la dupla de ataque elegida por el DT. Se han mostrados movedizos, inquietos y realizando un gran desgaste al bajar unos metros para dar una mano en la marca. El primero cumple una función de pívot: jugando de espaldas, aguantando rivales y haciendo el trabajo sucio. El segundo, abocado más a la velocidad para intentar ganarle las espaldas a los defensas. Vienen cumpliendo una buena tarea, pero no se encuentran con el gol.

"¿Es cierto que le vas a dar la número 9 a Arambarri?", pregunto. "¡Está intratable! No para de hacer goles. Aparte de cabeza, dos goles iguales, entrando como un centrodelantero. ¡Terrible!", responde Báez entre risas.

"La verdad es que estoy muy contento por él y todo el equipo que nos están saliendo las cosas. Lo importante es que la pelota entre y podamos ganar. Ojalá todos sigan haciendo goles. Obviamente me gustaría anotar también, pero estoy muy tranquilo y sé que va a llegar", agrega.

Por otra parte, los volantes. Tanto los que van por afuera como los de contención tienen una fuerte vocación ofensiva. "¿Sos consciente que sos uno de los goleadores del Sudamericano?", le pregunta el periodista a un Arambarri que ya comienza a mostrar una cómplice sonrisa. "¡No! No te voy a mentir que siempre soñás con hacer un gol, pero escucharlo así suena un poco fuerte. Ya me habían hecho bastante bromas el otro día así que ahora me imagino que habrá más", relata entre carcajadas.

Luego, el volante aclara: "Son cosas que las venimos trabajando. Por ejemplo, yo le hago cortina a Mauricio Lemos y entro siempre al segundo palo. La pelota puede caer o no. Por ahora está yendo ahí y esperemos que caiga alguna vez más".

Uruguay gana, por ahora, con los goles de los mediocampistas.

Cinco jugadores están a una amarilla de perderse un partido

En estos dos partidos en los que Uruguay ha cosechado buenos resultados, el saldo negativo esta en la acumulación de amarillas. Son cinco los futbolistas que ya han sido amonestados y corren al borde de la cornisa.

Ante Colombia, el único en recibir una tarjeta fue Rodrigo Amaral en un encontronazo que tuvo con un defensor en una de las últimas jugadas del partido.

Sin embargo, ante Brasil, la Celeste se cargó con cuatro amonestaciones. Erick Cabaco, Guillermo Cotugno, Gastón Pereiro y Mauro Arambarri se sumaron a esta lista.

"Lo de las amarillas es un tema complejo, porque ahora se arrastran hasta la última fecha del torneo. Hay que saber jugar con eso, pero sí es cierto que venimos sumando un número importante de tarjetas", reconoció el propio Fabián Coito.

"La verdad que en este campeonato todos los partidos se pican un poco, pero por suerte los podemos sacar adelante. Adentro de la cancha hay de todo: roces, insultos… Son cosas normales dentro del fútbol y más en un clásico contra Brasil. Tenemos que ser inteligentes en ese sentido", agregó Cabaco.

El último amonestado fue justamente uno de los puntos más altos del equipo, Mauro Arambarri. "Me quedé con un poquito de bronca, porque fue en último minuto de un partido que teníamos ganado. En ese momento justo estaba un poco cansado, había corrido muchísimo, y en esa última jugada decidí ir abajo y le hice foul", expresó el volante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)