NACIONAL

Medina no habla “más de la cuenta” de la altura: “La importancia justa”

Nacional enfrenta a Garcilaso en la primera experiencia del “Cacique” como DT sobre el nivel del mar

Tabaré Viudez. Foto: Marcelo Bonjour
En los pies de Viudez correrá gran parte de la suerte tricolor en ofensiva. Foto: M. Bonjour

A Nacional todavía le duelen los dos puntos que dejó en casa en la primera fecha del Grupo 6 de la Copa Conmebol Libertadores contra Estudiantes de La Plata. Es que esas unidades valen oro y provocan ahora la urgencia tricolor por robar algún punto afuera, porque con ganar los dos partidos que le quedan en casa (Real Garcilaso y Santos) no le bastará para sacar su boleto a los octavos de final.

Tras perder con Santos en Pacaembú, a Nacional le quedan dos alternativas: sacar hoy puntos contra Real Garcilaso o contra Estudiantes en La Plata en la última fecha del grupo. En lo previo, observando dónde es más factible sumar puntos como visitante, todo indica que es en La Plata, porque para los equipos uruguayos históricamente ha sido difícil sumar en la altura y Nacional jugará hoy a 3.400 metros sobre el nivel del mar. En cuanto a los equipos, y jugando en condiciones normales, Estudiantes parece tener más plantel que Real Garcilaso (de hecho lo goleó 3-0 en Argentina), más allá de que tampoco hay que subestimar a los peruanos.

EL RIVAL.

Real Garcilaso, que en la primera fecha venció 2-0 como local a Santos, cambió de técnico. Se fue Óscar Ibáñez, estuvo por tres semanas un DT interino y desde el sábado se hizo cargo del equipo el uruguayo Tabaré Silva. Una de sus principales características es que centra gran parte de su juego en Alfredo Ramúa, el creativo del equipo y quien maneja los hilos del equipo. Es un jugador que le pega muy bien de media distancia. Por otro lado, los incaicos cuentan con Óscar Franco, un centrodelantero de choque y fuerza que tiene buen juego aéreo. Tiene buenos laterales, que se proyectan mucho al ataque, pero que a la vez dejan espacios en el fondo, aspecto que Nacional puede aprovechar.

EXPECTATIVA.

“Es un lugar complicado, estamos a 3.500 metros de altura. No es una excusa, sino una realidad”, expresó Luis Aguiar. “Se habla mucho que yo jugué acá y conozco la altura, pero eso es indiferente porque te puedo ir mal igual”, apuntó.

Medina, en tanto, dijo que “el partido va a ser complicado por el rival y las condiciones de juego. Tratamos de darle la importancia justa y necesaria a la altura; no hablar más de la cuenta”.

Por último, Gino Peruzzi le expresó a Ovación: “Uno siempre quiere ganar, pero sabemos que la altura es muy difícil. Ellos ya están acostumbrados, saben que acá se hacen fuertes, conocen cómo va la pelota, le pegan de todos lados, presionan y le meten ritmo. Debemos ser inteligentes y manejar los tiempos del partido”.

Atención a...

Esteban Conde: la actuación de un arquero a nivel internacional suele ser decisiva y mucho más en un partido de estas características, en donde la altura va a ser un factor extra por la velocidad de los envíos y porque los balones aéreos demoran más en caer.

Alfredo Ramúa: Juega con la 10, es habilidoso, exepriente (31 años) y dueño de una magistral pegada que aprovecha muy bien cuando juega en la altura. Anotó el 2-0 ante Santos con un remate desde unos 30 metros que pegó en el travesaño, bajó y picó adentro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º