FÚTBOL URUGUAYO

Las medidas que la AUF va a ejecutar para reducir los gastos de los partidos

Los neutrales vienen trabajando en una serie de acciones que colaborará de manera efectiva con las arcas de las instituciones profesionales.

Guzmán Pereira y Jesús Trindade en el clásico ante Santiago Rodríguez. Foto: Gerardo Pérez.
Guzmán Pereira y Jesús Trindade en el clásico ante Santiago Rodríguez. Foto: Gerardo Pérez.

El coronavirus está empujando como si fuese un huracán para que los clubes de fútbol se coloquen en situaciones extremas y, en algunos casos, con riesgo de desaparecer. Eso hace que los dirigentes de los equipos se muevan en una sola dirección: reducir los gastos.

Lo que quizás no sepan es que el Ejecutivo de la AUF viene avanzando desde hace un buen tiempo, incluso antes de que la pandemia del COVID-19 golpeara con tanta fuerza, en un paquete de medidas que contribuyan de forma contundente para que el modelo del fútbol uruguayo sea viable. O, en todo caso, manejable.

De acuerdo a la información que pudo recoger Ovación, una semana antes de que se detuviese la actividad deportiva en Uruguay, se había producido una importante reunión en la que prácticamente habia quedado acordado el respaldo de la Policía para instrumentar una reducción de la utilización del personal de las empresas de seguridad privada que tanta erogación le demanda a los clubes.

Si el encuentro entre Jorge Casales y Rafael Peña por la AUF con el Jefe de Policía de Montevideo, Erode Ruíz, se llevó a cabo, es porque desde el fútbol se entiende que hay una exigencia desmedida de seguridad privada sobre el público asistente. En este caso, se acepta que muchas veces el error parte desde el propio equipo locatario que estima una asistencia mayor, lo que en el análisis previo termina originando que concurra un número de guardias más grande. Lo que sucede es que se asigna personal en base al cálculo de gente que se efectúa.

Además, desde la AUF se considera que también es imprescindible evitar la instalación de una zona de exclusión en partidos que no lo ameritan. Sobre esos aspectos se avanzó de manera positiva con el Jefe de Policía de Montevideo y, por si fuera poco, también se abordó el tema del ingreso de los agentes a los escenarios.

Sobre este aspecto, el Director de la Secretaría de Deportes, Sebastián Bauzá, reiteró a Ovación que “la Policía tiene que volver a entrar a los estadios” y reconoció que eso fue hablado oportunamente con Ignacio Alonso, presidente de la AUF, porque una presencia policial colaborará con los clubes para reducir gastos en seguridad.

Un oficial policial transmite una señal más fuerte de contención y orden que un guardia privado. Puede actuar de forma distinta y no es necesario elevar el número de efectivos.

El proceso, en este caso, se inicia con la determinación de la AUF de reducir la guardia privada, transmite el tema a la Secretaría de Deportes y luego se trata con el Ministerio del Interior.

cifras

Datos sobre la organización de partidos

90 mil pesos por la cuarteta arbitral
Es lo que tienen que pagar los clubes por partido a la cuarteta arbitral. Y a eso se le deben agregar las leyes sociales.


10 mil pesos por un encargado de puerta
Un encargado de puerta de personal de recaudación entre haberes y leyes sociales le cuesta a un club 10 mil pesos.

110 mil pesos pierden por partido
Plaza Colonia tiene un déficit por partido de U$ 110.000 y paga gastos que otros clubes no tienen en Montevideo.


45 mil dólares
Es lo que podía dejar de ganancia la visita de un equipo grande a uno de los estadios de los equipos en desarrollo. Con un dólar a 30 pesos. El resto puede dejar algo si el rival va bien.


45 mil pesos salario mínimo
Los instituciones de Primera División están limitadas en las retribuciones de los futbolistas profesionales. El salario mínimo es de unos U$ 45.000 por lo que la cuota de TV no alcanza para pagarlos.


180 mil pesos en seguridad
La organización de un partido en Cerro Largo le demanda al club unos U$ 200.000 en gastos totales. Cuando se recibe al grande se paga U$ 180.000 exclusivamente en seguridad, a lo que se le deben sumar los demás gastos.

El otro tema que la AUF tiene muy bien encaminado y que colaborará con la economía de los clubes que lo quieran aplicar es el de la venta de localidades. El neutral Casales informó a Ovación que la AUF tiene “muy avanzada una aplicación para sacar entradas. Si los clubes quieren podrán utilizarlo porque no se pagará ningún porcentaje por su venta. La plataforma ya está casi terminada, lo que falta es facilitar la utilización. Después de ingresados los datos, además, el sistema le avisará al aficionado la fecha del próximo partido”.

En la Asociación saben que hoy existen acuerdos comerciales de algunas instituciones con distintas redes de pagos y cobranzas, pero esta aplicación se pondrá en marcha porque también ayudará a los equipos para reducir los gastos.

Asimismo, a la hora de peinar todos los gastos que tiene el espectáculo, el Ejecutivo sabe que hay más rubros que entran en juego, pero en ese caso se trata de aspectos en los que hay que instalar negociaciones con los involucrados.

Las fórmulas para mitigar los costos del personal de recaudación y los árbitros se están manejando y es un hecho que habrá decisiones en ese sentido, porque la situación económica del fútbol cambiará en el mundo y no solo en Uruguay, y todos los sectores tendrán que aceptarlo para que la máquina funcione y lentamente comience a dejar la crisis atrás.

hora de decisiones

Cambios para volver a jugar

Los clubes entienden que la actividad no puede retornar si no se aplican una serie de cambios que permitan reducir de manera relevante las erogaciones que demanda la organización de un partido oficial del Campeonato Uruguayo. Los números antes de la crisis económica generada por el COVID-19 ya eran insostenibles, ahora aseguran que se convierten en amenaza real de superviviencia institucional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados