COPA LIBERTADORES

En Medellín la localía se escucha

Daniel Sánchez recordó que en 1989 los despertaron con “bombas que no eran las de Navidad”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Atletico Nacional

Motos, autos, camionetas y camiones. Todo medio sirvió para inundar las calles de Medellín de verde y blanco el lunes por la mañana. Más de 5000 hinchas del verdolaga se reunieron en el Atanasio Girardot y desde ahí partieron al centro de entrenamiento del club a presenciar la última práctica abierta del equipo.

La ciudad vibra por Atlético Nacional y busca volver a festejar tras 27 años. La edición de 1989, única Libertadores en las vitrinas verdolagas, se conquistó en Bogotá y en un clima hostil, ya que Pablo Escobar se encontraba en su auge y la inseguridad reinaba en Colombia.

El último encuentro de esa Copa que se disputó en Medellín fue el de semifinales ante Danubio. Tras igualar 0-0 en Uruguay los locales jugaron una final en casa y de esa forma la vivieron.

"El partido se hizo fácil porque de arranque se pusieron 2-0, pero era un clima especial", relató Daniel Sánchez, titular en Danubio entonces.

Desde el día previo los cafeteros hicieron sentir su localía y molestaron en la concentración. "A medianoche y cerca de las cuatro de la mañana sentimos dos bombas, pero fuertes, no las que sentís en Navidad. No da miedo, pero si molesta", contó el exjugador.

Luego, en el estadio antes del encuentro, nuevamente los hinchas intentaban intimidarlos. "En lugares que no debían, aparecían fanáticos con banderas".

Juan Antonio Bava, árbitro de aquel partido, contó tiempo después que en el hotel aparecieron hombres armados, supuestamente de Escobar, y les dejaron dinero y los amenazaron de muerte. Si bien contó que no aceptó, Sánchez se asombró. "En aquella época se decía que podían pasar cosas así, pero eso lo confirmó", dijo.

Los tiempos cambiaron, pero en Medellín los hinchas juegan.

URUGUAYOS.

Entrenadores - Seis charrúas desde 1989.

En 1988, Nacional conquistó la Copa Libertadores y fue el último uruguayo en conseguirlo. Desde entonces se han disputado 27 ediciones del certamen y en seis oportunidades ha habido un entrenador uruguayo en la definición. Pablo Repetto, al mando de Independiente del Valle, se convertirá en el séptimo uruguayo e igualará a tres compatriotas. Sergio Markarian en 1997 al mando de Sporting Cristal, Diego Aguirre en 2011 con Peñarol y Ever Hugo Almeida en 2013 con Olimpia dirigieron una final. Luis Cubilla lo hizo en tres oportunidades: en 1989, 1990 y 1991 dirigiendo a Olimpia. El saldo es negativo, ya que solamente en 1990 un charrúa logró el título.

Repetto no quiere ver ayudas.

En la previa el DT de Independiente realizó una declaración especial, ya que dijo que espera que a los locales "no los favorezcan como hicieron en la mayoría de la Copa. No lo digo yo, lo dicen los técnicos que los enfrentaron", aunque justificó que por algo están en la final.

Un mano a mano con la Copa.

Los hinchas de Atlético Nacional tuvieron su encuentro con la Copa, aunque esperan que no sea el último de 2016. En el Instituto de Recreación y Deportes de Medellín se exhibió el trofeo y cada hincha hizo más de 45 minutos de cola para verla diez segundos y tomarse una foto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)