cAMPEONATO URUGUAYO

"Me quiero quedar"

“No fue fácil”, dijo Da Silva, que al referirse a su futuro, respondió: “Si dependiese de mí, sigo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Da Silva celebra el tanto de Marcel Novick. Foto: Ariel Colmegna

Lágrimas. Abrazos, festejos. Y el clásico “¡dale campeóonnn dale campeónnnn!”, que retumbó en las paredes de ese túnel teñido de amarillo y negro que conducía al camarín de Peñarol. Las palabras, brotaron como por arte de magia en medio de la euforia y la alegría.

“Fue un semestre duro, difícil. Y el partido fue duro, como lo preveíamos y había que darlo vuelta. No jugamos bien. Nos costó entrar una forma, lograr un estilo de juego, pero salimos adelante. Logramos el objetivo en un año muy importante para la institución porque podíamos darle al club el título 50, en un año donde también se inauguró el Estadio. No fue fácil, pero lo logramos. Si dependiese de mí, sigo. Tengo contrato hasta diciembre de 2016. Yo dije que si no era Campeón Uruguayo me iba, porque dirigiendo a un equipo grande no hay otra opción. Si se decide que no siga, estaré muy agradecido al club por la posibilidad que me dio y haber logrado dos campeonatos uruguayos, algo que me llena de orgullo”, dijo un emocionado Jorge Da Silva.

Respecto al partido en sí, en entrenador aurinegro señaló que “el equipo estaba bien. No cometió errores, pero en el segundo tiempo entramos un poco más, no digo relajados, pero no tuvo la misma agresividad, la misma presión. Llegó el gol de Plaza y fue un balde de agua fría y ahí rescato la entereza del grupo de no bajar los brazos de ir a buscar el partido. Y lo sacamos adelante con mucha actitud”, agregó.

“Dentro de la alegría del campeonato, el dolor enorme por la lesión de Marcel (Novick). Vamos a estar cerca de él. Un jugador que se brindó 100% por el equipo”, indicó.

“Polilla” no se olvidó de su antecesor, el entrenador que ganó el Apertura: “Pablo (Bengoechea) y su cuerpo técnico también es responsable de que Peñarol sea campeón”.

“Feliz por todo el grupo, no fue un año bueno y fácil para ellos. Fueron criticados. Son conscientes que hoy tenían que mostrar toda su jerarquía y capacidad y lo hicieron”, dijo Da Silva. A su lado, Darío Rodríguez también estaba emocionado: “Feliz, agradecido a Polilla que me hizo participe de este momento. Agradecido a los dirigentes por aceptar eso. A los jugadores por la entrega a pesar de los momentos difíciles que nos tocó vivir. A la familia de los jugadores que de alguna manera tuviera que soportar las criticas. A Pablo Bengoechea, al Caballo, a Turren, que son parte de esto pero por esas cosas del fútbol hoy no estáán”, agregó Darío.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)