ENCUESTA EL PAÍS

“Me inicié acá y es un honor recibir el premio en esta tierra”

Para Marcelo Gallardo la entrega de premios de la encuesta “América le responde a El País” fue una noche de reencuentros. Sobre todo porque el que le entregó el trofeo fue Ricardo Alarcón, el expresidente de Nacional quien se la jugó por darle su primera oportunidad como entrenador

Marcelo Gallardo en los premios de la Encuesta El País
Foto: Gerardo Pérez

-Cuando Alarcón hizo aquella locura de darte tu primera oportunidad de dirigir, ¿te imaginabas que a los pocos años ibas a ser el mejor técnico de América?

-Eh... Bueno, en aquel momento uno recién arrancaba. Si bien uno se estaba preparando, fue sorpresivo, significó muchísimo. Fue sorpresiva la confianza que me dieron en un equipo grande como Nacional. Fue mi primera experiencia y una gran experiencia. Y después era prepararme para otras posibilidades porque después que me fui de Nacional estuve dos años sin trabajar. Fue un momento para parar, para reflexionar y después de ahí vino todo lo demás. Esta gestión, que ya lleva casi cinco años, es una continuidad con esta directiva y un club que se ha desarrollado en estos años con una gran intensidad.

-¿Qué cosas aprendiste de ser entrenador en Nacional?

-Yo siempre digo que me recibí de entrenador no haciendo el curso, sino ejercitándome en Nacional. Fue una gran experiencia para mí en todo sentido porque no es lo mismo ser jugador que entrenador. Y yo me recibí de entrenador en Nacional.

-No debe haber sido fácil pasar a dirigir a tus propios compañeros rápidamente...

-Eso fue una apuesta muy grande, pero tanto yo como mis excompañeros sabíamos la clase de personas con la que íbamos a tratar y eso facilitó todo. Yo los conocía como personas y como jugadores y ellos a mí. Las reglas siempre fueron claras y el respeto muy marcado, eso fue una gran ventaja para mí.

-Desde que sos entrenador siempre habías estado cerca de ganar la encuesta pero no se te había dado. ¿Qué significa este premio de El País para vos?

-Varios me llamaron para felicitarme por la designación. Estuve bastante desenfocado y no estaba muy pendiente porque estaba de vacaciones y me empezaron a llamar amigos. Para mí es un honor muy grande porque me inicié acá y porque termino recibiendo este premio en esta tierra. Agradezco a todos los que me han dado ese voto de confianza, pero uno termina ganando no por lo que hace en un torneo sino que es en base a todo el trabajo que se viene haciendo en River en muchos años.

-Ahora que han pasado algunos años, ¿qué es lo mejor que tenés como técnico?

-No me gusta hablar de mí porque creo yo que tengo algunas virtudes y algunos defectos. Siempre intento no hablar de mí porque no me sale.

-Bueno, al revés: ¿Qué tenés que mejorar o qué te falta?

-El camino siempre te da la posibilidad de crecer, así como los malos momentos, que en el fútbol son muchos. Uno se queda con las conquistas, con el éxito, pero los malos momentos en esta etapa como entrenador siempre me han fortalecido. En el fútbol los momentos de alegría son muy pocos y yo soy un agradecido porque que mi corta carrera se haya presentado de una forma que tal vez no es normal. He sido competitivo en todos los años que llevo como entrenador. Y eso se logra con una buena calidad de trabajo y con buena gestión, no solo mía como cabeza del cuerpo técnico, sino con todos los que me rodean, sobre todo los jugadores. Este premio no es para mí sino para los equipos que yo conformo, para mi grupo de trabajo, que es excelente y los grupos de jugadores que hemos tenido, y que hemos ido renovando año tras año.

-¿Cómo recibiste la decisión que tuvo que tomar Mora?

-Rodrigo es un chico al que adoro, al que quiero muchísimo, al que valoro como futbolista y más como persona. Hemos vivido muchas cosas juntos. Hemos tenido la posibilidad de estar cerca de él desde lo humano más que desde lo profesional. Esto que le pasó ha sido muy triste pero no es de ahora. En estos momentos tomó la decisión porque no podía soportar más lo que estaba viviendo. Nosotros ya entendíamos que esto en algún momento iba a suceder. Hace un año, cuando él volvió a jugar, se logró una especie de milagro por sus características físicas, por su capacidad mental. Por su fortaleza mental pudo volver a jugar, pero sabíamos que tenía fecha de vencimiento. Ahora lo quiero apoyar en lo humano, quiero estar cerca de él.

la selección

“Se me descartó”

“Dirigir la selección es uno de los deseos que uno como entrenador tiene. Es un deseo y un desafío muy importante, pero creo que las cosas se dan cuando se tienen que dar, no hay que forzarlas. Siempre se me ha relativizado con la selección. Nunca nadie me ha demostrado que realmente me quería. Al yo manifestarme siempre de acuerdo a lo que pensaba sobre todo el proceso de selección, que lo veía muy mal, es como que se me descartó. Yo soy de los que ve cosas y las dice. Y aparte creo que puedo dar una opinión para que las cosas mejoren”.

El “Muñeco” quedó en la historia

Marcelo Gallardo llegó a River Plate en 2014 con el augurio de hacer el recorrido que terminó haciendo, pero seguramente nunca se imaginó que le iba a salir tan bien.

Es que el “Muñeco” acumuló nueve títulos como director técnico de la banda roja y aunque la Superliga la tiene en el debe, ganó torneos tanto locales como internacionales.

En 2014, Gallardo ganó la Sudamericana. En 2015 consiguió la Recopa, Libertadores y Suruga Bank. En 2016 alzó la Recopa y la Copa Argentina, que la repitió en 2017, mientras que en 2018 alzó la Copa Libertadores y la Supercopa Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)