ENTREVISTA

"Me duele cuando los critican, siempre hay críticas"

En Argentina, con motivo del Día de la Madre de este domingo, entrevistaron a Nelly Arcosa, la mamá de Carlos Sánchez y Nicolás De la Cruz.

Nicolás De la Cruz y Nelly Arcosa, su madre.
Nicolás De la Cruz y Nelly Arcosa, su madre. Foto: @nicodelacruz10

Nelly Arcosa fue la mamá perfecta para un homenaje en el Día de las Madres en Argentina. Desde Olé hablaron con la que no solo es la madre de Nicolás De la Cruz, actual jugador de River, sino también de Carlos Sánchez, ahora en Santos pero con gran pasado en el "millo".

Nelly tiene diez hijos, entre ellos los dos futbolistas profesionales. También por ellos tiene 22 nietos e incluso 12 bisnietos. Se define como futbolera y defensora de sus hijos.

"Soy muy futbolera, pero fue difícil (dejarlos solos) porque ni estudios tienen. Ninguno de los dos terminó la secundaria, tienen primaria completa. Cuando Nicolás empezó a jugar al fútbol le arreglaban los horarios para que pudiera ir al liceo; los tiempos le daban bárbaro, pero no querían estudiar", comentó Nelly en la nota con el diario argentino.

Además describió a sus hijos desde cómo eran en su inicio. "Nicolás siempre fue de organizar todo en la cancha, parecía el técnico. Había padres que se enojaban porque les daba órdenes a sus hijos, él tiene mucha visión de juego. Lee las jugadas, lo lleva en la sangre. Carlos mejoró más cuando estuvo en Godoy Cruz y en River le decían el hombre de los cuatro pulmones, el fútbol de allá es más rápido que el de Uruguay. Eso a veces les cuesta, pero después que agarran la mano ya está. Ahora Nicolás empezó a mostrar un poco más su juego, tiene más confianza, pero le costó la adaptación porque es distinto el fútbol".

Las críticas es lo que más le cuesta. Desde el fútbol de inferiores está acostumbrada a lidiar con ellas, aunque en una vez no aguantó más. "Me duele cuando los critican. Me pasaba mucho cuando los iba a ver al Liverpool, siempre hay críticas. Los chicos me decían que no me pelee con la hinchada, pero una vez una madre estaba criticando a mi hijo y yo salté como loca. Saltas enseguida. Me he aguantado bastantes en general, pero una vez en inferiores me acuerdo que fuimos a verlo a Nicolás cuando jugaba para el Liverpool contra Nacional y mi hija se peleó con un señor mayor porque le estaban gritando al hermano. Yo trato de aguantar porque sé que a ellos no le gusta", comentó.

Pero ahora que el mayor de los dos hijos futbolistas está en la selección es un orgullo. "La verdad que yo siempre estuve convencida de que él iba a tener un lugar en la selección. No hay nadie que levante los centros como él, no es porque sea mi hijo, pero él pone los centros en la cabeza como ninguno".

También a la hora de diferenciarlos le costó, aunque describió algunas de las características de cada uno. "Son jugadores distintos, Nicolás es completo en el sentido de que marca y distribuye y Carlos no es muy marcador. Puede tener una pelota y ganarla, pero no es tan marcador como Nicolás. Nicolás puede tirar un centro y ponértelo en la cabeza como el hermano, que es su ídolo y por eso lleva muchas cosas de él. Es más completo. Lleva la pelota, la pelea, la pasa a los compañeros. De chico siempre hacía los pases de gol, y yo le decía ¡Pero no hagas siempre el pase, hace vos el gol! ¡Haces todo el trabajo y después la pasas!", admitió.

Eso sí, ante la pregunta "¿qué es ser madre?" hecha por la periodista, sostuvo: "Tenemos que ir aprendiendo paso a paso, yo tuve que aprender a los 16 años (cuando nació su primer hijo). Nos equivocamos. Yo me he equivocado mucho, al tener tantos es difícil. Ahora me lo reprocho porque dejé a algunos de lado. Hice lo que pude y tal vez me equivoqué, porque tampoco lo podía dejar solo a Nicolás porque era más chico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)