ENTREVISTA

“Me fui muy chico; siempre se está pensando en volver”

Gastón Brugman nació hace 24 años en Rosario, Colonia. Y cuando aparecía como una de las promesas en la formativas de Peñarol se fue libre a Italia.Tenía 15 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Darwin Borrelli

- Otra vez por Montevideo. ¿No hay nostalgia ni deseos de volver?

- Y sí... uno siempre tiene latente ese sentimiento y por más que ya llevo muchos años, y estoy adaptado a la vida en Italia, el paisito, tira. Y los amigos, eso es lo que más se extraña: los amigos.

- Con todo lo que se habla hoy de las salidas de los juveniles desde las formativas, recuerda a tu caso...

- Sí, escuchaba y leía, y tiene muchos puntos en común. Yo era muy chico, tenía 15 años, y no tenía contrato. Un empresario me llevó a Italia, y para mí, para mi familia, fue algo impensado. El Empoli después le pagó a Peñarol los derechos de formación, pero como se armó tanto revuelo por el pase, ese hecho quedó en segundo plano.

- ¿Te sorprendió que te citaran a las selecciones juveniles o no?

- Sí, porque me tocó irme joven, muy joven, pero se vio claramente que hay un seguimiento a los futbolistas que estamos en el exterior. Fueron experiencias increíbles, jugar por la selección uruguaya, es lo máximo.

- Sub 15, Sub 17 y hasta una preselección Sub 20...

- Sí, sí... estuve con Fabián Coito y muchas veces con Tabárez en cancha. Es inexplicable lo que significa para un jugar estar ahí, es increíble. Jugué Sudamericanos y el Mundial Sub 17 de Nigeria en 2009.

- En algún momento se habló del Pirlo uruguayo...


- Es cierto!... el diario TuttoB me bautizó el Pirlo del Pescara. Fue una de mis mejores temporadas, aunque en el Palermo, creo que fue la mejor, cuando estuve a punto de pasar al fútbol español. El Villarreal y Atlético de Madrid habían hecho sondeos y parecía que se hacía el pase. Pero me lesioné, y se cayó todo. Volví al Pescara, y sigo ahí. Es un club bárbaro.

- ¿Fue difícil llegar solo a los 15 años a Italia?

- Costó. Pero al principio fueron mis padres y mi hermana. Y lo que son las cosas, mi hermana se quedó. Estudia arquitectura en Roma.

- Tu pase le cambió la vida a la familia.

- Hubo que cambiar, pero por suerte, todo ha salido muy bien. Yo estoy readaptado a la vida, estoy cómodo, muy a gusto.

-¿No pica el “bichito” de volver?

- Y... se extraña. Pero yo tengo claro que estoy en plenitud y que hay tiempo para todo. El que está afuera siempre piensa en volver, y más cuando se tuvo la oportunidad de jugar en la selección. ¿Quién no querría jugar en la mayor? Yo siempre lo digo, es una sensación única... y la ilusión siempre está. Hay que trabajar, entrenar y jugar, sé que existe un seguimiento muy riguroso a quienes estamos en el exterior.

- ¿Qué te agregó el estar hace tantos años en el fútbol italiano?

- Mucho... aprendí y aprendo mucho todos los días. Empecé como volante por izquierda, pasé a jugar como enganche y ahora estoy como cinco definido, con la responsabilidad de salir jugando con la pelota desde el fondo, tratar de armar el fútbol.

- ¿Como lo hizo Federico Valverde en la Sub 20?

- Sí... igual. La misma función. Eso ha cambiado en Italia. Se busca salir desde atrás con buen pie, con la pelota bien jugada, y eso me ayudó por la técnica y el manejo de pelota que ya tenía. Soy el encargado de darle equilibrio al equipo.

- ¿Hasta cuándo en el Pescara?

- Tengo contrato hasta 2019. Estoy bien, muy a gusto, me encanta la ciudad, pero uno nunca sabe lo que puede pasar. Ya me tocó salir, jugar en el Palermo, y casi se dio la transferencia a España. Veremos qué pasa en este período de pases.

- ¿Vivís mismo en Pescara?

- No, en Montesilvano, cerca, pero sobre la playa, es una ciudad chica pero increíble, muy linda, muy tranquila. Yo estoy readaptado a la vida, a las costumbres, a todo. Lo que extraño más son los amigos, esos que siempre están, porque por más que uno se relacione, no es lo mismo. Amigos son los amigos...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)