PORTUGAL

"Maxi" Pereira: "Tuve la posibilidad de fichar por Peñarol, hubo desajustes y no fui" 

El lateral, que lleva seis meses sin jugar, aseguró que está "loco por jugar" y que no quiere ser entrenador luego del retiro.

Maximiliano Pereira, junto a Jorge Barrera, Guillermo Varela y Cristian Rodríguez. Foto: @JorgeCBarrera.
Maximiliano Pereira, junto a Jorge Barrera, Guillermo Varela y Cristian Rodríguez. Foto: @JorgeCBarrera.

Hace seis meses que Maximiliano Pereira no juega. Finalizó su contrato con Porto en junio y hasta el momento sigue sin club aunque manifestó que "mi carrera no ha terminado, estoy loco por jugar".

En una entrevista con el portal "MaisFutebol" de Portugal, el lateral habló de las posibilidades que tuvo durante estos seis meses, de las chances de arribar a Peñarol, de su paso de Benfica a Porto, la selección uruguaya y de muchos detalles de la carrera de 13 años que desarrolló en el fútbol luso.

Desde que le tocó abandonar Porto a mitad de año "he estado trabajando con dos entrenadores de fitness para estar preparado tan pronto como llegue una oferta".

De hecho, ofertas no le faltaron aunque no se pudieron concretar: "Desde Boavista hablaron con mi representante y hubo ofertas desde Arabia y Catar. El técnico de Río Ave habló directamente conmigo, pero estaba esperando un poco qué pasaba con Peñarol".

Precisamente sobre la vuelta al fútbol uruguayo aseguró: "Tuve la posibilidad de fichar por Peñarol, pero hubo algunos desajustes y por eso no fui".

Foto: @FCPorto
Foto: @FCPorto

Si de algo está seguro el "Mono" es que no se quiere retirar aunque "pensé que iba a pasar poco tiempo sin jugar, pero han pasado los meses y ahora me está costando cada vez más despertarme e ir a entrenar con mi entrenador. Intento motivarme, pero es difícil. Quiero que aparezca algo en enero. Si no aparece... la vida continúa y tengo que comenzar a ver otra opción de fútbol".

¿Entrenador? "No, entrenador de un equipo profesional no. No me atrae nada. Cuando comencé a jugar, mis colegas y entrenadores mayores eran figuras respetadas en el vestuario. Me acostumbré a eso. Esto ahora no sucede, los futbolistas más jóvenes comienzan a ganar dinero demasiado pronto y se distraen con otras cosas. Para mí, como entrenador, hoy me resultaría difícil entender esta mentalidad en el fútbol".

"Maxi" vivió un momento que puede ser complicado para cualquier jugador de fútbol que pasa por moverse de un grande a otro, en este caso de Benfica a Porto y sobre eso manifestó: "Mi corazón es más del Porto. Me hicieron sentir muy bien aquí, mis hijos se identificaron más con el club porque vinieron a los cuatro años. Cuando jugué en el Benfica todavía eran muy pequeños. Ahora están disfrutando, los amigos son casi todos portistas y viven como portistas. Estamos muy agradecidos con la gente de Oporto. Respeto al Benfica, pero nuestro corazón recae en el Porto".

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.
selección

"Somos 3 millones, pero hicimos cosas hermosas"

"Tuve mucha suerte. Comencé con Jorge Fossatti en la selección y luego tuve al maestro Tabárez que siempre me dio mucha confianza", expresó el jugador que jugó cuatro Copas América -una que incluso ganó-, tres Copas del Mundo y 125 partidos con la selección mayor.

"Somos tres millones, pero hicimos cosas hermosas, aunque ganar la Copa del Mundo es difícil con Alemania, Portugal, Italia, Inglaterra, Francia, Argentina o Brasil. En Uruguay vivimos para el fútbol, ​​tal vez porque hay mucha gente necesitada. El fútbol es la solución para muchas familias. Somos gente dura y eso hace la diferencia. La selección nos mueve mucho y me siento privilegiado de haberlo vivido todo. Jugar una Copa del Mundo es lo más hermoso que me pasó en mi carrera", expresó.

Maximiliano Pereira en el entrenamiento de la selección uruguaya en el Complejo Celeste. Foto: Nicolás Pereyra
Maximiliano Pereira en el entrenamiento de la selección uruguaya en el Complejo Celeste. Foto: Nicolás Pereyra

Pese a que agregó: "pero mira cómo son las cosas: estaba en el Mundial y porque no estaba jugando estaba triste. No lo estaba disfrutando", en referencia a la Copa del Mundo de Rusia en 2018.

"El técnico apostó por Guillermo Varela y luego jugó Martin Cáceres y Diego Laxalt. No jugué en absoluto. Llegamos hasta los cuartos de final donde perdimos 2-0 contra Francia. Podría haber jugado al menos un juego para mostrar cómo estaba. Estaba triste, por supuesto", sentenció el lateral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados