PEÑAROL

Mauricio Larriera: "El 'Morro' García era un muchacho bárbaro, a mí me ayudó mucho"

El técnico aurinegro, que informó que le crearon una cuenta falsa suya de Instagram, dijo que rechaza las "redes cloacales" y que no quiere contaminarse de la "industria mediática".

Mauricio Larriera. Foto: Marcelo Bonjour.
Mauricio Larriera. Foto: Marcelo Bonjour.

Mauricio Larriera, técnico de Peñarol, aprobó la medida de la Mutual Uruguaya de Futbolistas de suspender la actividad deportiva para tener una jornada de reflexión en señal de duelo por el fallecimiento de Santiago “Morro” García. Y recordó al exfutbolista con cariño porque era "un hombre niño" y "un muchacho bárbaro". Además, reconoció: "A mí, particularmente, me ayudó mucho".

Para el conductor de Peñarol la jornada de reflexión “es una muy buena iniciativa, con más razón porque yo tuve una relación muy cercana con Santiago y el día que me enteré de lo que pasó me impactó muchísimo".

Al comienzo de su diálogo con Vamos que Vamos (94.7 FM y 1050 AM), Larriera recordó la aparición del "Morro" en Nacional, cuando él integró el cuerpo técnico junto a Gerardo Pelusso. "Tuvo un debut con 17 años y fue impresionante lo que hizo Santiago por aquellos tiempos. Era un hombre niño, se mostraba con una experiencia en los movimientos y en el día a día era un muchacho bárbaro. En 2009 él aparece con goles importantes que dieron títulos o con el gol contra Palmeiras que valió la clasificación a la semifinal de la Libertadores, siendo tan chiquito".

El entrenador fue aún más atrás. "Tengo muchos recuerdos. Lo conocí porque iba a ver siempre a la Quinta división que dirigía Gustavo Bueno que tenía a Mauricio Pereyra, Sebastián Coates, Maximiliano Calzada, Facundo Píriz. El ‘Morro’ era el 9 de ese equipo".

El actual entrenador de los aurinegros también evocó su pasaje por Argentina, cuando se juntó con el "Morro" en Mendoza. "Después llego a Godoy Cruz, diez años después, y ahí era más maduro, un referente, era el capitán del equipo; la verdad que nos ayudó mucho en la adaptación a Mendoza, al equipo. Era muy querido Santiago allá, hizo goles importantísimos como siempre, en la hora, penales. Tengo un recuerdo muy lindo de él porque a mí particularmente me ayudó mucho".

Mauricio Larriera en Godoy Cruz
Mauricio Larriera en Godoy Cruz. 

"Me impactó lo que pasó. Si bien sabía que estaba un poquito bajoneado porque siempre estuve en contacto con gente del Tomba, nunca pensé que podía terminar así y nadie se imaginó que podía terminar así, porque sino desde el punto de vista humano se le hubiese protegido de otra manera. Un final espantoso", narró con tristeza Larriera.

Al ingresar en el tema de los agravios que suelen recibir los futbolistas en las redes sociales, Larriera no ocultó su rechazo a las mismas porque muchas veces son mal utilizadas, las calificó incluso de “redes cloacales” y hasta reveló que alguien generó una cuenta de Instagram falsa que se hizo pasar por él.

Destacó que como conductor se preocupa mucho por el aspecto humano de los futbolistas. “Siempre estoy arriba del jugador desde el punto de vista humano. El futbolista puede cometer errores pero yo tengo un ida y vuelta interesante y no por eso pierdo autoridad con el futbolista. Tampoco digo que soy querido por todos los futbolistas porque siempre va a haber gente que no esté de acuerdo”.

“Llegué a Peñarol y estoy con la misma tesitura, no ando con el palo abajo del brazo. Tengo una relación transparente y de mirar a los ojos a los futbolistas porque siempre digo que esta es una actividad humana. Ver llorar a David Luiz en el Mundial de Brasil como un chiquilín chico frente a las cámaras mostró la cara humana de este deporte que se ha transformado en una industria. Y ahí está el error. Fue impresionante. Ahí se vio al futbolista famoso, popular y rico a corazón abierto, demostrando que somos seres humanos, que a todos nos llegan las cosas. Por eso opté por estar alejado de las redes sociales. Es más, con todo respeto, no leo, no escucho, no me quiero contaminar. Estoy disfrutando el día a día y tratando de hacer lo mejor y lo que está en mis manos para ganar todo lo que sea posible para Peñarol. Esto lo digo con mucho respeto porque creo que la profesión del periodista es muy respetable como cualquiera, pero cuando entra a tallar la industria mediática ya es otra cosa”.

A la "industria mediática" Larriera le hincó el diente porque "hay algunos intereses y se opera". Debido a ello, y porque hoy está "en un club en el que seguramente hay gente operando de diferentes lados", aseguró que no va a contaminarse con eso. "Yo llegué a un lugar por méritos propios, así se entienda que no hay méritos, yo no maté ni robé a nadie para llegar a donde estoy y esa es una de las cosas que me tiene más feliz, porque llegó incluso por medio del gerente deportivo con el que no teníamos prácticamente relación. Prefiero no contaminarme”, sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados