TORNEO CLAUSURA

Mauricio Larriera encontró el sistema para que Peñarol rinda, gane y sueñe con el título

El entrenador movió sus piezas, probó, acertó, erró y ahora pretende que los engranajes sigan funcionando en la recta final de la temporada. 

Mauricio Larriera. Foto: Marcelo Bonjour.
Mauricio Larriera. Foto: Marcelo Bonjour.

"No me aferro al 1-4-2-3-1. Creo que por momentos vamos a jugar 1-4-3-3, 1-4-4-2 o incluso 1-4-2-4. Lo más importante acá es lo que se llama la superioridad cualitativa: la jerarquía y la calidad del futbolista, algo que hoy en día es determinante”. La frase de Mauricio Larriera es de enero. Llevaba una semana de entrenamientos en Peñarol, pero ya tenía claro las pretensiones para con el equipo carbonero.

En entrevista con Ovación, el entrenador floridense no se inclinó por un solo sistema de juego y todos los que mencionó, ya los utilizó en apenas 12 partidos oficiales en el club mirasol.

Pero a medida que fueron pasando los encuentros, el técnico movió sus fichas, probó, acertó y erró, pero se fue inclinando por una formación que tal parece ser, llegó para quedarse como la del 1-4-4-2.

Si bien en diferentes pasajes de otros juegos Peñarol ya había mostrado ese sistema, desde la novena fecha del Torneo Clausura, el equipo dio un vuelco importante en su rendimiento y también en los resultados.

El aurinegro suma 10 partidos sin perder, pero de los últimos cuatro, ganó tres y empató uno.

Y un aspecto a tener en cuenta más allá del sistema es el rendimiento de los jugadores en ese esquema adoptado por el entrenador. En el partido frente a Wanderers de la novena fecha, Larriera puso a Giovanni González como volante por la derecha y le dio la titularidad a Juan Acosta, quien cumplió con creces y no salió más del equipo ya que demostró por qué el club lo fue a buscar a fines de 2019.

Mauricio Larriera en un entrenamiento de Peñarol. Foto: Prensa Peñarol.
Mauricio Larriera en un entrenamiento de Peñarol. Foto: Prensa Peñarol.

Ese 1-4-4-2 le permitió al mirasol tener un mejor rendimiento defensivo: en las últimas cuatro presentaciones solo le anotaron dos goles.

El doble-cinco tuvo en Walter Gargano una figura de relevancia, pero acompañado también por Jesús Trindade y en otros casos por Agustín Álvarez Wallace, quien viene creciendo y responde cada vez que le toca jugar.

Vale destacar también los buenos rendimientos de Fabricio Formiliano y Gary Kagelmacher en la zaga central y el aporte de Joaquín Piquerez, tanto en la marca como en la faceta ofensiva: lleva cuatro asistencias en lo que va del Torneo Clausura.

Pero como por si eso fuera poco, el gol, el gran problema de Peñarol en el Campeonato Uruguayo 2020, llega. Y llega con gritos de sus delanteros: si no aparece Matías Brtios, lo hace Agustín Álvarez Martínez, quien está con la pólvora seca. Y si no son ellos, salen a escena Facundo Torres o el goleador David Terans.

El sistema va de la mano con el funcionamiento y en este caso, con los resultados. Mauricio Larriera probó, analizó su plantel y fue moviendo piezas. En los últimos partidos y tal como suele repetir él mismo, dio en la tecla.

Ahora, en la recta final de la temporada, el floridense buscará seguir por ese camino, pero ya encontró un sistema que le da a Peñarol buenos resultados.

DE CARA AL SÁBADO
El festejo de David Terans. Foto: Leonardo Mainé.
¿Sigue Terans o vuelve Giovanni?
Próximo partido:Sábado a las 19:00 horas
Rival: Plaza Colonia en el Estadio Campeón del Siglo.

De cara al partido de este sábado frente a Plaza Colonia en el Estadio Campeón del Siglo desde la hora 19:00 Mauricio Larriera tendrá que resolver quién juega como titular en la mitad de la cancha ya que Giovanni González está habilitado ras cumplir con un partido de suspensión y David Terans, quien había ingresado por “Gio”, fue clave en la victoria frente al Montevideo City Torque. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados