CAMPEONATO URUGUAYO

Matías Zunino, el peregrino que llegó a Nacional y lo llevó a la cúspide

Se inició en Danubio, no encontró lugar, pasó por varios clubes, se reconvirtió, arribó al tricolor y anotó el gol que valió el título 2019 nada menos que en un clásico.

Matías Zunino
Matías Zunino festeja su gol, el que valió el título para Nacional. Foto: Leonardo Mainé.

Nacional celebra su título número 47 del Uruguayo. Venció 1-0 a Peñarol en la semifinal, hizo pesar su imposición en el Clausura y la Tabla Anual y le cortó la posibilidad de ser tricampeón a su tradicional rival. Lo hizo con un gol de un futbolista de bajo perfil, pero muy importante en el plantel: Matías Zunino.

¿Cuál es la posición del futbolista de 29 años (20 de abril de 1990)? Nadie lo sabe a ciencia cierta, porque su polifuncionalidad lo ha transformado en ese "bombero" al que los técnicos recurren cuando necesitan cubrir una posición, potenciarla o bien sorprender con su posicionamiento táctico.

Zunino debutó en 2010 en Danubio, donde hizo las divisiones formativas. Jorge Giordano, hoy gerente deportivo de Nacional, fue quien lo ascendió a Primera División, aunque jugó únicamente el partido de su debut durante ese 2010.

Matías Zunino
Matías Zunino en Danubio. Foto: Archivo El País

No tuvo tanta participación como él mismo se imaginó con la camiseta de la franja. Fueron apenas 28 partidos los que disputó a lo largo de seis temporadas. Cuando Leonardo Ramos era entrenador de la franja decidió prescindir de él, por lo cual se buscó nuevos horizontes. Allí empezó su peregrinaje.

Sud América fue su primer destino, cedido a préstamo. Allí disputó 10 juegos por el Clausura y comenzó a ganar confianza. Retornó a Danubio, donde volvió a jugar poco y decidió marcharse definitviamente.

Matías Zunino
Zunino defendiendo a Sud América. Foto: Archivo El País

El Tanque Sisley le abrió las puertas. Fueron dos temporadas (2014-2015) y allí se ganó un nombre. Pasó a jugar unos metros más arriba, como volante por cualquiera de las dos bandas, y a convertir goles, el más importante el primero que le convirtió a Peñarol, precisamente al equipo ante el que había debutado en Primera con la franja.

Matías Zunino
Matías Zunino con la camiseta de El Tanque Sisley. Foto: Archivo El País

Juan Tejera, técnico de Defensor Sporting en el Clausura 2016, le puso el ojo y se lo llevó al violeta. Allí definitivamente se asentó y comenzó a ganar protagonismo como un volante con marca, dinámica, relevo, sentido táctico, llegada y gol.

Matía Zunino
Defensor Sporting, el club de la explosión de Zunino. Foto;: Archivo El País

En Agosto de 2017 dio el gran salto y llegó a Nacional para disputar el Torneo Clausura. Se transformó en habitual titular en todos los torneos y en pieza fundamental por su polifuncionalidad. A tal punto ocurrió esto que los últimos dos clásicos, el del triunfo 2-0 sobre Peñarol que definió el Clausura y el de este domingo que significó el título, jugó como segunda punta por detrás de Bergessio y convirtió el gol que valió la corona 2019.

Matías Zunino, el peregrino que comenzó en Danubio y llegó a ser el héroe de Nacional, es campeón uruguayo por segunda vez, porque integró el plantel de la franja coronado en 2014 pero no estuvo cuando el plantel recibió la copa porque se había marchado a Sud América. Ahora sí la alzó, la besó y la disfrutó. Ante Peñarol, aquel frente al que debutó e hizo su primer gol que hizo ruido y al que le anotó el gol más importante de su carrera para llevar y llegar a la cúspide con Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)