AMÉRICA RESPONDE

El 2019 fue el año de Matías Viña y lo coronó como el mejor de Uruguay

Se asentó en Nacional, fue campeón con el tricolor y llegó a a la selección, pero cree que siempre se puede seguir mejorando.

Matías Viña con el premio a mejor jugador del Campeonato Uruguayo 2019. Foto: Leonardo Mainé.
Matías Viña con el premio a mejor jugador del Campeonato Uruguayo 2019. Foto: Leonardo Mainé.

Con los pies sobre la tierra, y con solo 22 años, Matías Viña disfruta de lo que fue su año, porque sin duda lo fue. Es que el jugador de Nacional jamás podrá olvidar una temporada que sin dudas marcará su carrera en el fútbol profesional.

Se hizo habitual en el lateral izquierdo de Nacional, salió campeón del Uruguayo con los tricolores y como si eso fuera poco llegó a la selección mayor, méritos más que suficientes para que los periodistas lo consideraran como el mejor jugador de Uruguay en la encuesta América le responde a El País.

“Muy contento porque son premios individuales en los que hay que resaltar el grupo y agradecerles a ellos, porque si no fuera por ellos no podría haber conseguido esto. A mi familia y a mis amigos que me apoyaron porque fue un año muy complicado donde arrancamos muy mal, pero lo pudimos culminar de la mejor manera”, expresó Viña mientras cargaba en sus brazos el premio.

Más allá del gran año de Viña, a nadie escapa que es difícil que un defensa gane este tipo de premios aunque la virtud del lateral estuvo en “el desdoble porque me sentí muy cómodo con todos los compañeros con los que jugué. El ida y vuelta fue algo fundamental durante todo el año y me sentí muy cómodo”.

Matías Viña en Los Céspedes donde se siente como en su casa. Foto: Leonardo Mainé.
Matías Viña en Los Céspedes donde se siente como en su casa. Foto: Leonardo Mainé.

Un dato a tener en cuenta es que el lateral de Nacional se hizo con 35 de los 54 votos de los periodistas uruguayos lo que representa el 62% de los mismos marcando una amplia diferencia sobre el resto.

“Cuando empezó el año yo sentí que este tenía que ser el mio, porque me estaba costando bastante y tenía compañeros que se habían consolidado en Primera o que habían salido al exterior, pero traté de prepararme de la mejor manera y terminó siendo un año donde tuve continuidad, donde me dieron la confianza y donde traté de dar lo mejor”, agregó el nacido en Empalme Olmos.

Es que en 2018 las cosas no le salieron y no tuvo la continuidad esperada en Nacional jugando solo cuatro minutos en el año aunque “fue un año de aprendizaje donde me ayudó a cambiar la cabeza y tratar de entrenar de la mejor manera”.

Si algo se le destacó a Viña durante el año, no solo fue su faceta defensiva, sino sobre todo su llegada al ataque lo que estaba bien aceitado gracias a Gutiérrez: “Álvaro siempre nos hablaba a los laterales que subamos siempre uno a la vez, tratemos de ser prolijos. De ir, insistir en ofensiva pero tratar siempre de cuidar la parte defensiva”.

Matías Viña en Los Céspedes donde se siente como en su casa. Foto: Leonardo Mainé.
Matías Viña en Los Céspedes donde se siente como en su casa. Foto: Leonardo Mainé.

Y con la incursión ofensiva llegaron los primeros goles: “En el Apertura hice contra River, fue lindo por el hecho de hacerlo en el Parque y con la camiseta de Nacional significa un poco más y después los otros llegaron muy rápido y fueron en pocos partidos. La insistencia, el ir, el intentar terminar las jugadas es lo que ayuda y aunque no es mi labor se disfrutan bastante”.

Al ser consultado sobre qué compañeros lo ayudaron durante el año Viña duda por no querer olvidarse de nadie y aunque hace referencia al “Chory” Castro y a Luis Mejía destaca al “Palito” Pereira que era su “competidor” pero que “es un hombre de experiencia que me ayudó y con el que se generó una sana competencia y también una gran amistad que disfrutamos”.

Todos esos detalles ayudaron no solo a que Viña tenga una mejor actuación, también que lo haga todo Nacional que obtuvo el título del Campeonato Uruguayo y que fue el gran broche de oro para la temporada del lateral izquierdo: “Fue increíble por cómo veníamos, aunque nosotros teníamos las cosas claras y que los objetivos eran ganar el Clausura y la Anual y por suerte se dio así. Lo lindo de tener las finales contra el tradicional rival da un plus, porque era lo que veníamos peleando desde que arrancó el año”.

La gran temporada de Viña dejó su propia vara muy alta, aunque el propio jugador cree que “hay muchas cosas para mejorar. Siempre las hay. Trato de mirar los partidos después de que los juego para ver los errores y las virtudes y aprender de ellos”, considera quien demostró disfrutar con alegría, pero con mucha cautela el hecho de ser el mejor de Uruguay en 2019.

SELECCIÓN

Viña pasó de Nacional a la Celeste sin escalas

Con tanto jugador de calidad en el plantel, no es sencillo para un jugador del fútbol uruguayo ganarse un lugar en la selección mayor, pero a fuerza de grandes rendimientos, Matías Viña lo consiguió y cumplió el sueño de estar en la Celeste.

Los antecedentes de Viña con la camiseta de Uruguay eran buenos teniendo en cuenta que ya la había defendido en otras ocasiones y donde se destacó logrando el Sudamericano Sub 20 2017 y también participando del Mundial de la categoría.

Pero pisar el Complejo Celeste alrededor de grandes jugadores de élite no fue lo mismo para un Viña que la consideró “una experiencia muy linda que se pudo disfrutar bastante”.

Matías Viña
Matías Viña con la selección frente a Hungría. Foto: AFP

“Es algo que soñás desde chico y estar rodeado de esos jugadores de tanta experiencia que te permiten aprender algo en cada entrenamiento es increíble”, manifestó quien hizo su estreno en la victoria ante Costa Rica en uno de los amistosos disputados en septiembre.

Pero la chance no fue de una sola vez, sino que Viña ya acumula seis partidos con la selección mayor y dejó una gran impresión que le permitió ganarse la titularidad en cuatro de ellos y ser bien considerado para lo que viene.

Respecto a lo que se vendrá, el lateral mantiene la tranquilidad pero sabe que participar de las Eliminatorias y de la Copa América que se disputará en 2020 sería una linda oportunidad. “Es una ilusión que tengo como la que puede tener todo jugador para tratar de estar ahí y pelear un lugar”, expresó Viña y además consideró que “tengo que jugar acá (en Nacional) porque es importante para ganarse un lugar ahí”.

Como sucede cada vez que ingresa un nuevo jugador en el plantel celeste, Viña fue muy bien recibido por sus compañeros de la selección donde “se acercaron muchos a hablarme y entre ellos Tabárez y obviamente trato de escuchar y aprender como hay que hacerlo siempre en la vida”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados