CERRO LARGO

Matías Tellechea le anotó a Nacional y quedó en la historia

Nada cambió para el volante de Cerro Largo tras el gol a los tricolores: “soy muy perfil bajo. Todo tranquilo como siempre, unas pocas llamadas y nada más”.

Cambio
Cambio. Matías Tellechea entra por Teliz. Esta temporada lleva 21 partidos jugados: en once fue titular y en los diez restantes ingresó del banco. Foto: Gerardo Pérez.

Matías Tellechea ingresó a los 66’ del partido frente a Nacional disputado el domingo pasado en el Gran Parque Central. Entró por Bruno Teliz, quien tuvo que salir lesionado. Pero los 24 minutos que el volante fernandino estuvo en la cancha le alcanzaron para quedar en la historia.

Por primera vez Cerro Largo le ganó a un equipo grande en Montevideo, en este caso a Nacional en el mismísimo Gran Parque Central. Y el gol de la victoria lo hizo Matías Tellechea.

Sin embargo, la vida del volante no cambió tras su importante conquista. “Todo muy tranquilo, como siempre. Unas pocas llamadas y nada más. Lo mío es muy perfil bajo”, dijo Matías, quien de todos modos reconoció que el que le hizo a los tricolores fue el más importante de su carrera.

“Se podría decir que sí, porque ese gol le dio el triunfo a un club que nunca le había ganando a un grande en su cancha. No sé si quedé en la historia, no lo veo por ese lado, sino por el de mis compañeros que hicieron un partido bárbaro. El gol me quedó a mí, pero todos se merecían el triunfo. Los que jugaron, los que estuvieron en el banco, los que no viajaron”, afirmó quien estaba seguro cuando erró el primer gol que iba a tener otra chance.

Hoy vive su tercera etapa en Cerro Largo. “Estoy contento por el club, después de estar tanto tiempo uno el va a agarrando cariño. Y sobre todo por el grupo que se merece lo que está viviendo. Acá hay muy buenos jugadores, pero sobre todo buenas personas. Por el cuerpo técnico. Y también por la gente del pueblo que nos ha apoyado mucho”.

Tras jugar en Atenas y en River Plate, su única experiencia en Montevideo en 2010-2011, llegó a Cerro Largo y de allí se fue a Brasil. Estuvo un año y medio en Botafogo. “Entrenaba con el primer equipo y jugaba en la reserva. Y luego estuve en el Luziânia jugando el Estadual y la Copa de Brasil. Fue una experiencia que me dejó mucho. Aprendí mucho. Es otro fútbol, otra dinámica y otra infraestructura. Aprendí cosas que acá no se hacen o allá se trabajan de distinta manera. Fue todo para sumar”, contó quien luego regresó a Deportivo Maldonado y posteriormente a Cerro Largo.

WANDERERS. Los arachanes reciben mañana a Wanderers en el Ubilla, donde se han hecho muy fuertes. “Va a ser un rival difícil, pero vamos a tener que afrontarlo como hicimos con Nacional para llevarnos los tres puntos. Soñamos con cosas grandes, pero queremos ir partido a partido. Nos quedan seis finales, la primera es con Wanderers. Tenemos que ganar para reafirmar lo de Nacional. Si no ese triunfo va a quedar suelto en el aire sin servir de mucho”, explicó Tellechea, que considera que su fuerte es el ida y vuelta.

“Intento llegar al área rival, al segundo palo o desbordando. Y ayudar en la marca. Una de mis mayores virtudes es el ir y venir constantemente durante los 90 minutos”.

MELO. Tras tres etapas en Cerro Largo está acostumbrado a vivir en Melo y le sienta bien. “Como soy perfil bajo me gusta mucho Melo. Es una ciudad tranquila, no anda mucha gente, no hay mucho ruido y hay pocos autos. Yo prefiero eso al barullo de Montevideo o de Rio, cuando estaba en Botafogo era una locura. Necesitaba una o dos horas para ir a cualquier lado. Es una ciudad hermosa y fue una gran experiencia, pero a mí me gusta más la tranquilidad”.

El volante está en pareja, pero su novia, Juliana, vive en Montevideo donde estudia psicología. “Es bueno por un lado, pero también se complica porque te pueden analizar siempre”, bromeó. “Estar lejos no es fácil. Cuando jugamos en Montevideo y tenemos libre al otro día me quedo y si ella tiene algún libre en la Facultad se viene”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)