ENTREVISTA

Matías Pérez encontró la manera de demostrar lo que viven los jugadores

La idea le daba vueltas en la cabeza hace años. Lo pudo plasmar en el documental “Camino a un sueño” que refleja el día a día del Salus FC.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

"Al principio fue raro. Resultaba difícil tener una cámara adelante. Luego nos acostumbramos y volvimos a ser nosotros mismos. Y eso fue lo bueno”, dijo Germán Rosas, uno de los jugadores de Salus, que participa en el documental “Camino a un sueño”, que ya se emite por Directv Sports en seis países.

Germán tiene 24 años y tras pasar por varias instituciones, recaló en Salus, un club que según contó es muy especial. “Soy del barrio, de Nuevo París, y conocía al club. Vine para ver como era y me sentí cómodo enseguida. Salus en un club al que siempre vas a querer volver. No sé cómo explicarlo, pero tiene como una magia”, agregó Germán que espera con ansias, al igual que sus compañeros que comience el torneo de la C.

La idea de mostrar cómo es la vida de un futbolista, la verdadera, la que se vive lejos de las marquesinas de las grandes ligas, le daba vueltas en la cabeza a Matías Pérez hace tiempo. “Quería mostrar la otra cara del fútbol, lo que vivimos nosotros y cómo cuesta llegar. Qué hacemos aparte de ser futbolistas, lo que no se ve del fútbol y que me parece que la gente quiere saber. Era algo que venía pensando pero me frenaba un poco porque yo sigo jugando y no lo podía plasmar. Pero conocí a Elsa Levrero, que tenía una idea parecida y se había reunido con el ‘Zurdo’Andrés Lamas. Ella quería filmar a un jugador desde que se levantaba hasta que se acostaba y contar su historia. Entonces nos juntamos y nació ‘Camino a un sueño’, que es la vida del club Salus y de sus jugadores más allá de la pelota”, explicó Matías.

“Es mostrar lo que yo he vivido, lo que han vivido mis amigos. Me siento muy identificado y me emociona. Es mostrar que la vida de un jugador no es ideal, que tiene problemas y que vive realidades que nadie conoce cuando te ven en la cancha el fin de semana. Y también explicar un poco nuestra idiosincracia y por qué salen tantos jugadores de un país tan chico y con poca gente. Y cuál es la garra charrúa. Muchos jugadores profesionales se ven reflejados en los chiquilines de Salus, porque ven cosas que ellos ya vivieron”, relató Matías.

Esta noche se puede ver el segundo capítulo a las 21 horas en los canales 610 y 1610 de Directv Sports. “Camino a un sueño” llevó un año de filmación con Salus, un equipo que enseguida se prendió a la idea. “Es un club que tiene las características que buscábamos y calza justito para el proyecto. Gente laburadora, de familia y de barrio. Pasamos por muchos filtros, pero hoy es una realidad”, añadió el lateral izquierdo. “Salus es socio en el proyecto, a medida que se recibe el apoyo de sponsors tanto el club como los jugadores reciben una parte. O sea que se ven beneficiados. Lo más importante son los jugadores y el club. Ellos son los protagonistas y lo que se cuenta es su vida real. No hay actores, es la vida de los jugadores de un cuadro de la C, que trabajan o estudian o trabajan y estudian y se juntan de noche para entrenar. Se filma lo que pasa realmente”.

LA DIPUTADA COLORADA

El verdadero amor le llegó gracias al MUQN

Conoció a Valentina Rapela, hoy su pareja, en la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, un día en que los “Más Unidos que Nunca” fueron a plantear su situación durante el paro del fútbol. Rapela es diputada del Partido Colorado e integra la Comisión de Deportes, actualmente es la presidenta. “Ese fue el primer día que la vi. Después le escribí muy correctamente, hasta que llegó la invitación a tomar un cafe. Del café pasamos otro día a una cena. Hoy es mi pareja y estamos muy felices. Es La historia de amor para mí. Tenemos cosas parecidas, ella llegó hasta donde está por esfuerzo y trabajo. Nadie le regaló nada. Y en eso me siento identificado”, contó Matías. “Ella dice que quedó impactada el día que me conoció por la forma en que defendía la posición de los ‘Más Unidos que Nunca’. Notó cómo defendía a mis compañeros y hasta hablé de mi familia. Por eso creo que me abrió una puertita. Los chiquilines me joroban y me dicen que el movimiento me trajo cosas muy importantes”.

Matías es, además de uno de los ideólogos, el productor del documental. Y cuenta con un equipo integrado por Elsa Levrero, Facundo Cabrera, Leonardo Gualtieri, Rossana Hunzinker y Juan Gonet, los dos últimos son de Cardona como él. “Yo transmito mis experiencias como futbolista, indico por donde se puede ir, después los chiquilines lo muestran de una manera increíble”, explicó. “Es una puerta que se abrió y me gusta mucho. No sé hasta donde puedo llegar con esto. Es recién un primer proyecto, pero se han abierto otras puertas que están relacionadas y me entusiasma, porque yo ya estoy cerca del final de la carrera. Antes el fútbol ocupaba el 100% de mi vida, ahora ocupa un 60%. Y ese es un mensaje que también intento dar: el futbolista no se debe conformar con ser sólo futbolista, puede dedicarse a estudiar, hacer una carrera, o a otras cosas. En el fútbol la carrera es corta y pasa muy rápido”, afirmó el hoy futbolista de Atenas de San Carlos.

“Desde que comenzó este proyecto he pasado por tres clubes. Yo no me quedo quieto y a los 32 años ya no es lo mismo que cuando era más joven. Cuando llegué a Atenas me quebré el dedo gordo del pie y eso me sacó de seis o siete partidos. Ahora ya estoy bien. Viajo todos los días a San Carlos a entrenar. Somos cinco los que vamos de Montevideo y nos turnamos para manejar. Trato de explotar mi tiempo de la mejor manera posible”, contó quien además tuvo últimamente mucho trabajo porque es una de las caras visibles y uno de los que más se ha identificado con el movimiento “Más Unidos que Nunca”.

AYUDAR A LOS DEMÁS.  Matías se crió en Peñarol y defendió doce camisetas en su carrera. Llegó desde Cardona a los 13 años. “Era muy chico pero como siempre había soñado con ser jugador de fútbol, no me importaba nada. A veces mi madre me obligaba a volver a Cardona, aunque fuera por unas horas porque jugábamos los domingos en formativas y el lunes a las ocho entraba al liceo”, contó sobre sus inicios.

“Lo mejor que me pasó en la carrera fue conocer mucha gente, gente muy importante en el fútbol como Paolo Montero o Ruben Capria, con quienes compartí equipo en Peñarol. O poder tener hoy un ida y vuelta con Diego Godín, con Diego Lugano, con Luis Suárez, sobre todo por ‘Más Unidos que Nunca’. Lo más sagrado que me queda de la carrera son los amigos y la gente del fútbol”, aseguró. “Peñarol fue muy importante para mí porque vine muy chico y me abrió las puertas. También Danubio, un club en el que jugué en cuatro diferentes etapas y al que le tengo un gran cariño”.

Tanto con “Más Unidos que Nunca” como con “Camino a un sueño” y también con “Futbolistas sin club”, Matías descubrió su vocación de servir y de hacer algo por los demás. “Futbolistas sin club”, es una cuenta de Twitter y Facebook, idea de Matías para ayudar a los jugadores que están sin club y que entrenan por su cuenta, donde se publican todos sus datos y videos de sus partidos y jugadas. “Es que de repente un jugador está dos años jugando en Guatemala y vuelve y nadie sabe que está libre”, explicó. “Más de 200 jugadores han conseguido trabajo con esa exposición. Nos llaman técnicos y representantes de muchos países”, añadió.

“Lo que más me gusta es hacer algo por los demás, es lo más importante para mí. Como en ‘Más Unidos que Nunca’ que fue un despertar del futbolista. Es hermoso hacer algo por los compañeros”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)