FÉNIX

Mathías Acuña tuvo la mejor despedida

El goleador fue de las figuras de Fénix en el Uruguayo y ayer su mejor exponente, sin dejar de sacrificarse. Podría dejar el club y en lo que pudo haber sido su último partido dejó al equipo en Primera. "El cariño que le tengo al club es lo que me retiene un poco", afirmó.

Mathías Acuña en Fénix
Foto: Marcelo Bonjour

Desde que llegó Juan Ramón Carrasco, Mathías Acuña no volvió a jugar de delantero centro. Apenas llegó “JR” fue suplente, pero a base de rendimiento se volvió a ganar el lugar.

“Fénix tuvo huevo, mucha hambre, gloria. Dejamos todo”, tiró el segundo goleador del club (7) en el año. “Jugamos como se juega una final. Veníamos jugando así todos los partidos anteriores, entró y por eso se nota más. Hubo partidos donde teníamos chances, hemos creado mucho. Ahora me cuentan que el segundo gol no estoy en offside, si te hacen un gol en la última y te empatan... son pila de cosas que no nos han ayudado mucho. Ahora es una fiesta, ganamos 2 a 1 y nos quedamos en Primera”, agregó.

Y como la pelota no entraba, el “9” terminó sufriéndolo. “Es un estrés tremendo que tengo desde el partido de Wanderers (fecha 8). Me han aparecido dolores por todos lados que yo nunca he tenido, pero es el estrés que te causa saber lo que te estás jugando, nada menos que la permanencia, todos los días”, le afirmó a Ovación el autor del 1-0.

Pero al estar lejos de la posición de centrodelantero tenía que cumplir otros roles. “Estoy a la orden del equipo”, sostuvo. “Si el grupo necesitaba que yo corriera, que metiera, que trancara y me tirara de cabeza yo lo iba a hacer, porque era por los compañeros y por mí”. Pero al inicio (16’) tuvo su recompensa y volvió al gol (segundo en el Clausura), el de la tranquilidad “para manejar el partido, para ir diferente, para calmar un poco las aguas”. Y quizás su último gol en Fénix. “Terminar así y lograr lo que se necesitaba te da más alegría. Puede ser mi último partido acá en Fénix y creo que me merecía irme de esta manera”, tiró el número 29.

“Uno siempre quiere mejorar en lo económico, pero el cariño que le tengo al club es tremendo y capaz es lo que me retiene un poco. Me queda un año más de contrato, pero hay cláusulas que hacen que pueda salir”, explicó Acuña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)