PABLO BENGOECHEA

Una materia pendiente

Bengoechea va por ganar su primer clásico como entrenador; lo espera desde que terminó el último, en la final del Campeonato Uruguayo 2014-2015.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

Pablo Bengoechea ya no calza los cortos. No patea tiros libres, no habilita a sus compañeros con pases milimétricos ni define un partido desde el punto penal. Esta tarde el "Profesor" dirigirá su quinto clásico como entrenador y espera salir victorioso por primera vez.

"Hemos perdido clásicos amistosos, empatamos el del torneo Clausura y en la famosa semifinal que si bien la perdimos, el clásico no terminó por inconvenientes que creó nuestra hinchada que también es parte del club. Desde que terminó ese partido, todos los que seguimos aquí estamos pensando en el próximo. Por suerte ya queda muy poco", dijo Pablo Bengoechea refiriéndose a sus antecedentes clásicos como técnico, muy diferentes a los del futbolista.

Es que, como el propio riverense admitió, aún no ha podido ganar un partido frente al tradicional adversario. Lleva cuatro jugados, tres perdidos y uno empatado. "Vivimos estas horas previas pensando en esa gran oportunidad que tenemos", afirmó Bengoechea, quien sin embargo aseguró que no haber podido ganarle todavía al rival de todas las horas, no significa ninguna presión para él. "Soy la misma persona, no nací cuando asumí como técnico en Peñarol. He vivido muchos clásicos", enfatizó.

"Los jugadores son los que marcan el partido. Hemos trabajado para intentar hacer un gran clásico y haciéndolo uno tiene más chances de ganar".

Peñarol llega con dos puntos más que Nacional al partido más importante, pero el camino de Bengoechea hasta alcanzar la punta en solitario, no ha sido fácil. Estuvo en la cuerda floja varias veces y recibió los insultos de la misma gente que lo idolatraba. Fue discutido no sólo cuando su equipo cayó derrotado (lo más duro fue la goleada que le propinó River Plate en la séptima fecha), sino que también fue blanco de críticas cuando su equipo ganó los tres puntos, como frente a Danubio y Rentistas. Sin embargo, el "Profesor" nunca perdió la tranquilidad y siempre respaldó a sus futbolistas. Fuera cual fuera el clima que se vivía afuera de Los Aromos.

Esta semana fue tranquila. Bengoechea planificó los entrenamientos previos al clásico como siempre. Dejó ver las prácticas, incluso la de fútbol semanal (como hace siempre) y no cerró las puertas hasta el viernes.

El "Profe" la tiene clara y no se le mueve un pelo. Pero esta tarde necesita ganar y no sólo porque de hacerlo dará un gran paso hacia el título.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)