CLÁSICO SUSPENDIDO

“Estamos matando a la pasión”

Damiani dijo que había cosas mucho más importantes que los puntos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Situación. Juan P. Damiani se dirige al vestuario de los árbitros, cuando aún no se había suspendido.

Tras haber participado de la reunión en el vestuario de los árbitros en la que se decidió suspender el clásico, el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani, se trasladó al vestuario aurinegro, donde estuvo un buen rato acompañado de otros directivos.

Cuando finalmente salió se excusó con los periodistas que lo esperaban. “Nos vamos a reunir en el palco y luego hablo con ustedes”, dijo el titular carbonero, que se veía triste y cansado.

La reunión de los directivos en el palco duró casi dos horas. Se escuchaban las voces de los diferentes consejeros. Damiani y Barrera eran los que más hablaban. En un momento se vio que el presidente hizo una llamada y puso el altavoz de su teléfono para que todos sus compañeros pudieran escuchar lo que se decía.

Luego, Damiani confirmó que había hablado con el presidente de la AUF, Wilmar Valdez y le había pedido que llamara a una reunión urgente de su Consejo Ejecutivo.

“Creíamos que había que dar señales rápidamente. Si yo fuera presidente de la AUF, hubiera citado enseguida al Comité Ejecutivo, porque lo que sucedió fue muy doloroso y muy grave”, afirmó el presidente Damiani.
“Yo creo que sería sano fijar el partido para el miércoles, para bajar los decibeles y seguramente se jugará a puertas cerradas como sugirió el jefe de policía. Nosotros queremos jugar en la cancha, y el equipo estaba muy bien para jugar. Nosotros queremos deportividad, pero somos responsables de esta pasión. Todo esto es muy lastimoso. Esto empeoró mucho últimamente. Valdez me dijo que iba a hablar con sus compañeros”, explicó Damiani.

Luego fue consultado sobre la posición del presidente de Nacional, José Luis Rodríguez, quien dijo que no era justo que el clásico se jugara a puertas cerradas por la forma en que se había comportado la parcialidad tricolor. “La deportividad está en jugar los partidos, pero a esta altura me interesan otras cosas más importantes que dos puntos o tres puntos. Y este no es un problema sólo de Peñarol, lo tiene Peñarol, lo tiene Nacional y lo tiene la sociedad”, enfatizó Damiani.

“Estuvimos intercambiando ideas”, contó el titular carbonero sobre la reunión en el palco. “Esto es muy triste. En los últimos días no se hablaba de quien iba a jugar de lateral o de número 9. Lamentablemente, eran más famosos la gente de la Comisión de Seguridad de la AUF y del Ministerio del Interior, o el pulmón que los jugadores. Se decía que prácticamente no se podía pasar por el Parque Battle. ¿Hacia donde estamos yendo?”, se preguntó. “Estamos matando al fútbol. Yo tengo cuatro hijos y todos van a la tribuna Olímpica, hoy no vinieron”, dijo Damiani.

“El jefe de policía nos dijo que no estaban dadas las condiciones para jugar el partido y que desalojar la tribuna Amsterdam podía generar algunos costos que nadie quería asumir. Después de lo que pasó en Santa Lucía, cuando falleció este chico, yo dije que no estaban dando las condiciones para seguir jugando. Y el tiempo nos ha dado la razón. Estamos hablando de los puntos y de si se juega o no, y hay cosas mucho más importantes”, agregó Damiani.

Respecto a si sentía que se le había dado un trato diferente a las dos hinchadas por parte de la policía, respondió: “Yo no quiero decir eso, pero evidentemente hay cosas que no me gusta como se están desarrollando. Como todo esto de la Olímpica, del pulmón. Primero que no, después que sí, para que se vendieran 700 entradas. Estamos matando al producto señores, estamos matando al producto y a la pasión”, dijo. Y se fue.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados