TORNEO apertura

Se fue masticando bronca

El "Cebolla" Rodríguez tuvo minutos y lo hizo de gran manera, pero Peñarol no salió del cero en su visita ante Liverpool.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Fernando Ponzetto.

La pelota anduvo más en la cancha de arriba que de abajo. Fue de un lado a otro, sin que nadie la parara y pensara unos segundos. Ni Peñarol ni Liverpool tuvieron creación, y esa es, en parte, la razón de ese cero gigante que se dio en Belvedere.

Empezó algo mejor el visitante, después mejoró el local al influjo de Aprile en el mediocampo, y terminó el primer tiempo más cerca de la apertura.
Hubo una incidencia clave: una “plancha” de Gastón Rodríguez a Gonzalo Freitas que el árbitro Oscar Rojas castigó con tarjeta amarilla y era para expulsión. A partir de ahí, jugó regalado...

Peñarol salió pisando fuerte y dominó al inicio. Liverpool tardó bastante en plantarse en la cancha, en ‘encontrarse’ como equipo, y cuando lo hizo, complicó a los aurinegros con pelotas frontales para Royón, una de las figuras de esos primeros 45 minutos.

El punta negriazul fue escurridizo, tuvo al paraguayo Villalba y al “Cachila” Arias a mal traer. De hecho, tuvo un par de jugadas que pudieron terminar en gol, igual que un cabezazo de Cantera. En todas, respondió muy bien Guruceaga.

Peñarol se mostró aguerrido, fuerte, pero sin creación. Llegó cuando funcionó la sociedad que por derecha armaron Nández y Petryk. Por ahí complicó al dueño de casa, y por esa banda, se crearon las chances que desperdiciaron Cavallini y Gastón Rodríguez.

El empate no se rompía por ningún lado. Menos con ese ida y vuelta que propusieron ambos equipos, porque fue a puro corazón, con buen ritmo, pero sin ideas.

Leo Ramos movió sus piezas. Y Peñarol mejoró. Principalmente, en la generación de fútbol con la entrada del “Cebolla” Rodríguez, pero no le alcanzó. Le faltó tiempo, y muchas veces, claridad, porque el lacacino dejó de cara al arco a Junior Arias (otra de las variantes) y De Amores le ahogó el grito de gol. Fue de las pocas en ese segundo tiempo que creció en emoción y se hizo de arco a arco, con chances para ambos.

Liverpool se animó un poco más, quizás entusiasmado por los espacios que dejaba Peñarol en el fondo cada vez que se iba en busca de la apertura.

Hubo un gol anulado a Royón por offside (a los 61’) en una decisión muy fina, casi milimétrica, y otro, a los 77’ pero esta vez, un metro adelantado.
Peñarol tuvo sus chances cerca del final, cuando ya jugaba con diez por expulsión de Nández.

Dibble probó desde afuera del área y De Amores sacó al córner, y en ese tiro de esquina, después de varios rebotes, Petryk estrelló un derechazo en el caño negriazul.

El cero fue inamovible. Hubo mucha entrega, pero poco fútbol.

LIVERPOOL 0-0 PEÑAROL

Estadio: Belvedere.

Árbitro: Óscar Rojas. Asistentes: Nicolás Tarán y Marcelo Alonso. Cuarto árbitro: Federico Arman.

Liverpool: G. De Amores, A. Rodales, F. Mallo, F. Platero, C. Almeida, F. Martínez, C. Latorre (54' I. Ramírez), G. Freitas, G. Aprile, M. Cantera (72' C. Sención) y N. Royón. DT: M. Saralegui.

Peñarol: G. Guruceaga, H. Petryk, I. Villalba, R. Arias, L. Hernández, L. Nández, M. Novick (69' N. Dibble), G. Pereira, M. Mier (62' C. Rodríguez), G. Rodríguez (60' J. Arias) y L. Cavallini. DT: L. Ramos.

Amarillas: 23' G. Rodríguez (P), 58' G. Aprile (L), 63' I. Villalba (P). 63' I. Ramírez (L), 73' G. Pereira (P), 80 N. Nández (P),89' N. Nández (P).

Roja:89' N. Nández (P).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados