españa

"Masche" aceptó un año de cárcel por fraude y pidió sustituirla por multa

El jugador argentino del Barcelona Javier Mascherano aceptó una condena de un año de cárcel por defraudar 1,5 millones de euros de Hacienda y pidió a la Audiencia de Barcelona que le suspenda la pena de prisión o se la sustituya por una multa de 21.600 euros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mascherano

En una sentencia "in voce", la sección octava de la Audiencia de Barcelona condenó al jugador a un año de cárcel en un juicio que duró apenas diez minutos y en el que Mascherano aceptó el año de cárcel que pactó con la Fiscalía y la Abogacía del Estado, tras devolver a Hacienda la suma defraudada.

La sentencia condenó a Mascherano a un año de cárcel por dos delitos contra la Hacienda pública en los ejercicios de los años 2011 y 2012 y le impuso una multa de 815.000 euros, además de la prohibición de obtener subvenciones públicas e incentivos fiscales mientras dure la pena.

La defensa de Mascherano, ejercida por los abogados David Aineto y Diego Artacho, pidió al tribunal que le sustituya la pena de prisión impuesta por otra multa de 21.600 euros, un mecanismo que facilitaría la cancelación de los antecedentes penales del futbolista, y si no es así que lo libre de entrar a la cárcel.

La Fiscalía apoyó la petición de la defensa, pero no así la Abogacía del Estado, que aceptó que se suspenda la entrada en prisión del futbolista -por carecer de antecedentes y ser la pena inferior a dos años- pero se opuso a que se le conmute por la multa de 21.600 euros que plantea la defensa.

Carta de Masceherano.

Por medio de la presente quiero aclarar algunas cuestiones ligadas a las últimas noticias sobre mi persona.En el día de hoy he llegado a un acuerdo con Hacienda de España, con sentencia firme y aprobación de todas las partes. Así, una vez resuelta la parte legal y con la tranquilidad de tener regularizada mi situación fiscal, quiero hacer un breve descargo.

Tras acordar mi llegada al Fútbol Club Barcelona, contraté a un prestigioso Estudio Fiscal Español, con profesionales de renombre y excelente reputación. De acuerdo a mi situación, ellos me recomendaron determinadas estructuras, todas dentro del marco legal, notificándome siempre que eran procedimientos habituales, transparentes y aceptados por la ley. Fui asesorado por dichos profesionales desde el año 2010 hasta el 2014, cuando decidí cambiar de Estudio ante el proceso que se había iniciado en mi contra y con evidencias de que mi problema era ya no potencial sino una realidad. Mis nuevos asesores me recomendaron pagar los impuestos reclamados por Hacienda, presentando lo que se llaman “rectificaciones” sobre todos los ejercicios fiscales. Ahora, finalmente y luego de una amarga espera, llega este acuerdo, que me devuelve la tranquilidad de tener mis obligaciones al día.

Soy un deportista profesional, no tengo grandes conocimientos de cuestiones impositivas ni legales. Por lo tanto, debo apoyarme en gente que si maneja estos temas técnicos y, para mi, complejos. Durante toda mi carrera fui una persona honesta y responsable, respetando a mis compañeros, a los clubes que representé y a los países donde me tocó vivir. Esta situación que me toca atravesar la tomo como una experiencia más, de la que salgo fortalecido y muy tranquilo por el hecho de saberme nuevamente en regla. Me reservo la posibilidad de accionar contra aquellos que me asesoraron mal recomendándome algo que no era correcto.

Los saludo cordialmente,

Javier Mascherano

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)