COPA LIBERTADORES

Martín Silva atajó tres penales en dramático partido y Vasco se metió en grupos

El equipo brasileño superó a Jorge Wilstermann en la tanda de penales luego de perder 4-0 en Bolivia y haber goleado por el mismo resultado en Río de Janeiro.

Pese a una abultada derrota 4-0 ante el boliviano Jorge Wilstermann en los 90 minutos, Vasco da Gama avanzó a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2018 al imponerse 3-2 en definición por penales en el partido revancha disputado este miércoles en el estadio Patria de Sucre (sureste).

El marcador global para Vasco da Gama fue de 4-4, pues había cosechado un contundente 4-0 sobre los 'aviadores' en el partido de ida disputado en Rio de Janeiro.

En la tanda de penales Vasco se impuso con anotaciones de Ríos, Pikachu y Wellington. Por Wilstermann anotaron Carlos Melgar y Jorge Ortiz.

Con este resultado, Vasco se incorporará al Grupo 5, donde enfrentará a Cruzeiro de Brasil, Racing de Argentina y Universidad de Chile.

Un tromba

Obligado por las circunstancias de un abultado marcador en contra, Wilstermann arrancó el juego con intención ofensiva que develaba el propósito de conseguir algún gol tempranero.

En un arranque de ensueño, Wilstermnan se puso dos goles arriba en el lapso de apenas un minuto, mediante dos sendos remates de cabeza. A los 6 Edward Zenteno abrió la heroica remontada y a los 7 Ricardo Pedriel aumentó los guarismos.

Los locales destacaron por una gran movilidad en el medio campo bajo la conducción de un inspirado y movedizo Serginho por banda izquierda, cuyos centros causaban permanentes dolores de cabeza a la última línea del plantel visitante.

A los 17 minutos, Cristian Chávez, lanzó la tercera estocada coronando con la testa un certero servicio aéreo del mediapunta brasileño Serginho.

Los 'aviadores', que volaban a velocidad de crucero, tuvieron algunas oportunidades desperdiciadas que pudieron haber ampliado el marcador en la primera mitad del partido.

Al Vasco, que tenía la serie prácticamente en el bolsillo, le costó entrar al juego. Parecía adormecido y su defensa se mostró excesivamente endeble ante las permanentes incursiones del plantel boliviano.

No aparecieron la solvencia de Paulao y Ricardo y el lateral derecho Yago Pikachu tuvo una noche de pesadilla ante las incursiones del también brasileño Serginho.

Wilstermann sintió el desgate físico y redujo la presión sobre su adversario. El plantel dirigido por Zé Ricardo ajustó marcas y empezó a ganar espacios en el medio sector por medio de Wellington y Leandro Desábato. Con ambas acciones, el partido se hizo más equilibrado, posibilitando algunos ataques incisivos de la visita y desnudando algunas falencias en la zaga local.

Hazaña y decepción

En la segunda mitad del encuentro, Vasco da Gama se mostró más ofensivo con reiteradas jugadas de ataque, sobre todo por la banda izquierda que aparecía desprotegida.

El técnico boliviano Alvaro Peña dispuso el ingreso de Lucas Gaúcho en reemplazo de Ricardo Pedriel para reforzar la ofensiva y el brasileño cumplió su tarea provocando zozobra en la última zona de la visita.

A los 71 llegó el cuarto tanto de Wilstermann a través del zaguero Edward Zenteno, tanto que ponía la igualdad el marcador global. Nuevamente el servicio partió de los pies del inspirado Serginho.

En la agonía del partido, fue expulsado Thiago Galhardo de Vasco por lanzar a Serginho una pelota en el rostro. El lance ganaba en emotividad.
Wilstermann no pudo liquidar el lance y el empate forzó a definir la clasificación por penales, donde los brasileños fueron mas eficientes.

Martín Silva es abrazado por sus compañeros al atajar el penal. Foto: Prensa Vasco da Gama
Martín Silva es abrazado por sus compañeros al atajar el penal. Foto: Prensa Vasco da Gama
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)