TRICOLORES

Martín Ligüera y la mochila de poner a Nacional campeón

El floridense sustituye a Jorge Giordano; tiene la ventaja de conocer muy bien a gran parte del plantel: ya los dirigió

Martín Ligüera dando las primeras indicaciones al plantel. FOTO: Nacional.
Martín Ligüera dando las primeras indicaciones al plantel. FOTO: Nacional.

Después de la categórica derrota a manos de Liverpool 4-0, y la pérdida del Torneo Clausura, Nacional buscó rápidamente un cambio en el timón del equipo. Así fue que, a pesar de que restan dos partidos para terminar el certamen, los tricolores cesaron en su función de técnico a Jorge Giordano y pusieron en el cargo a Martín Ligüera, hasta ayer el entrenador de la Tercera División.

Es el tercer DT de la temporada que contrata Nacional: empezó el 2020 con Gustavo Munúa, a quien echaron tras perder la final del Torneo Apertura, pese a que estaba primero en la Anual. Luego pusieron a Giordano, quien ganó el Intermedio, avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores y estaba con cuatro puntos de ventaja en la Anual, aunque el rendimiento del equipo en los últimos partidos, y las derrotas con Danubio y Liverpool, lo dejaron sin opciones de terminar el Uruguayo, con una presión muy grande de los hinchas.

Ahora llega otro floridense, una persona identificada plenamente con la causa tricolor, que debutó en Nacional con 16 años y donde se retiró para hacerse cargo del plantel de Tercera División en 2018, cuando Alexander Medina fue llamado de la reserva para asumir en Primera.

Ligüera es una persona muy querida y con un don de gentes reconocido por todos en el medio. Es un entrenador que no se apuró con empezar a dirigir en Primera, sino que primero se fue formando como DT y aprendiendo de cada día y de las situaciones que le fueron pasando en Tercera División.

En un momento, cuando Nacional estaba buscando técnico, Ovación le consultó si él se sentía preparado para dirigir a Nacional y la respuesta, allá por 2019, fue que no, que todavía tenía mucho por aprender. Ya con más de tres años de experiencia y conociendo bien de cerca al club y a sus funcionarios, Ligüera está preparado para dirigir a Nacional. En la teoría será por estos dos últimos partidos del Clausura (Boston River y Deportivo Maldonado), más la eventual definición del Uruguayo si Nacional abrocha definitivamente la Anual, pero tanto el floridense como los dirigentes saben, y son conscientes, que si la fórmula resulta, tiene grandes chances de ser confirmado como el DT para la próxima temporada que inicia el sábado 24 de abril. Es que no hay tiempo que perder, el nuevo comienzo está a la vuelta de la esquina.

Ligüera, que ayer ya estuvo al mando del equipo, trabajará con su hermano Diego (exfutbolista, que hizo las formativas en Wanderers) y con Álvaro Recoba como ayudantes, sumado al preparador físico Ignacio Barboza (también de Tercera División).

Ligüera tiene la ventaja que conoce muy bien a todos los que son de las formativas tricolores, desde Mathías Laborda a Thiago Vecino y pasando por Emiliano Martínez. Sabe cómo entrarles, los conoce, y ese trabajo ya realizado será fundamental para apelar a la memoria, porque mañana (sí, mañana) Nacional se “juega la ropa” contra el “Sastre”.

Jugadores como Nicolás Marichal, Ignacio Velázquez, Santiago Ramírez y Axel Pérez se destacaron con Ligüera en 2020 en la reserva, además de que conoce a toda la camada de juveniles que ascendió en 2018 y en 2019.

Martín Ligüera es el primero en saber que necesita transmitir su impronta rápidamente y darle un vuelco a un equipo que el domingo estuvo perdido en cancha y que hay que levantarlo de inmediato.

Martín junto a su hermano Diego en el entrenamiento de este lunes. FOTO: Nacional.
Martín junto a su hermano Diego en el entrenamiento de este lunes. FOTO: Nacional.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados