Torneo Apertura

¡Márquenlo!: un desafío para todos

El control de Diego Forlán abre una interrogante que abarca no sólo a Peñarol, sino al resto de sus rivales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Forlán. Foto: Darwin Borrelli

De nuevo es el centro de la atención de los hinchas. Todos. Los de Peñarol, más que nada, y los de los cuadros rivales.

No es novedad, ya pasó la semana pasada en el amistoso que los aurinegros jugaron —en el marco de una gran fiesta— la semana pasada contra Wanderers.

Sin embargo, esta vez es muy diferente: Diego Forlán debuta en forma oficial, por los puntos que duelen, y de esa manera se abre una gran interrogante: cuál será su rendimiento, cómo engarzará en el funcionamiento ofensivo de Peñarol y, por qué no, si hay una forma especial para marcarlo; y/o controlarlo.

Al fin y al cabo, en cierta medida, la respuesta será una señal de lo que puede pasar con el equipo aurinegro y sus rivales en el resto del campeonato. Nada más ni nada menos. Algo muy importante.

En lo que respecta a Cerro, Eduardo Acevedo ya adelantó para Ovación que "yo nunca hago marcas personales, puede que en determinados pasajes, en los minutos finales, pero no me gusta hacerlas de entrada".

Igual, el entrenador de Cerro no escondió demasiado cuando anuncio que su método para intentar minimizar la gravitación ofensiva de Forlán pasa por "cortar los circuitos", que pueda armar "Cachavacha" y también los que va a procurar organizar Peñarol para abastecer al atacante.

Buena parte de la verdad para Peñarol, entonces, pasa por ahí: por saber qué pasa con la marcación que sus rivales le harán a Forlán, y la primera entrega de eso la va a tener esta tarde.

De esa ecuación, incluso, puede salir el resultado del partido; el primero de carácter de Peñarol en una temporada en la que los aurinegros parten con una urgencia, o más bien necesidad inherente a la esencia misma de los dos cuadros grandes dentro del contexto de la competencia del fútbol uruguayo de cabotaje: hace dos años que no sale campeón, que es por lo que empezará a jugar esta tarde. Tratando de sacar el mayor rédito posible a la apuesta que hizo con Forlán, claro.

Cerro: Fuentes; Baltasar Silva, Williams Martínez, Correa, Piñatares; Pellejero, De Oliveira, Ramos, Saúl; Boghossian y Urruti.

Peñarol: Guruceaga; Aguirregaray, Valdez, Viera, Silvestre; Aguiar, Nandez, Valverde; Zalayeta, Forlán; Ifrán.

Hora: 15:00.

Cancha: Estadio Centenario.

Árbitro: Andrés Cunha.

Asistentes:Mauricio Espinosa y Javier Castro.

Precios: Tribuna Colombes, $ 350. Tribuna Ámsterdam, $ 390. Tribuna Olímpica, $ 490. Tribuna y platea América, $ 590. Tribuna América (Cerro), puertas 23 y 24, $ 50; socios, gratis.

Diego Rossi.

El delantero juvenil entró en la lista de los jugadores concentrados: así sigue la promoción "de la casa".

Carlos Luque.

El delantero argentino fue presentado ayer en Los Aromos, un refuerzo aurinegro para el ataque.

Andrés Cunha.

De gran arbitraje en la Copa América, antes fue resistido por Peñarol: casi nunca le fue bien con

LA NUEVA ERA.

Ahora, del marketing a la cancha.

Para esta temporada, Peñarol hizo una gran apuesta, al estilo de las que —en el marco de otra realidad económica claro— solían hcer a menudo, o al menos de tanto en tanto, los dos grandes, y a veces también hasta algún cuadro chico, en el fútbol uruguayo.

Esa parada que se jugaron los aurinegros, tiene nombre y apellido: Diego Forlán, con todo lo que representa su trayectoria, su ejemplo, y su imagen.

Sin embargo, con eso sólo, que es mucho y sirve para fomentar el crecimiento personal y profesional de los juveniles "de la casa", no se gana. Mejor dicho: se construye el futuro, pero Peñarol precisa asentar un presente sólido, de resultados exitosos, que le permita mirar con optimismo y esperanza hacia adelante.

Entonces, la hora de la verdad llega esta tarde, ante Cerro, un equipo que cuenta con jugadores maduros, de cierta personalidad, que con ese perfil va a medir cómo es el paso que debe dar Peñarol del marketing a la cancha.

Joaquín Boghossian.

En el ciclo anterior de Eduardo Acevedo como entrenador de Cerro explotó: fue figura y goleador; ahora los albicelestes confían que aflore nuevamente la potencia de un punta alto, capaz de llevarse a los rivales a la rastra.

Luis Aguiar.

Ahora jugando un poco más adelantado, tiene todo para llegar conmayor gravitación al área contraria; contra Wanderers se juntó con Forlán y Zalayeta en lo que pareció la sinopsis de un trío que puede llegar a ser de película.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)