TORNEO CLAUSURA

Marcó la cancha

Nacional goleó para confirmar su favoritismo en el Clausura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hugo Silveira celebra el 3-0 que sufren Silva y Castillo. Foto: Fernando Ponzetto

Desde que finalizó el Intermedio quedó muy claro que la pelea de la Tabla Anual estaría entre dos equipos: Nacional (que lidera con 57) y Defensor Sporting (53). También que el tricolor se armó como para ganar el Clausura, porque ya estuvo a punto de obtener el Apertura, logró el Intermedio y le quitó jugadores clave a los violetas (Gonzalo Bueno, que ayer no estuvo ni en el banco, y Mathías Zunino, cuya salida del violeta aún no se cerró del todo) como para reforzarse y, además, debilitar a uno de sus rivales.

El tercero en discordia se supone será Peñarol, pues se armó como para ser protagonista, pero su preparación no fue la mejor y desde hoy deberá empezar a demostrarlo. El que ya lo hizo fue Nacional. Empezó el Clausura con un 3-0 a Juventud, mantuvo su arco en cero, impuso su idea futbolística durante gran parte del partido, controló al rival casi siempre, tuvo chispazos de fútbol de alto vuelo, fue contundente y eficaz para pegar en los momentos más complicados. Vayamos por parte:

El 3-0.

Pinta a las claras lo que fue la diferencia de rendimientos. Nacional fue muy superior. El partido lo cerró ya en el primer tiempo con sus dos goles y si bien es cierto que Juventud pudo haber descontado, también Nacional pudo haber hecho otro más.

Arco en cero.

Por cuarto partido oficial consecutivo el tricolor no recibió goles. Antes fue ante Defensor, Cerro y Sud América. Juventud, precisamente, fue el que le anotó por última vez el 25 de junio. Mucho tuvo que ver ayer Esteban Conde, no solo porque le contuvo un penal a Esteban González, sino porque en momentos calientes apareció con clase para transmitir confianza al resto del equipo.

El fútbol.

El tricolor tuvo juego colectivo, lo que no es poco. Hubo muchas triangulaciones, una idea definida de mover el balón con velocidad para generar espacios y poner el balón en ellos para la caída de un punta. Así llegaron los dos primeros goles. También hubo chispazos interesantes, sobre todo cuando se inspiró Tabaré Viudez, que tuvo un par de arranques de lujo, los que fueron detenidos con faltas. También aportaron Sebastián Rodríguez y Sebastián Fernández con grandes manejos del balón.

Control al rival.

Nacional no dio espacios. Siempre hubo alguien encima del balón y eso le permitió dos cosas: recuperar la pelota cerca del área rival y contener a Juventud lejos de su arco, evitando desgastar a la retaguardia, donde el “Tata” jugó como lateral derecho improvisado y lo hizo bien.

Eficaz.

Cuando el pedrense insinuó una reacción, el tricolor respondió. Luego del 1-0 el rival amenazaba y llegó el 2-0. Lo mismo pasó en el 3-0.

Nacional se presentó y dejó una muy buena imagen, como para reafirmar su candidatura.

Distinto es lo de Juventud, que debe empezar a preocuparse para seguir en Primera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)