PROGRESO

Marcelo Méndez armó un plan que los jugadores le cumplieron

El Gaucho del Pantanoso tuvo como claves la presión, el orden táctico y la preparación física.

Los jugadores de Progreso festejando el triunfo ante Nacional. Foto: Francisco Flores
Los jugadores de Progreso festejando el triunfo ante Nacional. Foto: Francisco Flores

Suele analizarse en el periodismo uruguayo cada resultado desde la perspectiva del equipo grande. Es decir: si gana es porque tuvo mayores virtudes que el rival y si pierde es porque falló. En esta línea de razonamiento, sería válido decir que Nacional perdió con Progreso porque no jugó bien, lo cual es cierto, pero en realidad lo correcto es decir que ganó el Gaucho porque jugó mejor y, por momentos, mucho mejor.

Marcelo Méndez planificó un partido perfecto para plantarse como local (no en su Parque Paladino pero sí en una cancha chica, que siempre complica al grande) ante un grande y quitarle el protagonismo.

Desde los primeros minutos se vio que la presión que tiraba Progreso molestaba a Nacional, que no lograba posicionarse en campo rival. El dominio de la pelota era local, pero le faltaba profundidad como para lastimar. El negocio estaba por las bandas, porque Rosso por la derecha y Onetto por la izquierda superaron en velocidad y potencia a Espino y Peruzzi primero y Neves luego, respectivamente. Con la presión alta ejercida de los delanteros y el poco espacio entre líneas dejado por defensas y mediocampistas, el Gaucho anuló la creación tricolor y cuando tuvo la pelota la administró bien con la salida prolija de Viega, la pausa de Lemmo y la sorpresa de Gottesman para llegar por detrás del centrodelantero Colman, quien arrastró las marcas y permitió que el volante quedara un par de veces con el arco de frente y la pelota servida para rematar.

Progreso fue un equipo, funcionó como tal y superó en todos los aspectos a Nacional. Y nadie puede sorprenderse del buen rendimiento del elenco del Pantanoso.

Un reconocimiento para los preparadores físicos Gabriel Miraballes y Flavio Chagas. El equipo tiró la presión desde el primer minuto y llegó fersco al final. Así lo demuestra la carrera de Steven Makuka para generar el penal, saliendo de la zaga, bancando el pechazo de Zunino y entrando al área para recibir la falta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)