ESPAÑA

Marcahombre a hombre sobre los cracks

Continúan las acusaciones de evasión fiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristiano Ronaldo, el gran acusado por la evasión fiscal. Foto: Archivo El País

El portal satírico español El Mundo Today anunció que el nuevo videojuego FIFA18 consiste en defender desde la consola de mandos al futbolista elegido ante el tribunal que lo acusa de evasión fiscal. “Cada partida tendrá una duración de varios meses, con diversas visitas a los tribunales, al banco y al contable. En la parte superior derecha de la pantalla, una barra contabilizará los millones que el jugador logra ‘ajustar’ en su declaración de impuestos”, asegura.

Sucede que los problemas de las superestrellas con el fisco, especialmente en España, se repiten en estos días. El último caso fue el del portugués Cristiano Ronaldo, aunque se especula que el próximo imputado sería Jorge Mendes, agente de CR7 y de varias figuras más, como inspirador de la creación de una red de empresas en paraísos fiscales para ocultar los ingresos de sus representados.

La fiscalía española también investiga al colombiano Radamel Falcao, el chileno Alexis Sánchez, el brasileño Neymar y los portugueses Pepe y Ricardo Carvalho.

¿Por qué esta preocupación actual por los futbolistas? En realidad, todo empezó hace 14 años, con la llamada “ley Beckham”. El objetivo de la norma era atraer a España el talento de profesionales extranjeros altamente calificados de todas las áreas laborales. Los beneficiarios tributaban como no residentes y se les imponía un techo impositivo del 24%, muy inferior al que tenían los residentes españoles con ganancias superiores a las seis cifras , que era de 45%. Por esos días Real Madrid contrató a David Beckham en medio de un gran despliegue mediático y entonces el decreto fue conocido popularmente por su nombre.

En 2010 se limitó su aplicación a retribuciones que no superaran los 600.000 euros anuales, lo cual dejó afuera a muchos futbolistas. Por propia iniciativa o por consejo de sus representantes, los deportistas comenzaron a utilizar complejos manejos financieros para mantener sus elevadas ganancias, sobre todo con los contratos para la explotación comercial de sus imágenes.

Entonces, la Hacienda Pública de España puso sus ojos en esa parte de las ganancias de las estrellas, considerando que existían prácticas abusivas. La práctica más común era que los futbolistas vendieran sus derechos a empresas radicadas en paraísos fiscales, que a veces eran pantalla para otras empresas, y terminaran declarando ingresos menores a los reales.

Además, tanto los clubes como los jugadores habitualmente presentaban como pagos por derechos de imagen montos que en realidad formaban parte de sus salarios, porque tributan menos al fisco (28% contra 47%). Ante esa triquiñuela, la Hacienda española pasó a considerar estos derechos como rentas del trabajo, por lo que un futbolista, español o extranjero, no puede recibir más del 15% de sus ingresos en concepto de derechos de imagen.

En el Reino Unido, ese tope es del 20%. José Mourinho, el DT del Manchester United, también está siendo investigado porque colocó más de 11 millones de euros en paraísos fiscales. La situación varía según el país. El régimen más favorable para los deportistas es el ruso, donde sólo se retiene el 13% del salario.

Los observadores piensan que ningún futbolista irá preso, por más que ya hay procesos y condenas. Por ejemplo, los abogados de Lionel Messi, uno de los implicados, lograron el viernes que la fiscalía aceptara el pago de una multa en vez de la condena a 21 meses de cárcel que había sido dictada tiempo atrás por la Audiencia de Barcelona. Habrá que ver si estas situaciones afectan la imagen de los ídolos, quienes pese a sus cuantiosos ingresos buscan la manera de tributar menos, en tanto el hincha (que es un ciudadano común) no tiene escapatoria de sus impuestos.

Jorge Mendes acusado de ser el “cerebro” de las operaciones.

El portugués Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo y de muchos otros cracks, presentado como el hombre que concretó pases por mil millones de euros, está bajo sospecha de ser el “cerebro” de muchas de las maniobras de evasión fiscal. Una investigación de Football Leaks confirmada por la fiscalía española, reveló que Mendes y su abogado Carlos Osorio de Castro armaron un sistema de ingeniería fiscal para hacer circular los ingresos por los derechos de imagen de los futbolistas a través de un entramado societario en paraísos fiscales con la intención de “ocultación” de los verdaderos ingresos de sus representados. Carlos Cruzado, presidente del sindicato de técnicos de la Hacienda española, asegura que Mendes “debería enfrentar a los mismos delitos y a las mismas competencias penales que el autor del delito”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)