Diego Forlan

Marca registrada

Cuidó su nombre, lo jerarquizó y dio inédito valor a su imagen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El “otro” Forlán. Diego grabando un comercial de televisión más y van...

El termómetro llega casi a 0°C en plena madrugada de un crudo invierno de 2013. El Parque Batlle está iluminado como nunca. Las luces del Estadio Centenario están encendidas y un grupo de camarógrafos y técnicos trabajan en la grabación de un comercial de Antel. A la par de ellos, repasando libretos y cuidando cada detalle, está el protagonista de la publicidad que en unas semanas se verá en prensa, televisión y vía pública. Diego Forlán había volado de noche a Montevideo, después de un entrenamiento con Inter, grabó toda la madrugada y a la mañana siguiente retornaba a Porto Alegre, porque lo esperaba otra jornada de entrenamiento.

La vida del futbolista que anoche anunció su alejamiento de la selección trascendió la cancha de fútbol, y se posicionó en el mundo en un lugar ajeno para el deportista uruguayo, generalmente desvalorizado por pertenecer a un país de apenas 3.000.000 de habitantes y con una caja de resonancia excesivamente pequeña como para posicionarlo en un pedestal como las grandes estrellas.

En base a una carrera intachable, que no estuvo exenta de polémicas (porque en 2005 se distanció de la selección porque no estaba conforme con el lugar que le daba Fossati, por ejemplo), construyó una imagen que lo colocó en un lugar especial en el mundo y ya no solo en Uruguay.

Desde 2011, Diego Forlán es una marca registrada en todo su concepto. "DF" nace como grifa, y como sello que identifica al jugador que quedó en la historia del fútbol uruguayo ya no solo por lo que realizó en las canchas.

La idea de registrar "DF" nació entre Diego y su hermano Pablo, por el uso indebido que le daban a su imagen a comienzos de la década pasada —y para "evitar 50.000 juicios", confesó Pablo hace un tiempo—, cuando el futbolista había desembarcado en el fútbol inglés. Desde entonces, a nivel familiar comenzó a madurar la idea de generar "Diego Forlán". Su hermana Adriana ideó el prototipo de "Dieguito", un dibujo que luego delinearon profesionales, y que le dieron a la imagen del delantero uruguayo un valor agregado como a ningún otro que haya vestido la Celeste. Actualmente Incatech y Nativen tienen los derechos para utilizar "Dieguito".

Forlán fue uno de los cuatro rostros De Coca Cola para promocionar el Mundial de 2002, y desde entonces acumuló cientos de horas de grabación y miles de fotografía para campañas de promoción. El Mundial de Sudáfrica lo terminó de posicionar en un lugar inédito para un uruguayo: en agosto de 2010, con la presencia del presidente José Muica, fue presentado en el Centenario como la imagen de Uruguay para promocionarlo como destino turístico. Fue embajador de Unicef, antes que nada, y la cara de Movistar, DirecTV, Antel, Gatorade, Pluna, Air Europa, Tag Heuer, Sky, entre otras. Editó su autobiografía, que en Uruguay vendió 40.000 ejemplares, tiene su propia página web. Cuando llegó al Mundial de 2010, tenía 48.000 seguidores en Twitter. Actualmente supera los 4.500.000. En Facebook 5.668.000. Eso es Diego Forlán. Marca registrada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)