SELECCIÓN

Marca o buen pie, esa es la cuestión

El flojo rendimiento en el debut disparó el debate: apostar a la tenencia o volver a los marcadores.

Rodrigo Bentancur ante Egipto. Foto: EFE
Foto: EFE

Salvo alguna voz tenue que se escuchó por ahí, la gran mayoría de los uruguayos (entre la que me incluyo) celebramos el cambio de fisonomía del mediocampo de Uruguay. Se terminó la era de los rompedores y se inició la de los volantes mixtos y no porque quienes cumplieron la anterior labor ya no tienen vigencia, sino porque ese estilo quedó perimido.

Uno de los problemas que tenía La Celeste en los últimos tiempos era que los rivales, que ya habían armado un sector central con más buen pie que marca, pasaban el sector central con mucha velocidad y dejaban fuera de acción a los volantes uruguayos.

Óscar Tabárez decidió, luego de recibir la inquietud de los referentes del grupo, aggiornar al equipo. Optó por jugadores como Matías Vecino, Rodrigo Bentancur, Federico Valverde, Nahitan Nández y Lucas Torreira y así Uruguay fue otro, con más posesión de pelota, lo que le permitía defenderse con ella. A su vez, ese sistema permite que varios futbolistas puedan meter un estiletazo en cualquier momento y con un pase entre líneas dejar de cara al gol a Suárez o Cavani, sino definir ellos mismos llegando por el medio.

Entonces Uruguay apostó a la tenencia, a manejarla con criterio y a esperar a que se generaran los espacios para poner asistencias. Ese fue el plan en el debut ante Egipto, pero no salió bien. Se abusó de los pases y el equipo, en lugar de sorprender, fue lento y permitió que Egipto cubriera bien los espacios y las líneas de pase.

Luego del debut todos los uruguayos quedaron contentos con el triunfo, pero difícilmente con el rendimiento. Y se desató la polémica: ¿puede Uruguay beneficiarse de la nueva estrategia? Como todo lo nuevo, necesita un tiempo para adaptarse, porque los partidos irán dando la experiencia y la pauta de lo que se debe hacer para que sea efectiva. ¿Hay que abandonar esta idea y darle más minutos a Torreira, quizás? Puede ser una alternativa, pero no parece ser la que está en la cabeza de Tabárez para el próximo partido.

Martín Lasarte, analizando lo que fue el debut de Uruguay para Ovación en el programa El VAR, dijo: “No hay que perder nuestra esencia, pero sí agregarle cosas nuevas”. Y quizás ese es el camino, porque en definitiva La Celeste terminó ganando por efecto de una pelota quieta ganada por aire por José María Giménez. Entonces, la vieja receta sigue dando frutos. Lo importante es insistir en el nuevo concepto y darse cuenta cuándo es necesario aplicar el Plan B, ese que antes era el A. Por eso Uruguay ganó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)