TORNEO CLAUSURA

Talento de sobra

“Maravilla” vs. el “Cebolla”, el gran duelo.

Fotos: Marcelo Bonjour/Gerardo Pérez.
Fotos: Marcelo Bonjour/Gerardo Pérez.

Si el encuentro del próximo domingo entre Danubio y Peñarol ya de por sí tiene ingredientes como para presentarse atractivo, mucho más lo será con las presencias de Carlos Grossmüller y Cristian Rodríguez en la mitad del terreno.

Jardines del Hipódromo estará colmado para recibir el gran partido de la novena fecha y el talento de los dos conductores de estos equipos justifican el precio de las entradas.

Peñarol llega entonadísimo. Es único líder e invicto del Clausura y ahora depende de sí mismo para ganar la Tabla Anual. El “Cebolla” es, además del capitán, el gran arma que tiene este equipo. Con él en cancha, el aurinegro cuenta con un jugador diferente que le puede resolver un partido en cualquier momento.

Danubio, con la mira puesta en la acumulada para abrochar la clasificación a la Libertadores, marcha a los tumbos en este Clausura, pero cuenta con futbolistas para complicarle la vida al aurinegro. “Maravilla” es la bandera de la ilusión de los dirigidos por Pablo Peirano.

Clase. El fútbol de ambos equipos pasa por sus pies a pesar de que tanto Danubio como Peñarol cuentan con futbolistas con buenas condiciones técnicas de mitad de cancha hacia adelante. Con similitudes y deferencias, cada uno se carga el equipo al hombro.

El “Cebolla” es un futbolista mucho más potente y que realiza otro desgaste llevando la pelota. Lo de “Maravilla” es mucho más táctico. Corre menos, pero hace correr la pelota.

Sí coinciden en que ambos son los que potencian a sus compañeros de ataque. Difícilmente alguno de ellos pueda destacarse si Grossmüller o Rodríguez no están en una buena tarde.

Lo que sí está confirmado es que a ninguno de ellos le quemará la pelota cuando la tengan pegada al botín. Para sacar un remate de larga distancia, para poner una pelota de gol o simplemente para sacar adelante a su equipo, tienen la espalda suficiente como para hacerlo.

Rodaje. El “Cebolla” se ausentó de la gira con la selección por una contractura en el sóleo. Volvió el fin de semana pasado contra Atenas de San Carlos y respondió a un gran nivel. Salió a siete minutos del final y fue ovacionado por todo el público.

“Maravilla”, en tanto, tuvo que ser sustituido ante Boston River a los 68’ por Ignacio González porque se contracturó en la zona de gemelos. De todas formas, se entiende que estará a la orden.

El lacacino disputó 15 partidos en lo que va del Uruguayo (1218 minutos), en todos fue titular y marcó un total de nueve goles. Vale recordar que entre la selección y una suspensión, se perdió nueve encuentros en esta temporada.

Grossmüller, en tanto, estuvo en 22 juegos y festejó en seis ocasiones. Si bien participó en más partidos que el volante aurinegro, completó menos minutos: 1136. Solo fue titular en 12 y apenas en tres pudo completar los 90 minutos.

En ese sentido, el “Cebolla” puede tener una pizca de ventaja. La cédula marca que solo tiene tres años menos (32 contra 35), pero su presente evidencia que aún mantiene gran parte de la potencia que lo caracterizó en su juventud.

Mano a mano:

Rincón danubiano: El equipo asoma con Facundo Silva, Sergio Felipe, Ribair Rodríguez, Gastón Bueno, Gonzalo Camargo, Pablo Ceppelini, Nicolás Prieto, Rodrigo Fernández, Leandro Sosa, Carlos Grossmüller y Jonathan Dos Santos. La “Franja” viene de empatar sin goles contra Boston River y no gana desde el 12 de agosto cuando venció como visitante a River por 2-1. Está sexto a nueve unidades del aurinegro, por lo que un triunfo será vital para seguir soñando con el Clausura.

Rincón aurinegro: El equipo sería con Kevin Dawson, Ezequiel Busquets, Fabricio Formiliano, Carlos Rodríguez, Lucas Hernández, Agustín Canobbio, Guzmán Pereira, Cristian Rodríguez, Ignacio Lores, Lucas Viatri y Gabriel Fernández. “El objetivo de Peñarol es pelear el Clausura, porque eso te la da la chance de jugar las finales. Para pelear la Anual tenemos que hacer un Clausura perfecto. Estando en este club siempre tenés la presión y la obligación de ganar”, explicó Fabián Estoyanoff.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º