LA VIDA DE UN CRACK

Maradona fue grande, pero contra los uruguayos ganó y perdió

Diego se impuso a los celestes en dos mundiales, uno de ellos juvenil, y cayó dos veces por la Copa América. Un repaso por los encuentros del 10 con equipos de Uruguay.

Diego Maradona
Diego Maradona en los tiempos de su apogeo.

Este miércoles se anunció el fallecimiento Diego Armando Maradona. La muy intensa vida del futbolista tuvo inolvidables triunfos deportivos y también una larga serie de episodios fuera de las canchas, todo ello recordado abundantemente durante estos días. 

Los hinchas de Argentinos Juniors evocarán sus comienzos, afirmando que fueron sus mejores días. Los de Boca apelarán al campeonato de 1981 y al fanatismo expresado por él en todo momento. Los de Newell’s citarán su breve pasaje por Rosario y todos los argentinos el Mundial de 1986 por encima de todo. En Nápoles volverán a levantarle monumentos, mientras que en Barcelona lamentarán lo poco que lo vieron, en Brasil dirán que fue grande pero menos que Pelé y en Inglaterra mostrarán los videos de los dos goles recibidos en México, uno genial y el otro con la mano.

Desde Uruguay, corresponde repasar sus frecuentes enfrentamientos con los celestes. Resulta curioso, pero Maradona nunca jugó un encuentro oficial ante un club uruguayo (debe recordarse que no llegó a disputar la Copa Libertadores, por ejemplo). El resumen de esos partidos revela que, frente a los uruguayos, Maradona ganó y perdió, convirtió tres goles y casi siempre jugó muy bien.

Otros sucesos, fuera de la cancha, lo relacionan con Uruguay. El más importante fue cuando, literalmente, escapó de la muerte..

La primera vez que Maradona se cruzó con el fútbol uruguayo fue el 16 de abril de 1977 por el Sudamericano Juvenil de Venezuela. El partido terminó 1 a 1, pero Argentina resultó eliminada en primera ronda y Uruguay fue campeón.

Ese mismo equipo celeste, que se preparaba para el primer Mundial de la categoría en Túnez, recibió a Argentinos Juniors la mañana del 16 de junio siguiente para un amistoso. El equipo porteño ganó por un abultado 6-0. Diego, entonces con 16 años, hizo un gol y jugó un partidazo, según lo recuerdan los pocos testigos, pues se vendieron solo 2.721 entradas.

Maradona
Maradona, en el centro de la escena, con 16 años, en su primera presentación en Montevideo: Argentinos Juniors 6, Uruguay juvenil 0, en 1977

Mucho más conocido, en enero de 1979 resultó una de las atracciones del Sudamericano Juvenil de Plata, disputado en Montevideo y Paysandú con enorme repercusión. Argentina compartió la serie del Centenario con Uruguay: Diego fue figura en las goleadas sobre Perú y Ecuador, pero no jugó ante los celestes, reservado por el técnico César Menotti. En la ronda final de Montevideo Argentina empató con Paraguay y Uruguay, sin goles en ambas ocasiones, y venció 1-0 a Brasil para entrar segundo, luego del campeón Uruguay. En todo el campeonato, el 10 solo convirtió un gol, frente a los peruanos.

Los argentinos tendrían revancha en el Mundial Juvenil de Japón. El clásico rioplatense fue la semifinal y los argentinos, luego campeones, vencieron 2-0 aquel día en Tokio. Maradona hizo el segundo gol.

En febrero de 1980, Argentinos Juniors se presentó en el entonces flamante Campus de Maldonado frente a un representativo de OFI formado por la selección fernandina, en un torneo internacional organizado por la propia OFI. Y trajo a Maradona como principal atracción. Empataron 2-2, Diego marcó un gol y su equipo ganó por penales. Sin embargo, el certamen resultó un ruidoso fracaso por falta de público.

Maradona 1980
Como capitán de Argentinos, antes del partido con la selección de Maldonado en el Campus, en febrero de 1980.

La Copa de Oro 1980 trajo al Estadio Centenario a varias de las mayores estrellas del fútbol del momento, entre ellos por supuesto a Maradona. Aquella vez Argentina disputó dos partidos: venció 2-1 a Alemania Federal y empató 1-1 con Brasil. El 10 convirtió el gol a los brasileños.

En 1984 hubo dos amistosos Uruguay-Argentina, en Montevideo y Buenos Aires, pero él no estuvo. El siguiente encuentro de Diego con el fútbol uruguayo fue por los octavos de final del Mundial de México 86. Argentina venció aquella vez (16 de junio) por 1 a 0 en el estadio de Puebla, camino al título. Maradona, en “su” mundial, resultó gran figura. Según él mismo, en su libro México 86, mi verdad, su partido fue “el mejor de todo el Mundial”, incluso superior a la tarde frente a Inglaterra. El gol sin embargo lo marcó Pedro Pasculli y al 10 le anularon uno por foul.

Maradona, Aguilera y Francescoli
Maradona, Carlos Aguilera y Enzo Francescoli antes de la despedida del "Pato", en 2000.

Un año más tarde, Uruguay enfrentó a Argentina en el estadio Monumental de Buenos Aires por la Copa América de 1987. El 9 de julio, fecha nacional argentina, se produjo un recordado triunfo celeste con gol de Antonio Alzamendi. Maradona volvió a jugar bien pero no alcanzó.

Por la Copa América de Brasil 1989 hubo dos choques Uruguay-Argentina. Por la serie, en el estadio Serra Dourada de Goiania, el 8 de julio se impusieron los albicelestes con un gol de Claudio Caniggia (tras pase suyo). Por la ronda final, el 14 de julio, Uruguay triunfó por 2 a 0, con una memorable actuación de Ruben Sosa, doble goleador. Antes de eso, Maradona había estrellado un remate desde la mitad de la cancha en el travesaño.

La última vez de Maradona ante un equipo uruguayo fue el 24 de junio de 2000, en la despedida de Carlos Aguilera. Esa noche, en el Estadio Centenario, el equipo principal de Peñarol, con el “Pato”, se midió ante un equipo internacional de estrellas. Entre otros invitados, jugó Maradona. Ya retirado, fue autor de un gol de tiro libre. No cuenta para las estadísticas, pero representó un instante para la historia. Una historia que, en la cancha, ya terminaba...

La IASA y Peñarol, dos planteles frustrados

En 1993 Maradona vivió varias semanas en Montevideo mientras hacía un tratamiento para bajar de peso (estaba suspendido por dopaje). Aprovechó para ir al Estadio Centenario a ver a Uruguay, que jugaba las eliminatorias del Mundial 1994. En 1996 se habló del interés de un grupo empresarial encabezado por Diego para manejar el fútbol de la Institución Atlética Sud América, pero quedó en la nada.

Al año siguiente, su nombro sonó con insistencia para incorporarse a Peñarol, una posibilidad que le interesaba mucho según afirmaba. A último momento sin embargo prefirió irse a Boca Juniors, donde jugó unos meses antes de retirarse.

Un médico uruguayo le salvó la vida

Un joven médico uruguayo, Jorge Romero, le salvó la vida a Maradona en enero de 2000, cuando el ídolo argentino sufrió una grave descompensación debido a su adicción a las drogas.

Según la historia más difundida del episodio, Romero recibió una llamada del representante de Diego, Guillermo Coppola, para avisarle que su amigo hacía dos días que “dormía”. El médico comprendió que en realidad Maradona estaba en coma y fue de inmediato a la chacra donde se alojaba. Lo encontró con una crisis hipertensiva y arritmia ventricular, que lo estaban matando. De apuro lo cargaron en una camioneta y lo llevaron al sanatorio Cantegril, donde finalmente se recuperó.

Como DT, triunfos e insultos

Maradona volvió al Estadio Centenario el 14 de octubre de 2009, ya como técnico de la selección argentina. Fue por la última fecha de las eliminatorias sudamericanas para Sudáfrica 2010. Su equipo, que venía a los tumbos, jugó a la defensiva y ganó con un gol de Bolatti, con lo cual logró el pasaje directo y envió a Uruguay al repechaje. Aquel día también es recordado por su destemplada reacción luego del triunfo.

“A los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen, que la sigan chupando”

Diego Armando Maradona hinchó desde el palco en el partido Argentina - Francia. Foto: Reuters
MaradonaTras su clasificación a Sudáfrica 2010

Además, hizo famoso en todo el mundo al periodista Juan Carlos Toti Pasman por las gruesas palabras que le dirigió en la conferencia de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados