FÚTBOL

Manos del Uruguay: los arcos del fútbol colombiano tienen su sello

Hay un equipo completo de arqueros celestes en Colombia. Ocho de los 20 clubes de Primera División tendrán un uruguayo bajo los tres palos, y tres conjuntos de Segunda, contarán con presencia charrúa en sus arcos. Una caricia para la escuela uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Bava

Algo deben tener los arqueros uruguayos que son codiciados en todo el mundo. Más allá de sus condiciones, está la técnica, el estilo, y también su personalidad.

Por ese camino parecen seguir todos. Pero esta temporada, como en ninguna otra, se va a dar que 11 arqueros celestes estarán defendiendo los tres palos de clubes colombianos. Ocho lo harán en Primera División, y los tres restantes en Segunda,

Hay muchos que llevan años en Colombia, y son referentes en sus equipos.

Ni que hablar que la huella que dejó Alexis Viera sigue marcada a fuego y sobrepasa lo futbolístico.

Baleado, casi desahuciado, se aferró con uñas y dientes a la vida en su partido más difícil. Y salió airoso.

Paralizado, sin poder caminar, empezó una larga lucha y hoy está de pie.

Su ejemplo de vida, de lucha y de tesón, fue resaltado en todos lados. Hoy trabaja para el América de Cali, pero no se rinde.

A casi 12 meses de su tragedia, cuando lo balearon a la salida de un cajero automático en Cali, sigue peleándola y su meta no terminó. Quiere volver a jugar.

Pero Viera es uno de los tantos arqueros uruguayos que triunfaron en Colombia.

Su tocayo Sebastián Viera es notable figura del Junior de Barranquilla, club que lo tiene como referente.

Con notables temporadas, el ex-Nacional es de los más elogiados por los medios, y muy querido por los hinchas del equipo.

Técnica, pero principalmente, mucha personalidad. Esa parece ser la mejor carta de presentación de los arqueros uruguayos en el mundo, no sólo en el fútbol colombiano.

La lista es larga, y tiene nombres de trayectoria o de escasos partidos en el profesionalismo, pero todos con un denominador común: la garra charrúa.

Nicolás Vikonis ataja en el enorme arco del Millonarios, Ernesto Hernández en Deportivo Cali, Jhonny Da Silva llegó para demostrar sus condiciones en el Huila, Juan Castillo quiere recuperar su titularidad en el arco de Patriotas, y Jorge Bava — el último en desembarcar en la tierra del café— tendrá la difícil misión de custodiar el arco de Atlético Bucaramanga, después de haber dejado a Liverpool en Primera División.

Ocho de los 20 clubes de la A tienen el cerrojo celeste, y tres de la B apostaron a los arqueros charrúas.

Sebastián Fuentes, de gran campaña en el arco de Cerro, llegó para calzarse la mochila del América de Cali, un grande que busca el retorno a la A.

Diego Torres, ex-arquero de Nacional y Atenas, también se sumó a la ilusión de jugar en el casi desconocido —para los uruguayos— Orsomarso, y Martín Rodríguez, el ex-Wanderers y Juventud de Las Piedras, llegó para calzarse los guantes en el arco del Deportivo Pereira.

La tradicional escuela de arqueros del fútbol colombiano le abre las puertas a nuevos alumnos, también adiestrados en una escuela de grandes guardametas, como lo es el fútbol uruguayo.

Oscar Córdoba, Farid Mondragón, el desaparecido Miguel Calero, y en la actualidad David Ospina, miran con recelo la llegada de nuevos metas.

Pero saben que vienen de una herencia fenomenal de los Mazurkiewicz, Rodolfo Rodríguez, Fernando Álvez, Carini y Muslera, entre otros. Tienen el sello de Manos del Uruguay.

Desde Zape a Higuita y de Córdoba a Ospina

El fútbol colombiano se caracterizó siempre por tener grandes arqueros. Fue cuna de goleros que tallaron a nivel internacional e hicieron historia.

"FútbolRed" recuerda que a mediados de los 40 Efraín "Caimán" Sánchez fue "la primera gran leyenda del arco colombiano". La página especializada asegura que "su mito comenzó en la Copa América de 1947 cuando con una notable actuación evitó que la selección cafetera sufriera una goleada humillante ante Uruguay. Colombia cayó 2-0 pero el "Caimán" fue la gran figura.

El destino de Sánchez estaba marcado y terminó siendo el entrenador de uno de los mejores arqueros colombianos: el legendario Pedro Zape, figura del arco cafetero en los 70 y 80. Una de sus mejores noches la tuvo ante Uruguay en el Centenario en la Copa América de 1975. "Atajó todo con un hombro dislocado, hasta un penal al goleador Fernando Morena", recuerda "FutbolRed".

Cuando terminó el reinado de Zape, comenzó el de René Higuita. Debutó en 1987 y cambió el puesto. Jugaba con los pies y salía dribleando rivales. Su "atajada" más importante se dio en Wembley, ante Inglaterra, el 9 de junio de 1995 cuando hizo, por primera vez "El Escorpión".

Después de Higuita, varios más, Oscar Córdoba se adueñó del arco en los 90, Farid Mondragón, y hoy está David Ospina, digno sucesor de esa rica escuela de arqueros colombianos.

DE PALO A PALO

Carrabs: "No nos gusta perder"

Lorenzo Carrabs llegó a Colombia con 23 años. Y marcó un hito de arqueros uruguayos en el fútbol cafetero. No fue el único, claro, pero dejó una huella imborrable en el Junior y en Atlético Nacional entre 1978 y 1989. "A los arqueros uruguayos no nos gusta perder nunca. Siempre tratamos de brindarle seguridad al equipo y meter mucho para que nos respeten en el campo", dijo en un reportaje a El Tiempo de Bogotá hace años.

No sólo Carrabs brilló en quellos tiempos, Freddy Clavijo y Carlos Goyén, también fueron destacados en los 70 y 80 y en las últimas décadas, se destacó Héctor "Pirucho" Burguez (del 97 al 2005), uno de los más renombrados.

SEBASTIÁN VIERA

Es el arquero del Junior de Barranquilla desde el 2011. Lleva 267 partidos y es una de las figuras del equipo. Tiene 33 años y es pilar bajo los 3 palos.

NICOLÁS VIKONIS

Ataja en Millonarios. Tiene 32 años y es de los más destacados en el fútbol cafetero. Llegó a Bucaramanga en 2012 y pasó a Boyacá en 2013.

ERNESTO HERNÁNDEZ

Le dicen "El Profesta". Ataja en el Deportivo Cali club donde llegó la temporada pasada. Tiene 30 años. Atajó en el Huila y en Uniautónoma.

JOHNNY. DA SILVA

El ex-arquero de El Tanque Sisley es el guardameta del Atlético Huila. Tiene 24 años y es de los más jóvenes en el fútbol colombiano. Gran futuro.

JUAN. CASTILLO

A sus 38 años sigue volando de palo a palo en el Patriotas de Boyacá. Antes habia atajado en el Deportivo Pasto, también en el torneo cafetero.

R. GARCÍA

El ex-Rampla Junior se sumó este año al Boyacá Chicó. Con 25 años, ya es figura de su equipo. Fue arquero de Atenas, Durazno y Fénix, entre otros.

LEANDRO GELPI

Renovó contrato con Peñarol pero se incorporó a Equidad (a préstamo) por una temporada. Es otro de los arqueros que se abren paso en Colombia.

S. FUENTES

El ex-meta de Cerro dejó el fútbol uruguayo como uno de los más destacados. Hoy está en el América de Cali, un grande que busca su regreso a la A.

D. TORRES

Fue tercer arquero en Nacional. Sin posibilidades de jugar, eligió emigrar tras su pasaje por Atenas. Tiene 24 años y ataja en el Orsomarso en Segunda División.

M. RODRÍGUEZ

De Wanderers pasó a Juventud y de los pedrenses al Deportivo Pereira. A sus 26 años, eligió probar suerte en el exterior. Y ya se destaca bajo los tres palos.

JORGE BAVA

El ex-Liverpool fue el último en llegar a Colombia. La semana pasada se sumó al Atlético Bucaramanga. A sus 34 años, está en plena vigencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)