COPA SUDAMERICANA

Manos de acero: Jorge Bava fue el gran héroe de Liverpool

“Por momentos se sufrió un poco, pero para irte con algo de acá tenés que sufrir”, admitió el capitán negriazul

Jorge Bava
Postal. El abrazo de Martín Rivas con el arquero Jorge Bava al final del partido lo dice todo. Liverpool se trajo gran triunfo de Bahía. Foto: AFP

La delegación de Liverpool tuvo largas horas de espera en San Pablo, porque debido a una demora en el vuelo que los trajo desde Bahía, perdieron la conexión a Montevideo. Y recién anoche, a las 21 horas, pudieron tomarse el vuelo de regreso. De todas maneras, el ánimo no podía ser mejor tras la victoria del jueves frente a los bahianos por la ida de la Copa Sudamericana. Y se tomaron la espera con tranquilidad.

El arquero Jorge Bava tuvo mucho que ver con el triunfo que consiguieron y que les permite encarar la revancha con optimismo. Pues sin quitarle méritos al gol conseguido por el “Colo” Juan Ignacio Ramírez, sus atajadas fueron claves para mantener el cero en el arco ante un avasallante Bahía, que terminó realizando más de veinte remates.

“Estoy muy contento. Fue un paso muy trascendente. Logramos ganar en un recinto muy difícil y ahora tenemos la serie abierta. Conseguimos un triunfo muy importante, pero hay que ser cautelosos y preparar con la misma intensidad la revancha”, afirmó el experiente arquero desde el aeropuerto de Guarulhos.

“El partido se dio como lo habíamos trabajado. Sinceramente, fue todo como se había planificado. Por momentos se sufrió un poco, pero es normal. Para irte con algo de acá tenés que sufrir porque el rival es muy bueno. Tiene mucha categoría e impone mucho ritmo. Salimos bien de esos momentos malos, que eran normales, y aprovechamos los buenos que tuvimos”, analizó.

Bava destacó al equipo por sobre sus intervenciones. “Todos hicieron un buen trabajo. Hubo momentos bravos, situaciones de riesgo, en los que obviamente el arquero tiene que aparecer. Pero el equipo hizo un gran desgaste y minimizó las chances de ellos. Si bien tuvieron algunas ocasiones, en conjunto sobrellevamos muy bien esos momentos de zozobra”.

No le gusta que le pregunten cuál fue la pelota más difícil que pudo atajar. “¡Siempre con esa pregunta!”, se quejó. “Para mí son todas importantes, porque llevan destino de gol. Por más que unas puedan ser más espectaculares que otras. Para mí todas fueron complicadas. Capaz que en el segundo tiempo hubo un cabezazo que tapé y le quedó en los pies a otro y tuve que reaccionar rápido. Puede que esa una doble atajada haya sido la más complicada”, admitió a regañadientes.

“Ellos son muy buenos de local, los habíamos estudiado. Mismo acá en Brasil cuando Bahía recibe a los equipos grandes los avasalla desde el inicio. Ahora va a tener que salir diferente. Hoy la copa está muy pareja y las localías son menos importantes. Tenemos que hacer valer lo bueno que conseguimos acá, con un buen resultado en la revancha, sino, no sirve de nada. Pero va a ser muy difícil, son brasileños y tocan bien la pelota. Y al ir en desventaja, van a tener que adelantar las líneas”, explicó.

GEMELO. Fue la primera vez que Bava jugó un torneo internacional con otro equipo que no sea Nacional. “Hacía un tiempo que no jugaba torneos internacionales en América y la verdad que disfruto mucho este tipo de torneos, y más cuando se gana y con una performance como la que mostramos en Bahía. Lo hicimos de gran manera”, reconoció el arquero que llegó casi sin entrenamientos al partido.

“Lo disfruto porque fue un gran triunfo contra un rival importante. Y me preparé mucho porque estuve con un golpe que se me agravó y llegué medio en algodones. Me cuidé mucho en las dos semanas anteriores, no hice fútbol, para poder llegar bien al debut. No me sobraron las prácticas pero pude llegar bien al partido. Practiqué solo dos días antes de viajar. Me tenía nervioso el tema porque se me había agravado el golpe y pasaban los días y no drenaba y no me permitía movilizar la zona”, contó sobre su lesión en el gemelo.

El jueves, algunos durmieron tras el triunfo, entre ellos el arquero que estaba muy cansado, pero solo un par de horas, porque a las dos y media de la mañana ya salieron para el aeropuerto. “Es un viaje largo y difícil que se complicó más porque perdimos la conexión, pero se sobrelleva mejor por el triunfo”.

Tras el partido, Bava recibió muchos mensajes de felicitación, de la gente que siempre está, según dijo. Entre ellos el de su hija Ariana. No así del varón, Rodrigo, que tiene 14 años y ya no está tan pendiente de su padre. “Sé que vio el partido junto a sus compañeros en la sede porque juega en la sexta de Liverpool. Pero ya entró en esa etapa que no te da bola, la chica sí, por ahora”.

Flor de debut del “Papa” en la Copa

El partido del jueves en Salvador fue el debut internacional del técnico Paulo Pezzolano, que aún no lleva dos años dirigiendo. “Estaba tranquilo. Fue muy lindo salir a la cancha y ver el entorno y a los jugadores haciendo lo que les habíamos pedido”, contó el “Papa”. “Era un momento para disfrutar, sobre todo teniendo en cuenta que cuando llegamos al club al año pasado era para pelear el descenso y ahora estamos jugando una copa internacional”, añadió.

“Se dio todo como lo habíamos planificado. Salió como lo habíamos pensado. Sinceramente, no hubo sorpresas. Sabíamos que subían los laterales y les cerramos los circuitos. Estuvimos juntos en todas las líneas”, analizó el técnico quien destacó, a su vez, la labor de su arquero. “Jorge entrena a muerte y siempre le da para adelante al equipo. Transmite mucha confianza y sus compañeros lo sienten. Se mandó un partidazo”, culminó el DT que planificará un partido diferente para la revancha que se jugará en el Franzini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)