TORNEO INTERMEDIO

La mano de Jorge Giordano cambió el rumbo para conducir a Nacional al triunfo

El técnico reaccionó a tiempo, hizo variantes que le dieron más profundidad al equipo y Thiago Vecino fue clave con una asistencia y el gol del triunfo.

Thiago Vecino y Gonzalo Bergessio
Thiago Vecino y Gonzalo Bergessio, autores de los goles de Nacional ante Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo FIgueredo

Hay veces que los técnicos hacen todo lo que está a su alcance para revertir un panorama adverso de su equipo y no logran el resultado buscado. Hay otras que sí, pero en cualquiera de los casos dependen de un factor externo como son los futbolistas.

Son ellos los que en el campo de juego deciden, pues para revertir un resultado hay que hacer goles y en eso el técnico tiene una incidencia mínima. El triunfo 2-1 de Nacional anoche en su visita a Deportivo Maldonado es uno de esos casos en los que el técnico hizo lo que debía y los futbolistas le respondieron.

En noche de Halloween, el golazo convertido por Matías Tellechea a los 52 minutos hizo regresar los fantasmas de lo ocurrido en la última fecha del Apertura, cuando el conjunto fernandino le empató al tricolor en el Gran Parque Central y le quitó la posibilidad de ser campeón. Pero esta vez Nacional reaccionó.

Thiago Vecino
Thiago Vecino intenta sacar el remate sobre Nicolás Olivera. Foto: Ricardo Figueredo

Jorge Giordano había salido a jugar el partido con un 4-3-2-1, pero al medio le faltó generación y Gonzalo Bergessio quedó aislado, rodeado de rivales y sin espacio para poder hacer valer su poder goleador. Volvió del entretiempo con cambios de nombres y de figura táctica: Santiago Rodríguez y el debutante Ignacio Lores al campo por Rodrigo Amaral y Joaquín Trasante para un 3-4-3. Y esto lo aprovechó bien Deportivo Maldonado, porque con un balón cruzado a espalda de los zagueros puso el 1-0.

Mientras el local hacía variantes para controlar el partido, el técnico de Nacional las hacía para revertir el marcador. El ingreso de Lores ya le había dado mayor amplitud de cancha, pero necesitaba cerrar las jugadas por el medio y para ello puso a Thiago Vecino, pero sin quitar a Bergessio. El que salió fue Alfonso Trezza. Y el resultado fue inmediato.

Un minuto después de estar en cancha, Vecino bajó la pelota metida por Lores para que Bergessio empatara y cuatro minutos más tarde el propio joven centrodelantero anotó de cabeza un centro enviado por Santi Rodríguez.

Gonzalo Bergessio
Gonzalo Bergessio remata al gol para el 1-1. Foto: Ricardo Figueredo

Repasemos entonces: Lores, Santi Rodríguez y Vecino protagonistas en los goles. La conclusión es clara: las decisiones del técnico Giordano fueron determinantes para cambiar el rumbo del juego, aunque claro está que contó con la colaboración de los futbolistas, que cumplieron al pie de la letra lo que les pidió, porque se vio claramente cuando en un momento le reclamó a los gritos a Lores que no bajara, sino que se quedara bien abierto a la derecha para desequilibrar por afuera y cerrar las jugadas por adentro.

Giordano dirigió tres partidos y Nacional ganó todos: 1-0 a Fénix, 2-0 a Alianza Lima y 2-1 a Deportivo Maldonado, con cinco goles a favor y uno en contra. El secretario técnico anda volando. ¿Dejará de ser el técnico luego del Intermedio?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados