CHAMPIONS LEAGUE

Manchester City-PSG, un duelo sin margen para el error

El equipo inglés tiene la ventaja del 2-1 de la ida, pero nada está resuelto  en esta semifinal

Manchester City.-PSG
Zinchenko y Stones del City en la marca de Mbappé, estrella del PSG, en el partido de ida de hace una semana.

Con la mirada puesta en el horizonte de la historia, el Manchester City persigue su primera final de la Champions League con la ventaja del 2-1 logrado en el Parque de los Príncipes ante un París Saint-Germain que se obstina con fe en la remontada como receta para lograr su segunda final consecutiva.

A partir de las 16.00 de hoy (hora uruguaya) se medirán en el Etihad Stadium de Manchester en la semifinal de vuelta, duelo definitivo de esta temporada entre ambos.

Hace una semana en París, PSG dominó ampliamente el primer tiempo y se fue ganando 1-0, pero en el segundo el City lo dio vuelta, cambiando radicalmente el control del juego.

Los dos clubes que representan mejor que nadie el sustento estatal del Golfo Pérsico al fútbol de alto nivel miden sus fuerzas con sus planteles a pleno rendimiento, con cierta ventaja para los ingleses por la renta de la ida.

Pero son días agitados en Manchester y el incidente en Old Trafford que supuso la suspensión del Manchester United-Liverpool también ha salpicado al Etihad Stadium. El City no pudo celebrar el título de la Premier League y tendrá que esperar mínimo una semana más para llevarse su séptima liga inglesa.

Este trofeo, el segundo de la temporada, no hubiera alejado el foco de lo verdaderamente importante para los de Pep Guardiola. Europa es el objetivo principal de un entrenador que ya ha empezado a manifestar su amor por la 'Orejona' y que hace unos días la calificó como la “competición más bonita”. El técnico catalán busca su tercera final de la Champions, la primera desde 2011.

Mientras tanto, el plantel y el cuerpo técnico del PSG encabezado por el argentino Mauricio Pochettino se han obstinado en los últimos días en insuflarse la fe de que remontar el resultado es posible.

Con todo su equipo disponible, salvo el sancionado Gueye, expulsado en la ida, la duda reside en Kylian Mbappé, que sufrió una contractura en París que le impidió jugar el pasado sábado, pero cuyo concurso en el Ethiad se da por descontado.

El campeón del mundo se entrenó en el gimnasio, pero hay pocas dudas de que estará hoy. Es el máximo goleador del equipo y aunque en el Parque de los Príncipes no está siendo determinante, el club cuenta con la magia que ha mostrado en los desplazamientos en el exterior, tanto en Barcelona como en Munich.

Se espera un gran partido, con fútbol por ambas partes y, pese a la ventaja del City, con una definición incierta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error