TORNEO CLAUSURA

Para tener mañana, tanto Danubio como Nacional deben ganar

El conjunto de la franja recibe al tricolor, al que ya venció en el Intermedio y que tampoco puede dejar puntos por el camino para luchar por el Clausura y asegurar la Anual.

Thiago Vecino recuperado de la lesión
Thiago Vecino, con su nuevo look, tendrá la primera presencia como titular en 2021.

Sin margen de error. Así encaran el partido que disputarán esta tarde (hora 16:30, VTV Plus) Danubio y Nacional en el estadio María Mincheff de Lazaroff, aunque con objetivos distintos. Ceder unidades para el tricolor significaría prácticamente resignar el Torneo Clausura, que en realidad no es tanta prioridad como lograr la Anual por la ventaja que ello conlleva. El que sí está al borde del abismo es la franja, pues no ganar le puede significar bajar a Segunda hoy mismo si a segunda hora triunfa Deportivo Maldonado.

¿Es favorito Nacional? Por supuesto. No juega lindo, eso es bien sabido, pero sí es efectivo y el objetivo de todo tricolor es ser campeón. No contará para este partido con Gonzalo Bergessio —quien se encuentra suspendido luego de haber sido expulsado frente a Defensor Sporting— y eso significa que el equipo pierde a su principal carta de gol, pero eso no implica que el conjunto que dirige Jorge Giordano no pueda ganar, porque si hay algo que ha tenido el técnico es haber encontrado las soluciones a los problemas que se le fueron presentando a lo largo de la temporada.

Algún mérito más seguro que tiene Giordano, pues los números hablan por sí mismos. Nacional lleva 12 partidos sin perder, de los cuales ganó la mitad (los dos últimos entre ellos) y empató la otra. Incluso el triunfo conseguido el pasado fin de semana sobre Defensor Sporting por 2-1 en el Gran Parque Central fue sin el aporte goleador de Bergessio, pues ambos tantos fueron de Felipe Carballo.

En lo que sí puede influir la ausencia del capitán es en la forma de juego. El lugar de centrodelantero lo ocupará Thiago Vecino, quien no es titular desde el 30 de noviembre del año pasado, cuando ante otra ausencia de Bergessio jugó los primeros 68 minutos en la victoria 1-0 sobre Boston River.

El joven de 22 años no tiene las mismas características de Bergessio. No es de ir tanto al choque y tampoco tiene entre sus fuertes pivotear de espaldas al arco. Su potencial mayor es aprovechar los envíos que llegan al área para transformarlos en gol. Entonces, Nacional deberá hacer un juego mucho más abierto, mandando a sus extremos o laterales más a fondo para poner la mayor cantidad de pelotas en el área danubiana.

Brian Ocampo y Pablo García han venido jugando bien últimamente. Giordano, un estudioso del fútbol, seguramente ya habrá detectado que su equipo tiene ventaja precisamente por las bandas, porque Danubio ha sido inconsistente en marcar los laterales, por lo cual por allí puede estar una de las claves para que Nacional llegue, anote y gane los tres puntos.

Brian Ocampo está obteniendo la confianza del técnico
Brian Ocampo.

Por otra parte, si se hace el análisis ya no de la tabla (en la cual hay más del doble de puntos de diferencia en la Anual, pues Nacional tiene 66 unidades y Danubio 31) sino del funcionamiento, el tricolor es claramente superior en todas las líneas.

¿Cómo puede ganarle Danubio a Nacional? Lo primero a decir es que puede porque ya lo hizo. Por el Intermedio y de visitante, los ya dirigidos en ese momento por Leonardo Ramos se impusieron 2-0 con goles convertidos por Facundo Labandeira y Paulo Vinicius en contra. La fórmula entonces fue haber encimado a los mediocampistas de Nacional, a los que no dejaron recibir ni entregar con comodidad. De esa manera dejó aislados a los delanteros, que no pudieron desnivelar. En ese partido al tricolor le faltó Gabriel Neves, que es quien distribuye el juego en el mediocampo y que hoy sí estará.

Los jugadores de Danubio celebran el tanto ante Nacional. Foto Leonardo Mainé.
El festejo danubiano luego de un gol en el Parque Central por el Intermedio . Foto Leonardo Mainé.

Lo otro es que más motivación que evitar el descenso no puede tener el conjunto danubiano para afrontar este encuentro. No obstante, los problemas que ha tenido para sumar han sido importantes. De los últimos siete partidos solo ganó uno, empató dos y perdió cuatro. El único triunfo en este período fue el logrado hace tres jornadas por 2-1 sobre Cerro.

Para Danubio no habrá mañana sin victoria, porque puede volver hoy mismo a Segunda, donde estuvo por última vez en 1969.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados