RACING

El "Mama" eligió el proyecto cervecero

Es la primera vez de Diego Arismendi en otro equipo y espera no equivocarse y pasarle la pelota a las camisetas blancas de Nacional cuando las tenga enfrente

mama
"Mama". Diego Arismendi en el Parque Roberto, su nueva casa. Foto: Leonardo Mainé.

El plantel de Racing acababa de llegar del Prado, donde habían llevado a cabo la primera parte del doble horario. Diego Arismendi se preparaba junto a sus nuevos compañeros, para almorzar, descansar y luego encarar los trabajos tácticos de la tarde.

Es la primera vez del “Mama” en otro equipo que no es Nacional, pues si bien salió al exterior en varias oportunidades, nunca vistió en Uruguay otra camiseta que la tricolor.

“Es una experiencia nueva para mí y creo que me va a hacer crecer en lo personal y en lo deportivo. Se puede crecer desde otro lugar, no es necesario estar en un club de mayor nombre para hacerlo. Y a eso apunto al haber elegido Racing”, dijo Arismendi, sentado a la sombra en el Parque Roberto.

“Siempre me ha tocado estar en equipos con una infraestructura mayor, pero no tuve ningún inconveniente para adaptarme, ya desde el primer día. Los compañeros y los funcionarios fueron bárbaros conmigo tratándome con amabilidad y respeto. Me voy acomodando bien y sinceramente, me siento cómodo”, afirmó.

“Quedé sorprendido con la concentración nueva. Este es un equipo humilde, pero muy prolijo”, agregó quien sólo conocía sus nuevos compañeros de haberlos enfrentado cuando estaba en Nacional.

Al presidente cervecero, Raúl Rodríguez, le costó convencer al “Mama”. Estuvo como un mes hablando con él y su representante Pablo Rivero. “Estábamos esperando por unas posibilidades que había del exterior, que no se concretaron por un tema económico. Y dentro de los proyectos que había en Uruguay, Racing fue el que más me convenció”, explicó .

El técnico Juan Tejera suspendió los amistosos de esta semana y prefirió trabajar en lo táctico por la llegada de Arismendi y de Leandro Rodríguez. Recién el sábado jugarán frente a Cerro Largo.

Arismendi viene de Rosario Central. “Fue una experiencia rara, llegué con el torneo empezado. Estuve tres semanas y tres meses. Uno de ellos lesionado. No colmé las expectativas en ese corto tiempo. No me adapté mucho al equipo, no tuve las posibilidades que yo esperaba. Quisieron traer otro jugador para mi posición y rescindimos el contrato de mutuo acuerdo. Fue raro porque me quedé con la sensación de que podía haber jugado, pero no tuve la oportunidad”, contó quien reconoció que aún no se ha puesto a pensar lo que va a sentir el día que tenga que enfrentarse a Nacional.

“Va a ser una sensación muy rara. Después de jugar tantos años en un mismo club, espero que cuando levante la cabeza no tenga ese impulso rápido de ver una camiseta blanca y querer dársela. Ojalá que no me pase ese instinto de pasársela. Es que en Uruguay jugué solo en Nacional. Y tengo muchos amigos en el entorno del club. Llegué a los 15 años y cada vez que volví al Uruguay fue para jugar en Nacional. Va a ser algo muy raro”.

NACIONAL. El “Mama” tenía claro que este no era momento para regresar una vez más a Los Céspedes. Lo que ya hizo en dos oportunidades, una al volver de Inglaterra y la otra de Arabia Saudita. “No entro dentro del proyecto planteado. Fue raro que dejaran a tantos jugadores, identificados con el club, libres. Uno lo mira desde el punto de vista sentimental, pero capaz que quisieron hacer un proyecto innovador en el club debido a la deuda y eso los llevó a no tener el tacto o el respeto por jugadores que le han dado mucho al club. Es complicado, pero a veces cuando se trata de hacer un proyecto de ese tipo no se puede tener tacto o sensibilidad. Fue raro, espero por el bien de Nacional que salga bien”, manifestó quien de todas maneras, se ilusiona con regresar algún día al club con el que fue campeón uruguayo en tres oportunidades: “Tengo el deseo o el sueño de tener una cuarta etapa en el club y salir campeón otra vez”.

Como lleva solo dos días entrenando en Racing, reconoce que para él es bueno que se haya postergado el torneo. “La historia del fútbol uruguayo es siempre la misma, intereses encontrados de por medio. Pasa por unos pocos. Y afecta a los jugadores y a la gente, que quedan de rehenes”.

ASUSTADO. Recién cumplió los 31 años, es de la generación de Suárez y Cavani. Hace unos años pensaba que se iba a seguir dedicando al fútbol, cuando llegara el día de colgar los zapatos. Ya no. “Estaba convencido, pero con el tiempo he visto a compañeros con los que conversábamos sobre cosas que no nos gustan y que nunca haríamos y terminaron siendo más de lo mismo al trabajar como técnicos o gerentes. Cosas feas que pasan en el fútbol. Tengo miedo que me pase lo mismo. Cada vez estoy más asustado de convertirme en algo que no quiero ser. No quiero perder mis valores ni mis ideales”, culminó con sinceridad.

martina

En su casa se habla sólo de fútbol

Arismendi está en pareja desde hace cinco años con Martina González, quien juega al fútbol en Nacional. Es 9 y ha convertido más de 100 goles con la tricolor. “Nos conocimos en el club, en el 2014. Empezamos a conversar como amigos y acá estamos. Es lindo porque tenemos los mismos gustos, el fútbol y el carnaval. Pero al mismo tiempo es raro porque a veces llegás a tu casa y no querés hablar de fútbol, pero es el tema que está siempre”, contó sobre la futbolista, que estudió maquillaje y peluquería. Planean tener hijos y seguro que les va a gustar la pelota. “No me gusta la presión que le ponen a los niños hoy. Obvio que voy a jugar con ellos a la pelota, pero que tomen el camino que quieran”.

juan
Estratega. Juan Tejera, el técnico de los de Sayago. Foto: Leonardo Mainé.
EL TÉCNICO

A Juan Tejera no le gusta fijarse metas, pero...

“Lo del ‘Mama’ lo veníamos manejando hace tiempo, pero estaba esperando algo de afuera que no le salió. Por suerte se arregló su incorporación a nuestro grupo. Es un jugador importante, de mucha experiencia, de trayectoria. Puede darle una personalidad importante al equipo, personalidad y orden. Ahora lo más importante es que se adapte lo más rápido posible a nuestro funcionamiento. Ya terminamos el acondicionamiento físico, estamos en al etapa de afinar y buscar funcionamiento”, dijo el técnico de los de Sayago, Juan Tejera.
Junto con Arismendi llegó Leandro Rodríguez. “Llegó con poco ritmo y poca participación en fútbol en Torque el año pasado. Antes en Danubio tampoco tuvo la chance de jugar mucho. Pensamos darle trabajo y ritmo para que nos de una mano en algún momento”, explicó el entrenador a quien no le gusta fijarse metas.
“Pero tenemos ilusiones con el grupo, pelear cosas importantes, estar arriba y clasificar a una copa”. Por ahora intenta manejar la ansiedad de los jugadores que quieren competir. “Lo combatimos con mucho trabajo y partidos amistosos”. El sábado jugarán con Cerro Largo y el miércoles frente a Rampla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)