EL ANÁLISIS

Los malos siguen ganando

Desde hace días o mejor dicho semanas se viene hablando de las diferencias que hay entre la AUF y el Ministerio del Interior, porque este último se niega a enviar policías a los partidos de alto riesgo. Más allá de la discusión filosófica, en la que ambas partes esgrimen argumentos razonables, está claro que es impensable un fútbol uruguayo sin uniformados para mantener el control.

Mientras se desperdician horas y recursos humanos discutiendo sobre la seguridad, la partida claramente la siguen ganando los violentos. Tan es así, que incluso cuando no hay fútbol se producen incidentes.

El sábado a la noche hubo elecciones en Cerro y una lista ganó contra todo pronóstico. En lugar de festejos hubo agresiones. Un grupo de personas agredió a Walter Píriz, el presidente electo, quien terminó internado.

Parece poco probable que la hayan emprendido contra él sus propios seguidores, por lo que es sencillo imaginarse desde qué sector provienen los violentos.

Lo malo del caso (aunque no lo peor, pues lo es el ataque) es que Píriz decidió no asumir como presidente. Así que ellos, los malos, siguen ganando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)