COPA LIBERTADORES

Una mala racha que no tiene fin

Peñarol se ilusionó con avanzar a los octavos de final, pero el éxito le fue esquivo por séptima ocasión

Peñarol vs. Flamengo
Foto: Gerardo Pérez

La noche del martes 9 de abril, el hincha de Peñarol se fue del Campeón del Siglo con una sonrisa de oreja a oreja. El equipo le había ganado a Liga de Quito 1-0 y le sacó por ese entonces cinco puntos a falta de seis por jugarse en el Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Quedaban dos fechas y los rivales del aurinegro eran San José de Oruro a 3.800 metros sobre el nivel del mar y Flamengo en Montevideo.

Un triunfo en el techo del mundo le daba a los aurinegros el pasaje a octavos de final con una jornada de antelación, pero la derrota 3-1 dejó la definición del grupo más que abierta, con tres equipos con chance de avanzar en busca de esos dos lugares en la ronda de los 16 mejores.

Pero quedaba la última oportunidad y todo seguía dependiendo de Peñarol. Ganarle a Flamengo en el Campeón del Siglo pasó a ser el gran objetivo aurinegro para no depender de un resultado que en Ecuador no se dio porque Liga de Quito goleó 4-0 a San José.

Y el equipo de Diego López dejó todo en la cancha. Agotó recursos, buscó variantes, sumó gente al ataque, generó situaciones de gol, pero a pesar de que por momentos Flamengo pudo llevárselo, el empate sin goles terminó condenando al carbonero.

Ya son ocho años de un maleficio que no se corta. La clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores sigue siendo la gran deuda de Peñarol y en esta edición, estuvo más cerca que nunca: quedó eliminado con 10 puntos.

En el recuerdo continúa esa memorable campaña del 2011 en la que el carbonero con 9 unidades no solo superó la fase de grupos sino que además, llegó a la final.

Anoche Peñarol estuvo cerca de ponerle fin a una mala racha que por ahora no se termina y después de esto, la Sudamericana será el consuelo en el plano internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)