PEÑAROL

La mala racha que pasa Tomás Costa

Dos penales y un balón mal pasado le costaron ocho puntos a Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Importante. Costa es el que saca la pelota bien jugada. Foto: Marcelo Bonjour

No es que en estos últimos partidos haya jugado precisamente mal, pero como los errores que tuvo terminaron derivando en un gol rival, todo toma otra dimensión. Así es lo que le ocurre en este momento al argentino Tomás Costa.

En los últimos tres encuentros tuvo un error decisivo en cada juego que terminó siempre en un tanto contrario y, para peor, en la pérdida de ocho de los nueve puntos. El sábado pasado, ante Fénix, cometió un penal al tocar la pelota con la mano luego de querer pararla de manera algo defectuosa. El martes, ya con Huracán por la Copa, entregó mal una pelota en la salida que terminó en el 1-0 con el que los de Parque Patricios se llevaron las tres unidades del Centenario. Ayer, ante Sud América, volvió a cometer un penal y significó el 1-1 definitivo.

Costa es un jugador muy importante dentro del esquema de Jorge Da Silva. Eso ha quedado demostrado en el inicio de esta temporada. Volantes centrales con buen manejo de pelota y que encima tengan buena pegada, no abundan en el fútbol uruguayo. Por eso, en su llegada al mirasol, sus rendimientos se destacaron de inmediato ganándose el reconocimiento de todos. Y la realidad es que sigue siendo un pilar de este Peñarol. Es el encargado de sacar la pelota limpia para los demás y le da otro equilibrio a Nahitan Nández, ya que lo ayuda en la contención. También es un alivio para Diego Forlán, que ya no tiene que retroceder tantos metros en la cancha para tomar contacto con el balón. Y como si fuera poco, quedó demostrado que en sus mejores partidos fue cuando mejor funcionó Peñarol.

Pensando ya en el partido del martes ante Atlético Nacional en Colombia, donde el conjunto mirasol necesita traerse al menos un punto para seguir pensando seriamente en avanzar de fase, será importante para "Polilla" Da Silva tenerlo en un buen nivel. Tener la pelota, poder meter un pase entre líneas o un tiro de larga distancia puede hacer la diferencia en un grupo que se viene mostrando muy parejo. Claro que también será importante no cometer estas pequeñas fallas que pueden terminar empañando una actuación.

Tomás Costa ya reconoció sus errores dentro de la propia cancha. No buscó excusas. Se hizo cargo, masticó bronca y luego también lo reconoció públicamente durante la semana. El rosarino, como Peñarol, tuvo una semana para el olvido. Atraviesa una mala racha donde jugadas puntuales opacan su rendimiento. Le está pasando como a los arqueros: pueden atajar mil pelotas, pero si fallan en una termina en el fondo de la red. Peñarol necesita tenerlo como al principio.

Otra vez un banco sin zagueros.

Lo hizo primero ante Fénix en el torneo local y luego ante Huracán en la Copa Libertadores, aunque en este último partido terminó llamando mucho más la atención por la lesión de Carlos Valdez antes de la finalización del primer tiempo.

Jorge Da Silva volvió a conformar el banco de suplentes sin zagueros; al menos centrales naturales. El juvenil Fabrizio Buschiazzo concentró y viajó hasta Maldonado, pero finalmente quedó fuera del banco de suplentes al igual que el volante defensivo Marcel Novick.

Como alternativas para el fondo, el "Polilla" llevó a Andrés Rodales (lateral) y al "Pajita" Rodrigo Viega, volante por afuera que también puede dar una mano marcando la punta derecha. Al igual que ante el "Globo", la posibilidad de modificar esta línea de cuatro, si existía un problema en la zaga, era dándole lugar a uno de estos y pasando a Maximiliano Olivera como defensor central.

La otra opción que tenía el entrenador, que solo la ha probado puertas adentro en Los Aromos, era poner a Nicolás Freitas, volante central, como zaguero.

Vale aclarar que el capitán Carlos Valdez sufrió un desgarro en el isquiotibial de la pierna izquierda, por lo que tendrá una recuperación de al menos 20 días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)