Álvaro Recoba

El fin de la magia china

Todo el mundo sabía que este día iba a llegar, pero nadie en Nacional quería aceptarlo. Álvaro Recoba le puso fin a su ciclo como jugador tricolor. "Disfruto más quedarme acostado hasta tarde y estar con mis hijos", dijo el "Chino" antes de que comenzara el partido ante Gimnasia y Esgrima.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alvaro Recoba

Horas antes se había comunicado con su amigo Antonio Pacheco y ambos se habían puesto de acuerdo en que no aceptarían la propuesta de Villa Teresa para cumplir su deseo de jugar juntos. Es más, el "Tony" también tiene tomada la decisión de colgar los botines, pero él todavía no la hizo pública. El fútbol uruguayo pierde a dos grandes de verdad y Nacional a su fuente de magia, esa que iban a ver sus hinchas cada tarde de partido, sobre todo en el Parque Central, donde el "Chino" parecía inspirarse más todavía.

Recoba se va como debe irse un ídolo: campeón. Supo cuándo debía dar el paso. Ya tuvo la posibilidad de irse por la puerta grande en 2012, cuando cerró lo que fue una de sus mejores temporadas en Nacional anotando el gol en la final ante Defensor Sporting que le dio el título a la institución del Parque Central. Daba la sensación de que era el momento indicado para decir adiós. El marco era el ideal, porque Marcelo Gallardo (técnico de ese equipo) lo supo llevar con maestría, dándole los minutos justos y haciéndolo rendir al máximo.

Pero el "Chino" quería más. Se quedó en Nacional y no repitió su gran nivel en las siguientes temporadas.

Igual, todavía tenía guardada en su bolsa de magia un antológico gol olímpico en el Parque Central ante Wanderers y un inolvidable tanto de tiro libre en los descuentos del clásico del Apertura 2014 que sirvió para dar vuelta un resultado en los cinco minutos finales y vencer por 2-1. Ese Nacional, con el "Chino" ya definitivamente de suplente e ingresando para disputar los últimos minutos, ganó por destrozo el Apertura, no pudo repetir en el Clausura y definió el título en el alargue de la final con Recoba en la cancha.

Allí, dando la vuelta olímpica, se dio cuenta que era el momento. Antes de irse de vacaciones dijo que resolvería al regreso. Y lo hizo, porque no se sentó a conversar de su renovación ni se presentó a entrenar.

Se prepara para ser dirigente. El fútbol se prepara para vivir sin su magia.

DESPEDIDA.

El tuit del adiós.

"¡Gracias a mis compañeros y a la hinchada por todos los lindos momentos que me hicieron vivir! ¡¡Gracias!!", escribió Recoba.

Solo jugaría en el exterior.

"Mi ciclo como jugador, al menos en lo local, ya terminó", dijo el "Chino". Solo cabe la posibilidad de que lo disfruten otros en el exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)