ESPAÑA

En Madrid quedaron mudos, en Barcelona hablan del antológico partido de Suárez

En Mundo Deportivo describieron que el "Pistolero" hizo "de Messi y de 'Killer'" al destacar el papel antológico que tuvo el goleador en el clásico.

Sport
Mundo Deportivo.
Marca
La Vanguardia
El País
As

En Madrid se quedaron mudos y sin tinta en los bolígrafos. Y hasta con problemas en los teclados de sus computadoras. Luis Suárez les volvió a ganar a todos y el golpe de su hat-trick fue tan grande que muchos terminaron escondiendo la cabeza.

Claro que hay excepciones. Como la del periodista Juan Jiménez de diario AS, que en su análisis de la importancia que tuvo el "Pistolero" en el clásico Real Madrid-Barcelona escribió: "La imagen de Suárez, casi flotando cuando picó el balón por encima de Courtois y corrió para celebrar el 4-1 en éxtasis, será recordada durante años".

Además, agregó: "Suárez ha demostrado un tremendo carácter para agarrar el liderazgo del equipo y levantarlo del bajón que había sufrido por la baja del argentino. Suárez ha demostrado que también podía ser líder. Su Clásico tuvo mucho de reivindicación también. A todos los que habían expresado dudas sobre su edad y rendimiento, Suárez les ha contestado con un partido que le sitúa todavía en la élite máxima del fútbol".

En Barcelona, naturalmente, los elogios hacia el delantero uruguayo fueron superlativos, aunque no hubo un regalo absoluto de portadas de los diarios deportivos para su fantástica jornada. El columnista Santi Nolla en Mundo Deportivo precisó: "Suárez rompe a la defensa blanca y hace de Messi y de ‘killer’. El partidazo del uruguayo fue antológico. Ha marcado siete goles a los blancos en nueve partidos de Liga. El penal fue ejecutado de forma excelente porque Courtois se lanzó muy bien. El cabezazo fue impecable y el toque del tercero, una obra de arte".

Para su colega Lluís Mascaró lo mejor de todo fue que en el Camp Nou se vio "un Suárez que ha asumido los galones de líder con su coraje, su fuerza y sus goles".

Francisco Cabezas, del diario El Mundo, en su comentario del partido explicó: "Tras un indigno primer acto en el que el Real Madrid se fue con una desventaja de dos goles, el entrenador se revolvió. Levantó a su equipo. Hizo sufrir al Barcelona durante media hora. Lo llevó al límite. Hasta que Luis Suárez, gigantesco en ausencia de su íntimo amigo Messi, dijo basta. El clásico fue suyo. Sus tres goles, además de un palo, fueron una losa insoportable para el entrenador del Real Madrid, ridiculizado en el ocaso con el quinto gol de Arturo Vidal".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)