ENTREVISTA

Macaluso trancó con el alma

Pensaba seguir en Juventud a pesar de las deudas y de bañarse con agua fría; no soportó el maltrato

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Damián Macaluso.

"Mi mujer me dijo que estoy loco”, contó Damián Macaluso sobre su decisión de rescindir vínculo con Juventud de Las Piedras a pesar de tener un año y medio más de contrato. “Pero es lo que uno trata de trasmitirle a la familia y a los hijos. Si estamos juntos no pasa nada, ya vendrán tiempos mejores”, agregó el defensa, quien lejos de arrepentirse, está cada vez más convencido de lo que hizo.

“Estoy muy seguro del paso que di”, asegura. Pero, ¿qué pasó? “Uno siempre está tratando de predicar y de inculcarle a los compañeros, sobre todo a los más jóvenes, que se hagan respetar y que les respeten por lo menos las condiciones de trabajo. A esta altura de mi vida no estoy para soportar malos tratos ni que me hablen como dictador. Yamandú Costa dio la pauta para que el que no estuviera de acuerdo se fuera y yo tomé la decisión de irme”, explicó Macaluso, quien no fue el único futbolista en dar un paso al costado a pesar de tener contrato. Leandro Ezquerra y Roberto Hernández también se desvincularon del club pedrense.

“Lo raro es que yo nunca había tenido un problema con Costa. Las poquitas veces en que habíamos hablado nunca me llevé mal”, agregó Macaluso sobre el presidente. Todo comenzó cuando los futbolistas se reintegraron a entrenar y se enteraron de que había dobles y triples horarios planificados, los que decidieron no cumplir por las deudas que mantenían con ellos.

“Pero esto no pasa solo por la deuda, hubo otras cosas. A los utileros los mandaron al seguro de paro y pusieron a otros. Cambiaron como si nada y el utilero es alguien muy importante para un vestuario. Esteban y Pepe estaban todos los días trabajando con nosotros y se tuvieron que ir, sin importar la persona ni su esfuerzo. También el entrenador de arqueros”, contó “Maca”.

“Entonces le sugerimos a los dirigentes que en lugar de gastar en comidas y alojamiento en la pretemporada volcaran esa plata para saldar alguna deuda. La primera respuesta fue que iba a cerrar La Chacra donde entrenamos y que no iba a presentar al equipo. Al otro día fuimos a entrenar y no nos dieron ropa. Y por la tarde nos llegó nuevamente su mensaje diciendo que las cosas se hacían como él decía y para el que no estuviera de acuerdo las puertas estaban abiertas de par en par. Y como yo siempre estoy diciendo que hay que hacerse respetar, tomé la decisión de irme”.

Macaluso estaba de acuerdo en seguir en el club a pesar de las deudas y de que tuviera que bañarse con agua fría, lo que no soportó fue el maltrato. “Nunca me había pasado esto en mi carrera. Que me debieran sí, que me trataran así, no. Yo no quería llegar a esto. No estaba en mi cabeza irme, estaba comprometido con el club y el plantel aunque nos bañáramos con agua fría y entrenáramos con pelotas rotas. Yo entiendo que llevar adelante un club en el fútbol uruguayo es muy difícil, pero hay maneras y maneras. Le propusimos una fórmula para solucionar las cosas, pero no había intención de arreglarlas”.

El defensa está convencido que hubiera actuado igual a los 20 años. “Estoy seguro que hubiera tomado la misma decisión, siempre fui así. El respeto no tiene edad y siempre fui de decir lo que pienso”, afirmó quien sin embargo comprende a los que se quedaron. “Nunca dije que se tenían que ir conmigo. La decisión fue personal. Y tenía que predicar con el ejemplo. Y respaldar con hechos lo que digo”.

“Papá ya no juega más en Juventud”.

El defensa vive en Lomas de Solymar y está entrenando solo. “Salgo a andar en bicicleta y ya varios profes amigos se pusieron a las órdenes, Hubo mucha gente que me mandó mensajes felicitándome”, contó. Entre ellos sus jóvenes compañeros de Juventud, quienes le dan las gracias. “A mi hijo le dije que su papá no jugaba más en Juventud y nada más. Ellos siempre se ponen la camiseta del equipo que defiendo”, explicó sobre Filippo, su hijo de siete años. A Mica, de casi cuatro años, no fue necesario. Hoy “Maca”se ocupa de llevarlos y traerlos del colegio mientras se prepara para seguir jugando. “Estoy escuchando alguna propuesta, a ver si sale algo del exterior también”, dijo quien no tiene representante y es libre. “A esta altura ya sé cómo manejarme. Y siempre hay gente que me llama a ver si me pueden ofrecer en algún lado”.

SABER MÁS

Peñarol: Cero rencor, cero remordimiento

Macaluso jugó en 14 clubes, algunos de Italia, Francia y México, pero lo que más valora es su pasaje por Peñarol, donde jugó del 2012 al 2015. “Salir campeón con el cuadro del que uno es hincha es algo que no le pasa a todos”, explicó quien era muy querido por los hinchas aurinegros, pero tuvo que irse cuando Bengoechea le dijo que no estaba en sus planes. “No me quería ir, pero Pablo fue de frente y me dijo que no me iba a tener en cuenta. Cero remordimiento y cero rencor. Son gustos de los técnicos. Luego nos encontramos y nos dimos la mano mirándonos a los ojos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados