Peñarol

Macaluso jugó 3’ y fue ovacionado

“¡Lo que me perdí!”, le dijo su madre al zaguero cuando lo llamó esa noche.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la cancha. La emoción de Macaluso quedó atrás y disfruta de sus primeros minutos. Foto: Ariel Colmegna

Corrían 87’ del partido frente a Fénix. Peñarol ganaba 2 a 0 y el técnico Pablo Bengoechea llamó a Damián Macaluso para que entrara por Píriz. Fueron los primeros minutos del zaguero en el torneo Clausura. Ya no quedaba mucho tiempo, pero fiel a su estilo Macaluso entró corriendo como si se jugara la final del mundo.

Lo que nunca hubiera imaginado fue la ovación que bajó de las tribunas. El aplauso comenzó cuando se puso la camiseta y duró hasta que el cambio fue anunciado por los altoparlantes. "Fue una gran alegría volver a entrar a la cancha. Me sentí muy contento de haber tenido la oportunidad. Un capítulo aparte fue el momento que me tocó vivir con la gente. No me lo imaginaba, ni lo esperaba. Fue una emoción muy grande. No imaginaba una demostración de cariño tan grande para mí que tengo pocos años en el club. Estoy muy agradecido", dijo Macaluso, quien recién tomó consciencia de lo que había vivido más tarde. "Me llegaron muchísimos mensajes y mucha gente me llamó, entonces me puse a pensar lo que significó. No sé por qué pasó, supongo que por mi manera de jugar, o la forma en que defiendo los colores. No lo sé... Siempre trato de dar el máximo en lo mucho o lo poco que juegue y de ser positivo para el plantel", explicó el defensa, que lleva tres temporadas en el club y termina su contrato a mitad de año.

Como no había jugado en todo el Clausura, el domingo no había nadie de su familia en el estadio. Ni su madre, ni sus hijos pudieron ser testigos de la ovación que le dedicó la hinchada. "¡Lo que me perdí!", le dijo lamentándose su madre cuando lo llamó esa noche.

La pesca.

Ayer estuvo toda la mañana pescando en el Balneario Argentino, desde la costa. "Tenemos una lanchita, pero como algunos de los muchachos no podían, no valía la pena salir. Me vine solo después de dejar a mi hijo en la escuela y luego se sumó el Canario", relató Macaluso refiriéndose a Luis Aguiar.

El grupo de pescadores del plantel está también integrado por Marcel Novick, el "Hormiga" Valdez y Gonzalo Viera. "Somos parejitos, hay que tener suerte y algo de conocimiento".

Ayer no hubo fortuna. "Poca cosa sacamos, algunas corvinas y roncaderas grandes nomás". Como eran chicas fueron de vuelta al agua. Si hubieran sido piezas más grandes, corvina o brótola las hubiera hecho a la parrilla.

"Siempre me gustó pescar, es algo que disfruto y que muchas veces necesito para despejarme un poco. Es desestresante", relató. Es más, la pesca fue importante durante este torneo, donde Macaluso pasó de ser titular en el semestre pasado a esperar siempre en el banco o incluso quedar afuera del plantel.

"No hubo un momento en el torneo en que perdí la esperanza de jugar. La esperanza, como se dice, es lo último que se pierde. Uno siempre piensa que va a tener una oportunidad y trabaja todos los días para eso. Después, cuando el técnico da el plantel y no estás es muy difícil. Pero ahí entra a jugar la cabeza del jugador. Hay que saber equilibrar la cabeza y en eso la pesca ayuda", le aseguró a Ovación.

"Yo estoy tranquilo porque siempre he hecho lo mejor, después no depende de uno. Lo importante es que siempre tengo esas ganas y esa esperanza de jugar. Siempre quiero estar. Después es el técnico el que decide. Juegan once y el plantel es muy bueno. Hay jugadores de mucho nivel y calidad, por eso hay que aprovechar los minutos que nos den. Hay que trabajar y ser siempre positivo", insistió. Y pasó a referirse a lo que se viene.

"Tenemos un partido muy difícil porque Racing se juega entrar a una copa y va a pelear por esos puntos. Es un equipo que juega bien, pero todo depende de nosotros, por suerte. Tenemos que lograr el primer objetivo que es ganar el Clausura, para jugar las finales", finalizó Maclauso, quien no olvidará lo que vivió el domingo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º