argentina

Luz verde a Tinelli para la AFA

Lo que empezó como una batalla terminó en una reunión de amigos que pactó una tregua hasta marzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tinelli

El kirchnerismo participó directamente para que Marcelo Tinelli consiguiera ser habilitado para competir por la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Daniel Scioli, candidato presidencial por el kirchnerismo y La Cámpora -la agrupación política que dirige Máximo Kirchner, el hijo de Néstor y Cristina- tuvieron una participación decisiva para que Tinelli compita en las elecciones para dirigir el fútbol argentino , que se postergaron para el 1° de marzo de 2016, pactando una tregua con el sector grondonista.

"Tienen que jugar todos". Era una orden y había que cumplirla. Venía de los más altos estamentos del gobierno argentino, que aporta 1.440 millones de pesos (unos US$ 155 millones al cambio oficial de ayer) durante 2015 para tener el Fútbol Para Todos.

Era el llamado que faltaba para que Marcelo Tinelli consiguiera su primer objetivo: lograr la habilitación como candidato para las elecciones de la AFA. La tarde caía sobre Buenos Aires y en el edificio de la calle Viamonte (sede de la AFA) se sucedían las reuniones para evitar lo que parecía imposible: la fractura entre los clubes que apoyan al zar televisivo y los que se encolumnan detrás de Luis Segura, el actual presidente de la AFA, proveniente del riñón del grondonismo.

A la mañana, los grupos estaban divididos. Los tinellistas habían acordado reunirse en el Hotel Panamericano; el hijo de Segura (Luis Fernando) y Miguel Silva (secretario general del comité ejecutivo) estuvieron en la AFA desde temprano. Los hombres del presidente (Segura padre se recupera de una intervención quirúrgica) contaron los votos que tendrían en una hipotética votación.

El tablero no los favorecía. Tinelli tenía entre 28 y 32 adhesiones. Como mucho, los grondonistas llegaban a 15. Entonces, un interlocutor clave se sumó a la mesa de negociaciones: Santiago Carreras, el hombre de Máximo Kirchner y La Cámpora en la AFA.

El senador provincial bonaerense intentó componer. Y avisó que no tenía sentido llevar la cuestión al extremo. La batalla estaba perdida.

En paralelo, Daniel Scioli hacía lo suyo. Su vicegobernador, Gabriel Mariotto, volvió a acompañar a Eduardo Spinosa, presidente de Banfield, tesorero de la AFA y uno de los principales operadores de Tinelli, en las reuniones.

El asesor de Scioli, Lautaro Mauro, también intervino en las negociaciones para evitar una noche agitada en la AFA.

Las llamadas telefónicas, los mensajes de texto y los chats se sucedieron para que en el grondonismo sin Grondona entendieran que no era el tiempo de la lucha, sino del consenso.

"Tienen dos opciones: o entienden que pierden y negocian o se van de la reunión con la cara llena de dedos", graficó un dirigente que hubiese votado a favor de Tinelli.

"Si se vota hoy, habrá gritos y el diálogo será áspero. Puede haber hasta sillazos", decían del lado grondonista, como si se tratara de la previa de una batalla.

A las 17, una hora antes de que comenzara la reunión del comité ejecutivo, los tinellistas creían que su líder se presentaría ante sus pares y pediría formalmente la reinterpretación del artículo 50, para evitar los cuatro años de antigüedad como dirigente y quedar, así, habilitado como candidato a presidente de la AFA.

Media hora después, las deliberaciones tuvieron un único escenario: la cuadra de la AFA. La calle Viamonte, entre el 1300 y el 1400, lucía vallada, tanto en la esquina de Talcahuano como en la de Uruguay. Tres camiones de la policía custodiaban que todo estuviera en orden. Unos minutos después, Tapia y Segura hijo salieron del edificio de la AFA.

"Estamos buscando la unidad que todos queremos y un fútbol mejor que el que tenemos", dijo el yerno del sindicalista Hugo Moyano, presidente de Barracas Central, antes de subirse a la camioneta del hijo de Segura. Juntos, fueron a una oficina ubicada en Montevideo y Córdoba, que sería de Pascual Caiella, vicepresidente de Estudiantes de La Plata. Allí esperaron a Tinelli. "Por más que hoy no haya elecciones, hay poder para repartir", razonaron cerca de Tapia.

En ese lugar se buscó el consenso y se llegó a él. "Aceptan aprobar la reinterpretación del artículo 50 a cambio de la postergación de las elecciones", contó un tinellista.

Segura y los suyos pedían 100 días de paz social, para calmar los ánimos, independizarse de las elecciones nacionales y tener algo de tiempo para poder armar a un candidato para competir con Tinelli.

La postergación electoral fue un pedido de Independiente, lo que abre la puerta para una eventual postulación de Hugo Moyano. El líder sindical está tan habilitado como Juan Sebastián Verón (Estudiantes) y el propio Tinelli para competir.

Se determinó, por unanimidad, que las elecciones serán el 1° de marzo, decisión que será refrendada en la Asamblea ordinaria.

"Hemos logrado el consenso entre las dos partes para el bien del fútbol argentino". Tapia trajo la noticia una hora después, a su regreso a la AFA. Unos pisos más arriba, los suyos terminaban de negociar lo que ya era una capitulación. Tinelli estaba habilitado por unanimidad, Roberto Fernández regresaba al Consejo Federal (había sido echado por decisión del presidente Segura, quien no le perdonó su apoyo a Tinelli) y se creaba una vicepresidencia tercera en la AFA. Su ocupante sería, claro, Marcelo Tinelli.

Fue el fin de un día que empezó con clima de guerra y cónclave casi de amigos. Una tregua que, al menos, durará seis meses.

Cuentas de la AFA bajo la lupa.

La primera cuestión que desvela a Tinelli, incluso antes de armar su equipo de trabajo, es tener en claro el estado de cuentas de la AFA y su situación tanto económica como financiera. Con Matías Lammens como su gran armador político, en el cónclave de Viamonte se solicitó una auditoría interna al oficialismo, que accedió a realizarla entre los meses de octubre, noviembre y diciembre.

De esta manera, se pondrán bajo la lupa los egresos, pero fundamentalmente los ingresos por los contratos con los sponsors de la selección argentina, el acuerdo del Fútbol para Todos con sus proyecciones a 2016 y el vínculo con las empresas Santa Mónica y Torneos. En este último punto, se analizará la comercialización de los sponsors y proveedores oficiales de la selección. En tanto, con Torneos se pondrá en estudio la heredada organización de la Copa Argentina y la transmisión de los torneos argentinos al exterior. El flamante candidato a presidente se propuso ir a fondo para que en un plazo de seis meses se puedan conocer los números de la AFA y así poder sanear una economía que está al rojo vivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)