ESPAÑA

Luis Suárez y su inmaculado historial disciplinario en LaLiga

El uruguayo lleva 223 partidos disputados en el torneo español y jamás ha sido expulsado. El aprendizaje de lo ocurrido en Brasil 2014.

Luis Suárez
Luis Suárez. Foto: EFE

Aquella tarde del 25 de junio 2014 fue muy angustiante en Natal, al nordeste de Brasil. El triunfo 1-0 de Uruguay sobre Italia con el gol del capitán Diego Godín que había significado el pasaje a los octavos de final de la Copa del Mundo no se disfrutaba, porque se esperaba la sanción que recaería sobre Luis Suárez por la mordida a Giorgio Chiellini.

En Río de Janeiro, a donde precisamente la delegación celeste debía viajar para enfrentar a Colombia en el estadio Maracaná unos días más tarde, se definía la pena que se le aplicaría al "Pistolero". Y llegó la peor noticia: suspensión de siete partidos y debía abandonar territorio brasileño. Aunque pareciera mentira, Suárez había sido exiliado del Mundial, en una decisión sin precedentes.

El llanto de Luis abrazado a "Minguta", el utilero celeste pero por sobre todo el cable a tierra que tenían los futbolistas, quedó grabado en la retina de todos. Él sabía que había cometido un error, pero también que no era para tanto. Ni el propio Chiellini avalaba la dureza con la que había sido castigado el delantero uruguayo.

Luis Suárez y "Minguta". Foto: Archivo El País.
El abrazo de Luis Suárez y "Minguta" en Natal. Foto: Archivo El País.

Aquella sanción, dificilísima de asumir y con connotaciones tremendas porque el equipo no se pudo reponer de tal golpe anímico y terminó sucumbiendo 2-0 ante Colombia sin poder de reacción, marcó la vida de Suárez.

Vio por entonces cómo la posibilidad de cumplir su sueño de jugar en Barcelona tambaleó, pero finalmente el club culé confió en él e igualmente lo contrató. Allí hizo una carrera magistral hasta convertirse en el tercer máximo goleador histórico del club, al que poco le importó deshacerse de él por cuestiones más políticas que deportivas.

Tanto fue lo que marcó a Suárez aquella dura sanción que a partir de entonces nunca más fue expulsado. Protestón, quejoso, vehemente, piscinero... Sí, lo es, porque la intensidad con la que vive el fútbol lo lleva a eso. Sin embargo, nadie podrá decir que es violento o "mala leche". Ya han pasado 223 partidos jugando por LaLiga y nunca vio una tarjeta roja. La única vez que lo expulsaron desde entonces fue el 7 de febrero de 2017 por Copa del Rey y —vaya ironía— ante Atlético de Madrid por doble amarilla.

Otro dato: Suárez fue expulsado una sola vez defendiendo a la Selección y fue la roja más celebrada por todo el pueblo uruguayo, pues fue producto de aquella mano en la línea del arco por los cuartos de final de Sudáfrica 2010 ante Ghana que se transformó en el penal fallado por Gyan a falta de nada para finalizar el partido.

Mirando en retrospectiva, aquella sanción de la FIFA fue sin dudas excesiva, pero también resultó un correctivo tan potente que impactó para bien en la conducta de Luis Suárez, un goleador implacable que se dedica a lo suyo: definir partidos y ser campeón, como lo hizo este sábado con Atlético de Madrid.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados