ESPAÑA

Luis Suárez: Gol, título y lágrimas de un futbolista nacido para ganar

El "Pistolero" fue el gran ganador de LaLiga, porque se repuso a su salida traumática de Barcelona y demostró que el equipo culé lo precisaba más a él que él al club.

Luis Suárez
Luis Suárez con la copa y junto a sus hijos en Majadahonda. Foto: EFE

Hace siete años y seis días Atlético de Madrid empezaba a disfrutar a Diego Simeone. El 17 de mayo de 2014 se coronaba campeón de LaLiga con tres uruguayos en su plantel. Uno de ellos fue decisivo, porque anotó el gol que valió el título. Ese celeste fue Diego Godín, quien ante Barcelona y en el mismísimo Nou Camp se elevó tan alto cuanto pudo, metió un gran cabezazo y estableció el 1-1. El empate les bastaba para ser campeones y lo bancaron hasta el final para celebrar el título.

Un joven José María Giménez y un experimentado Cristian “Cebolla” Rodríguez eran los otros dos uruguayos futbolistas, aunque también estaba el profesor Oscar Ortega, pilar del “Cholo” Simeone.

Este sábado 22 de mayo de 2021 nuevamente tres uruguayos se coronaron como los mejores de España vistiendo la casaca rojiblanca. Repiten el profe y Josema y ganan LaLiga por vez primera como colchoneros Luis Suárez y Lucas Torreira. Y otra vez un uruguayo fue pieza fundamental: el “Pistolero”.

Luis Suárez, Lucas Torreira y José María Giménez
Luis Suárez, Lucas Torreira y Josema Giménez con la bandera uruguaya. Foto: Atlético de Madrid

“Entramos en Zona Suárez”, dijo Simeone hace más de una semana. Él llama así al momento del torneo en que aparecen los cracks, los fuera de serie, los distintos, los que derrochan jerarquía cuando más se los precisa. Entonces Luis demostró que el “Cholo” tenía razón, porque en el juego con Osasuna de la pasada semana convirtió el 2-1 en la hora que dejó al Atlético de cara al título y este sábado, en la última fecha, volvió a hacer el gol que valió el campeonato con un robo de pelota en la salida rival, una carrera a pura potencia y una definición milimétrica de zurda para poner la pelota contra el palo. Como Godín hace siete años, un uruguayo definía el título a favor del Atlético.

“Me menospreciaron”

Luis Suárez
Luis Suárez empieza la carrera del festejo de su gol a Valladolid. Foto: AFP

Una vez pitado el final y desatada la locura, el depredador del área, ese que terminó con 21 goles convertidos, dio paso al ser humano. Entonces brotaron las lágrimas cuando allí, sentado sobre el campo de juego de un Valladolid que con la derrota perdió la categoría, Suárez fue Luis. Tomó el teléfono y se comunicó con la familia, esa que siempre lo bancó, la que como él mismo dijo fue la que más sufrió al tener que abandonar Barcelona para marcharse a Madrid.

Atrás quedaron los amigos y la ilusión de terminar la carrera en Barcelona, club del que es el tercer máximo goleador histórico. También surgió el sentimiento de alivio, pero sobre todo el de revancha. “Me menospreciaron, pero Atlético me abrió las puertas para seguir demostrando que uno está vigente y por eso siempre le voy a estar agradecido a este grandísimo club”, dijo el “Pistolero” aún en la cancha a la televisión.

Es indudable que Luis Suárez fue el gran ganador de esta temporada. Atlético de Madrid es el campeón, pero el foco estaba puesto en qué sería capaz de hacer el uruguayo sin su amigo Lionel Messi al lado. Su debut se dio en la tercera fecha. Se presentó con un doblete en el 6-1 de Atlético a Granada y allí empezó a verse que el capricho de Josep María Bartomeu de sacar al “Pistolero” de Barcelona para quitarle poder a Messi en el vestuario había sido un gran error.

El presidente culé prácticamente le había regalado a una de sus estrellas a un rival directo. Esa fue la gota que derramó el vaso para los hinchas blaugranas, que perdieron toda confianza en el presidente, quien terminó apartado del poder y sometido a la justicia. Mientras, Suárez se dedicaba a hacer goles que Atlético aprovechaba para comandar LaLiga.

Ganó cinco de siete ligas

Luis Suárez
Luis Suárez y todo Atlético celebra su gol. Foto: EFE

Entre el buen andar de Suárez y Atlético y los tumbos del Barcelona comandado por Ronald Koeman, ese que le hizo el mandado a Bartomeu y le comunicó a Luis que con él no iba a jugar, se generó la duda: ¿Barcelona precisaba más de Suárez que Suárez de Barcelona? A la vista está que sí, porque el club catalán llegó a la última fecha sin chance de ser campeón y el salteño terminó coronado.

“Este título es especial por todo lo que me tocó sufrir, pero ahí están mis estadísticas: cinco de siete ligas ganadas y ahí está Luis Suárez”, respondió el uruguayo cuando le preguntaron si esta consagración tenía un sabor distinto respecto a las cuatro anteriores ganadas con Barcelona.

A los 34 años la vigencia de Suárez está intacta. Es cierto que no estuvo en la pelea por el Pichichi, que en esta oportunidad lo volvió a ganar su amigo Messi con 30 tantos y Luis quedó cuarto con 21, detrás de Karim Benzema (Real Madrid) y Gerard Moreno (Villarreal), quienes lograron 23, pero apareció en los momentos en que el equipo más lo precisó. Es ahí cuando se hace la diferencia y el salteño devolvió con tantos la confianza que le tuvo el “Cholo” cuando lo pidió y lo convenció de que llegar al Atlético era su mejor opción y la dirigencia cuando lo contrató.

Fuente de Neptuno - Atlético de Madrid
El pueblo colchonero se fue a celebrar a la fuente de Neptuno, adornada con los colores del Atleti. Foto: AFP

Ahora vendrán los nuevos desafíos. A Suárez le queda un año más de contrato con Atlético, aunque tiene una cláusula que le permite salir libre el 30 de junio si lo desea. Sin embargo, con LaLiga ya abajo del brazo ahora el foco está puesto en ser protagonista en la Liga de Campeones, esa en la que en la última edición no pudo avanzar más allá de los octavos de final. Y sobre todo seguir en el más alto nivel, porque el Mundial de Catar 2022 será el último suyo con la Celeste y quiere que sea inolvidable.

uruguayos

Los que se quedaron por el camino

Así como Suárez, Giménez y Torreira se coronaron campeones, otros uruguayos quedaron por el camino. Federico Valverde, por ejemplo, no pudo conseguir el bicampeonato con Real Madrid. Por su parte, Gastón Silva perdió la categoría con Huesca al igual que Lucas Olaza con Valladolid. Eibar fue el otro equipo que descendió. Atlético, Real, Barcelona y Sevilla jugarán Champions, en tanto Real Sociedad, Betis y Villarreal disputarán la Europa League.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error