SELECCIÓN

Luis Suárez demoró seis minutos en volver al gol a 28 día de la operación

"Lucho" jugó por primera vez después de la intervención quirúrgica, hizo un tanto y gestó otro. Volvió recargado.

Luis Suárez en el Uruguay vs. Panamá
“Pistolero”. Entró junto a Cavani, levantaron la energía de la gente y él anotó un gran gol de tiro libre. Foto: Gerardo Pérez

Uruguay ganaba 1-0 sobre Panamá y la gente disfrutaba, pero sólo eso. El clima en las tribunas era más frío que la noche, que por cierto estaba solo fresca. Todo cambió cuando la gente vio que Luis Suárez y Edinson Cavani se calzaban la Celeste para entrar.

Los ídolos siempre generan algo distinto y quedó claro. El público se encendió, empezó a alentar como no lo había hecho hasta entonces y eso se trasladó a la cancha.

Uruguay jugaba bien, pero sólo cumplía con el trámite. Tenía la pelota, pisaba más el área rival, Muslera se enfriaba en el arco y el mediocampo pasaba bien la pelota, pero no definía. Hasta que entraron los monstruos.

La gente quería festejar sus goles. Ya había celebrado el de Gómez, pero con el respeto y cariño que se le tiene a Maxi, estaba claro que los hinchas habían ido a ver los de Luis y Edi. Y el “Pistolero” se los dio.

Encaró, le hicieron falta al borde del área, la cobró y puso el balón en el ángulo. Golazo y señal de tranquilidad por si alguien no la tenía: Luis sigue siendo Luis.

A 28 días de haber sido operado de meniscos en la rodilla derecha, jugó y anotó, tal cual lo hizo en Brasil 2014. Entonces, a los mismos 28 días le marcó un doblete a Inglaterra para el triunfo 2-1 que puso a Uruguay rumbo a los octavos de final. Anoche solo demoró seis minutos para confirmar su romance con la red, ese que había interrumpido el 1° de mayo, cuando le anotó a su querido Liverpool por Champions en el 3-0 de Barcelona en la ida disputada en el Camp Nou. Seis días después (el 7) más tarde jugó la vuelta en Anfield, llegó la caída 4-0, la eliminación y la operación.

Suárez reapareció en el Centenario exactamente un mes después y lo hizo con movilidad, explosión y gol. Incluso fue partícipe directo en la jugada del golazo por Federico Valverde para sellar el 3-0 al desbordar por derecha, asociarse con Gastón Pereiro, recibir la pared y tirar el centro que derivó en el despeje que “Pajarito” tomó de aire para clavar el balón contra el palo de Mejía.

Volvió Luis y lo hizo recargado. Como para que no queden dudas de que Uruguay llegará a la Copa América de Brasil con el mejor 9 del mundo en plenitud.

“Maxi” y un gol que le da confianza a él y a todos.

Maximiliano Gómez anotó su segundo gol con la camiseta uruguaya y fue el corolario de una muy buena jugada colectiva. Combinación Nández, Cáceres, Nández; pelota profunda para Giorgian De Arrascaeta, pecho, centro sin dejarla caer y cabezazo del centrodelantero de Celta de Vigo de pique para poner el 1-0. Un tanto importante para iniciar la fiesta en la despedida y de suma importancia para la confianza de “Maxi”. Su salida para dejarle el lugar a Luis Suárez no hace más que confirmar que Gómez es hoy el reemplazante directo del “Pistolero”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)