FÚTBOL

Luis Suárez y un año imborrable

El “Pistolero” tuvo un 2015 fabuloso: conquistó cinco títulos de seis disputados con el sello histórico de la “MSN”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Suárez festeja con los hinchas la conquista de la Champions League. Foto: Archivo El País.

El 2015 ya llega a su fin y tanto por Luis Suárez como por sus legiones de seguidores ojalá que no terminase nunca, porque uno echa la vista hacia atrás y resulta casi imposible poder imaginar un año con más gloria y éxitos que el que ha disfrutado el salteño, sobre el que se puede decir, sin dudar, que vive su mejor momento como futbolista.

Si 2014 fue un año en el que el "Pistolero" protagonizó una auténtica montaña rusa de experiencias en muy poco tiempo, que lo pusieron por las nubes con sus 31 goles en Liverpool y su doblete ante Inglaterra, y lo bajaron hasta el infierno con el mordisco a Chiellini y el posterior castigo; este 2015 fue un constante camino de subida que lo ha llevado directamente a hacer historia con el Barcelona, logrando conquistar cinco títulos de los seis que disputó: Liga, Champions League, Copa del Rey, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes.

Más allá de estos trofeos, el mejor título que podía conquistar Luis Suárez era otro en el que se matriculó con honores. Su gran reto al llegar al equipo del que siempre fue hincha consistía en hacerse un hueco entre dos de los mejores jugadores del mundo, Messi y Neymar; y allí donde otros grandes futbolistas fracasaron, el uruguayo no sólo logró mostrar sus mejores virtudes sino mejorarlas, así como también las de los otros dos, hasta formar una sociedad ofensiva que roza la perfección: la "MSN".

Un tridente de delanteros que va a terminar el año con más goles que la mayoría de los equipos del mundo: 134 a la espera del último compromiso de la temporada. Como decíamos, formar parte de este triángulo ya es un título en sí y también es una garantía de éxitos a futuro, ya que sólo ellos fijarán sus límites.

Cada año se suele cerrar pensando en los mejores deseos para el siguiente pero, tras uno así ¿qué más se podría pedir para un Luis Suárez más allá de que alargue su dulce momento todo lo que pueda? Sí que lo hay. Muchos uruguayos viven como suyos los éxitos de Luis y sólo esperan que llegue ya 2016, el año en el que el "Pistolero" volverá a vestirse de celeste.

El "Pistolero" resultó letal en la fase decisiva de la Champions League.

Suárez comenzó a ser decisivo en la Champions League en los octavos de final: con un doblete en menos de 15’ en el Etihad con el que encarriló la serie ante el Manchester City. Ya en cuartos, conquistó París con otros dos goles, con caño incluído a David Luiz en ambos. La frutilla la puso con otro tanto en la final ante la "Juve" y terminó el torneo con 7 goles.

La mejor manera de ganarse a la hinchada: goles en los clásicos.

Su primer clásico ante Real Madrid en 2014 significó su debut con el "Barça" y con los dos de 2015 se metió en el bolso a toda la hinchada culé: en marzo convirtió un golazo ante los zagueros merengues cuando más sufría su equipo y salvó el partido (2-1); y el pasado mes de noviembre abrió y cerró con un doblete la goleada por 4-0 que se registró en el Bernabeu.

La frutilla: coronarse como mejor jugador del Campeón Mundial.

El Mundial de Clubes fue el quinto título de los seis disputados por el "Barça" y Luis Suárez lideró al equipo ante las dolencias que afectaron a Neymar y Messi. El salteño anotó tres goles al Guangzhou Evergrande chino en la semifinal del torneo y otros dos más a River Plate en la final, siendo elegido después como el mejor jugador del certamen intercontinental.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º