PEÑAROL

Luis Acevedo cumplió un sueño y recuerda el esfuerzo de sus padres

Su papá lo llevaba a él y a sus dos hermanos a entrenar en bicicleta desde Villa Española al Prado cuando jugaban en Liverpool y hoy disfruta de su presente en Peñarol. 

Luis Acevedo. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Acevedo debutó el sábado con la camiseta de Peñarol, entró a los 81', participó en el tercer gol, asistió en el cuarto y anotó el quinto ante Rampla. Foto: L. Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Desde Villa Española al Prado muchos optan por tomarse el 306. Hoy en día existe la opción de Uber o Easy Go, pero Miguel Acevedo no tenía tantos recursos económicos como para pagar cuatro boletos y llevar a sus hijos a entrenar al baby fútbol de Liverpool. Lo que sí tenía era muchas ganas. Le dedicaba gran parte de su día a esos chicos que soñaban con ser jugadores de fútbol y los llevaba en bicicleta.

“Mi padre nos iba a buscar porque vivíamos con mi madre y nos llevaba a los tres en bici: dos en el cuadro y otro en el manillar. Y allá íbamos, desde Villa Española al Prado. No había día que no fuera por nosotros y no dejaba que faltáramos a las prácticas. No tengo palabras para agradecerles a mis padres todo el esfuerzo para que pudiéramos jugar”, le contó a Ovación Luis Acevedo, el fanático de Edinson Cavani que el sábado tuvo un debut soñado con Peñarol ante Rampla Juniors: entró a los 81’, participó del tercer gol, asistió a Gastón Rodríguez en el cuarto y convirtió el quinto.

Con 22 años llegó a Peñarol proveniente desde Cerro, donde hizo todas las formativas, pero antes jugó el baby fútbol en Liverpool, Danubio, Peñarol (entrenó dos meses y nunca fichó) y Nacional.

Lo que más recuerda el delantero de sus comienzos es el esfuerzo de su padre. “Íbamos en bici y a veces si se pinchaba terminábamos yendo en ómnibus o caminando porque no siempre había plata para el boleto. Mis padres siempre fueron muy trabajadores y lucharon para que a nosotros no nos faltara nada y encima nos apoyaban siempre para ir a jugar al fútbol”.

Los Acevedo que iban en bici desde Villa Española al Prado eran tres: Matías, Nicolás y Luis. El primero dejó el fútbol por un reuma y hoy trabaja en una peluquería; el segundo siguió en Liverpool, hizo las formativas, debutó en Primera División y fue una de las grandes figuras de la selección Sub 20 en el Sudamericano de Chile, pero según contó Luis, “de chico Nico no quería saber nada con el fútbol, pero después se terminó enganchando y mirá ahora”.

LA CIFRA

7 goles

Lleva convertidos Luis Acevedo en 13 partidos disputados en Primera División. Seis los anotó en Cerro, donde tuvo 12 presencias, y uno en Peñarol, en su debut el sábado frente a Rampla Juniors en el Campeón del Siglo. 

Pasó la etapa del baby fútbol. Luego, Cerro fue su destino para comenzar en la preséptima y no irse más del club. “Iba al liceo 13 de Maroñas de mañana y ya me llevaba la vianda que me armaba mi madre porque después me iba al complejo de Santa Catalina a entrenar y hasta las 9 de la noche no volvía a casa”.

La bicicleta había quedado a un lado, pero el recuerdo no. Y tanto esfuerzo valió la pena. Luis debutó en Primera el 11 de agosto de 2018 en el Estadio Luis Tróccoli, donde Nacional ganó por 2 a 1.

El fin de semana siguiente se despachó con dos goles en el triunfo 3-2 ante Boston River y 15 días después, le hizo dos a Peñarol en el Campeón del Siglo, donde empezó a despertar el interés mirasol.

En la Primera de Cerro, Luis Acevedo jugó 12 partidos (todos como titular), anotó ocho goles y en diciembre sonó el teléfono: “Podés ir a Peñarol”. Las palabras mágicas.

Días de incertidumbre, noches sin dormir y mucha ansiedad. “Cuando me dijeron que estaba la posibilidad me puse muy contento. Solamente se lo conté a mis padres y hermanos porque no quería que nadie supiera nada hasta que no se concretara. Yo estaba entrenando en un gimnasio, después arrancó la pretemporada en Cerro y los días pasaban sin novedades. Se hacía difícil dormir por la noche porque la ilusión era muy grande. Siempre quise jugar en un grande. Era un sueño”, dijo.

Y ese sueño se cumplió. Llegó la llamada de confirmación y la orden para que fuera a Los Aromos junto a Juan Izquierdo para hacerse la revisión médica. Luis Acevedo se transformó en aurinegro.

“El plantel me recibió muy bien. Hay un grupo espectacular y muy unido, con una sana competencia que nos permite a los que jugamos poco entrar y dar el máximo para aprovechar el momento. Eso también es una tranquilidad para el entrenador, que puede hacer los cambios”.

El sábado le tocó hacer su debut con Peñarol y antes de ingresar Diego López le habló: “Me paré al lado del ‘Memo’ para que me diera las indicaciones, me miró con cara de serio y me dijo: ‘mirá que tenés que hacer un gol, eh’. Al principio lo sentí como una responsabilidad enorme, pero enseguida abrí mi mente y pensé: ‘Si vine para esto, voy a entrar y a hacer un gol’. Esa mente positiva influyó para que pudiera lograrlo. Me ayudó mucho”.

Luis Acevedo se ilusiona en un año con muchos desafíos y apuntó que “hay que ir partido a partido, evolucionando y tratando de aprovechar cada oportunidad para agarrar confianza. Estamos en un equipo grande y siempre la apuesta es salir campeón”.

Los estudios
Quiere terminar el liceo
Luis Acevedo. Foto: Leonardo Mainé.

“Me quedan algunas materias para terminar el liceo y es un objetivo poder hacerlas, aunque sea de a una porque quiero terminar. Me gustaría hacer algo relacionado a la nutrición porque me gusta mucho eso”.

Es un admirador de Edinson Cavani
Le gusta ser segunda punta
Luis Acevedo. Foto: @OficialCAP.

“Me gusta jugar como segunda punta porque soy rápido y sé jugar bien por la banda, pero si tengo que retrasarme más lo hago, no tengo problema. Admiro mucho a Cavani por su esfuerzo, definición y noción de arco”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)